Así esperan que sea el evento, los organizadores del festival de rock en Wisconsin (Fuente externa)

Los países del primer mundo miran a estos paisitos del Tercer Mundo por encima de los hombros. Nos miran con conmiseración, regalan migajas, hacen donaciones después de haberlos espoliado, y durante mucho tiempo han querido tirar las suciedades suyas debajo de la alfombra.

A pesar del perfecto desmadre de lo que sigue ocurriendo en Estados Unidos con la pandemia del coronavirus, y de la desinformación que denuncian periodistas y médicos en ese país, un evento anunciado como el primer ‘festival de inmunidad de grupo’ del mundo se prepara para el próximo mes en una comunidad de Wisconsin, en franco desafío a las recomendaciones de los principales expertos médicos no solo de Estados Unidos, sino de todo el mundo. Algo parecido (con sus distancias) como si fueran unas elecciones dominicanas.

Bill Gates dijo este jueves, en una entrevista en CNN, que es desafortunado que algunas personas sientan que llevar una mascarilla es una cosa de la política. Mientras que en el 60% de los estados, se recrudecieron las infecciones.

Bill Gates (Fuente externa)

La catastrófica situación de Estados Unidos con el Covid 19, mezclada con las elecciones de noviembre se parece mucho, pero magnificada al 7.000 por ciento a la situación de República Dominicana, donde los partidos enfrentados en las elecciones obligan a una situación que podría traer una crisis mayor.

Si bien el coronavirus ha provocado el aplazamiento o la cancelación de todo tipos de eventos en todo el mundo, este festival de tres días se celebrará del 16 al 18 de julio en Ringle. Diferentes bandas como Statis-X, Nonpoint, Dope, Bobaflex o Royal Bliss son algunas de los anunciados para presentarse en este festival que tendrá lugar en un escenario al aire libre en el Q&Z Expo Center del estado de Wisconsin, sin contemplar medidas de distanciamiento social entre los asistentes.

Esto le convierte en el primer festival de rock con grupos importantes que tendrá lugar obviando las recomendaciones de seguridad contra el coronavirus desde que la pandemia empezó.

Mientras el mundo entero sigue tratando de acorralar la pandemia, una masa de irresponsables de la misma esencia de los que no tienen conciencia aquí mismo sobre la necesidad del distanciamiento social.

«Cuando el confinamiento empezó mi primer pensamiento fue ‘ok podemos estar así dos semanas. Entonces continuó, los planes se cancelaron y empecé a preocuparme no solo por el Covid, sino por cuestiones físicas y económicas».

«Como humanos necesitamos contacto con otros humanos. Los streams no son lo mismo, necesitamos el vivo, sentirlo hasta los huesos con gente a nuestro alrededor», dice una publicación del evento en Facebook.

En el anuncio del festival en su página de Facebook, una persona amante del rock pregunta si las entradas son de admisión general, es decir, sin zonas diferenciadas ni distanciamiento social y la organización respondió de manera afirmativa.

La Corte Suprema del estado norteamericano de Wisconsin falló en contra de una orden de quedarse en casa en mayo, lo que llevó al gobernador Tony Evers a llamar a su estado el «Salvaje Oeste» al no contar con medidas de confinamiento. Que la ignorancia no es cosa de países del tercer mundo solamente.

En el otro lado del mundo Estonia vive ya el futuro

En contraposición a esto, Estonia, allá en el Báltico, un país que salió de la égida soviética en 1990, no ha tenido que recurrir ni siquiera a la cuarentena. Por disciplina natural de los estonios, andan de dos en dos, a dos metros de distancia unos de otros; el trabajo virtual es algo común en Estonia desde el 2009 (recuerden que Skype nació en Tallin, la capital estonia en 2003, de la mano de Priit Kasesalu, Ahti Heinla y Jaan Tallinn); los votos son digitales desde el 2003, todo se paga con tarjetas de crédito, el teletrabajo es bonificado para quienes dedican más horas a la semana, en los parques y en el transporte público. Allí todo se hace desde casa con el DNI electrónico: el seguro, las compras, la declaración, que te la pagan en un día, etc.

Vista de unazona céntrica en Tallin, capital de Estonia (Fuente externa)

Estonia vive ya en el futuro. La población de ese país es de 1.329.000 millón de personas.

Estados Unidos registra 2.398.491 infectados lo cual representa el 5.09% de la población y 122.238 defunciones, mientras Estonia reporta apenas 1.984 personas (el 0.004% de la población) infectadas y 69 fallecidos, de manera estacionaria hace días.

Increíblemente la pandemia ha obrado a los estonios a ser un poquito más sociables. De hecho anda una broma de que «ya era hora de que se acabase la separación de dos metros para volver a la de siempre, a los cinco metros”.

(Se han utilizado datos de El Confidencial y de una cuenta de Facebook)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here