SD. “Creo que yo ya he tenido mi cuota de premios literarios, más de lo que me merezco. Prometo que, si no recibo el Nobel, no me voy a morir insatisfecho”, dijo alguna vez Amos Oz, otro eterno candidato al Premio Nobel, que como Borges, Tolstoi, Carpentier, Emil Zola, James Joyce, Virginia Woolf, Kafka y muchos más, se fue de la vida sin ganarlo.

Este 28 de diciembre ha partido del mundo, uno de los grandes escritores de la contemporaneidades, que se convirtió en la conciencia crítica de su pueblo Israel, Amos Oz.

Tenía apenas 79 años de edad y un cáncer le arrebató la vida en Tel Aviv. Había nacido en Jerusalem el 4 de mayo de 1939.

En España se han editado varios de sus libros sobre todo las novelas, pues además escribió cuentos, ensayos y poesía, y entre sus títulos más destacados se encuentran Mi querido Mijael (1968), La caja negra (1987), No digas noche (1994), Entre amigos (2013) y Judas (2014). En 2003 había publicado su novela autobiográfica Una historia de amor y oscuridad, que enseguida se convirtió en un best seller internacional, traducido a 25 idiomas, vendiendo más de 10 millones de copias. El libro fue llevado al cine por Natalie Portman en su debut como directora y donde además hizo un rol protagónico. La película fue estrenada mundialmente en el Festival de Cannes en el 2015.

Oz ejercía la docencia en la Universidad Ben Gurión, del Neguev. Él que participó en dos guerras, fue un permanente buscador de la paz y los ultranacionalistas israelíes le consideraron un traidor. Pero como humanista deja una obra y un pensamiento atrevido y polémico para los suyos respetable e interesante para los ajenos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here