SD. El merenguero July Mateo, Rasputín, habría fallecido ayer en una hora indeterminada, de un infarto.

Durante todo el día le llamaron al teléfono y lo buscaron infructuosamente, hasta que rompieron la puerta de su casa y lo encontraron tendido en el piso del baño, ya muerto.

La información la dio a Notaclave.com un gran amigo de Rasputín, el productor y animador de radio y televisión Domingo Bautista.

“Anoche recibí la llamada, ya tarde en la noche, a la una de la madrugada, de Wanda su ex esposa, diciéndome que él había estado perdido el día entero, que lo llamaban, lo buscaban y no aparecía, y que a última instancia, rompieron la puerta de la casa y lo encontraron en el baño, parece que se dio un golpe, producto del infarto que le dio. Y ya sabes, la desgracia de esa situación”, narró Domingo Bautista en exclusiva a Notaclave.com.

Según Domingo, a Rasputín hace unos dos años le había dado un conato de un derrame cerebral “y le había reducido la visión en un 50%, entonces estaba haciendo cosas muy puntuales. Participaba mucho en lo de Los Años Dorados, su hijo lo llevaba a los sitios de la mano. Hacía su trabajo bien, pero tenía el padecimiento de la vista”.

Acerca de la desaparición del músico del género emblema de la música nacional Domingo Bautista opinó que “Son cosas muy fuertes, muy fuertes. Eramos muy hermanos. Teníamos una relación muy estrecha en lo personal, mucho más allá del asunto del espectáculo y todo eso”, confirmó. “En toda esa etapa mía de mis programas de televisión él fue muy solidario y siempre estuvo muy atento conmigo, y ahí se formó ese vínculo de amigos”.

“A Rasputín se deben muchos temas exitosos, Oye y El ilegal, que son adaptaciones, está el tema más emblemático para recibir el año nuevo, que se llama Viejo año, en todas las emisoras lo ponen los 31 de diciembre en la noche para recibir el año nuevo”, recordó el productor y animador del legendario programa radial Domingo Latino que acaba de cumplir 30 años en el aire.

“Tengo el compromiso moral de hacer un segmento este domingo en mi programa radial y pasar revista a su historia musical. Para mi tranquilidad emocional ya yo había dedicado en varias ocasiones programas enteros a Rasputín, porque su repertorio es muy amplio”, acotó Bautista.

El carismático hombre de los medios recordó que “Rasputín había pertenecido a la Banda Musical de la Marina de Guerra, cuando vino de su pueblo Hato Mayor, donde tuvo un rol destacado como músico, hasta que ya se lanza al ruedo comercial y participa como figura muy importante en Los Hijos del Rey, que fue una creación de Wilfrido Vargas, también perteneció a la orquesta de Wilfrido Vargas propiamente hablando, había algún rasgo de similitud en el estilo excéntrico, si se quiere, de Wilfrido y Rasputín, en el dominio de la trompeta, como figura, el movimiento en la tarima. Y también participó en la orquesta de Los Kenton, en cuanto a agrupaciones populares, hasta que formó su propia orquesta”.

Con el fallecimiento de Rasputín se pierde a uno de los músicos más adelantados del merengue, que supo inyectar elementos del jazz y de otros ritmos, sobre todo en los intro de los temas. Sus arreglos muy adelantados para los años 80 y 90 lo hicieron descollar. Lástima que aún no exista una institución del Ministerio de Cultura encargada de promover debidamente los grandes valores del ritmo nacional que van desapareciendo, y darle apoyo a aquellos músicos que han dado alegría y prestancia a la cultura musical nacional, cuando lo necesitan.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones