Los premios Ig Nobel, entregados de manera virtual, por primera vez no tuvieron lugar en el verdadero Teatro Sanders de Harvard, donde siempre transcurren, y siguen siendo en su trigésima primera edición los premios donde la ciencia se ríe de la ciencia y luego dan qué pensar.

El premio, entregado el pasado 17 de septiembre, consiste en un cubo de papel con ilustraciones de bichos, que ese es el motivo central del año, a tenor con la pandemia de Covid 19, y en un billete de 10 billones de dólares… zimbabwenses que en realidad son falsos. La transmisión se hizo en inglés, español, chino, japonés. Gracias al Centro Cultural de la Ciencia en Argentina se hizo la transmisión de estos singulares premios al español.

Palmarés de los Ig Nobel

El Premio de Acústica fue para un equipo compuesto por investigadores de Austria, Suecia, Japón, Estados Unidos y Suiza. Ellos fueron Stephan Reber, Takechi Nishimura, Judith Janisch Mark Robertso y Tecumseh Fitchn, por lograr que un lagarto chino hembra emitiera un grito en una cámara hermética llena de aire enriquecido con helio. El premio lo entregó André Geim, ganador del premio Ig Nobel 20 años atrás.

El Premio de Psicología recayó en una pareja de Canadá y EEUU Miranda Giacomin y Nicolas Rule, por la creación del método de identificación de narcisistas mediante la examinación de sus cejas. El premio lo entregó el ganador del premio Nobel Erick Maskin.

El Premio de La Paz, cuyos ganadores son los gobiernos India y Pakistán por encargar respectivamente a sus diplomáticos que tocaran el timbre de la casa subrepticiamente de los diplomáticos del otro país a medianoche y salieran corriendo antes que alguien contestara.

El Premio de Física, representado por un equipo compuesto por Australia, Ucrania, Francia, Italia, Alemania, Gran Bretaña y Sudáfrica, y el premio fue recibido por Iván Miaxímov y Andrey Pototsky, por determinar experimentalmente qué sucede con la firma de una lombriz viva cuando se somete a la vibración con alta frecuencia. El premio lo entregó el ganador del Nobel Eric Maskin.

El Premio de Economía recae en representantes de escocía, Polonia, Francia, Brasil, Chile, Colombia, Australia e Italia, ellos son Chistopher Watkins, Juan David Leongómez, Jeanne Bovet, Agnieszka Zelazniewicz, Max Korbmacher, Marco Antonio Correa Varella, Ana María Fernández, Danielle Wagstaff y Samuela Bolgan, por tratar de cuantificar la relación entre la desigualdad en el ingreso nacional de diferentes países y la Candida de besos en la boca. El premio fue entregado por la ganadora del Nobel Frances Arnold.

El Premio de Gestión recayó en China a cinco sicarios de nombre Xi Guang-An, Mo Tian-Xiang, Yang Kang-Sheng, Yang Guang-Sheng y Ling Xian Si. Se concede este premio por gestionar el encargo de matar a alguien de la siguiente manera: tras aceptar el trabajo, Xi Guang-An subcontrató el encargo a Mo Tian-Xiang, que a su vez se lo encargó a Yang Kang-Sheng, quien a su vez hizo lo propio con Yang Guang-Sheng, que también lo subcontrató a Ling Xian-Si. Cada sicario recibía un porcentaje menor de la tarifa, y finalmente nadie cometió el asesinato.

El Premio de Ciencias de los Materiales se otorgó a un equipo científico de Estados Unidos y Gran Bretaña, compuesto por Metin Eden, Michelle Bebber, James Norris, Alyssa Perrone, Ashley Rutkoski, Michael Wilson y Mary Ann Raghanti, que demostró que los cuchillos construidos con heces humanas congeladas no funcionan bien. La idea era probar si era cierto que los inuits eran capaces de usar de este modo sus heces para cortar la carne. El sujeto que produjo la materia fecal para su congelación, uno de los antropólogos que firma el estudio, había comido una “dieta ártica” durante ocho días para que su excremento tuviera una consistencia realista. El premio fue entregado por el ganador del Nobel Martye Chalfie.

El Premio de Entomología fue para el investigador de EE.UU. Richard Vetter, por recoger pruebas de que muchos entomólogos (científicos que estudian insectos) tienen miedo de las arañas (que no son insectos). El estudio de Vetter tiene el ocurrente título de “Entomólogos aracnofóbicos: cuando dos patas más marcan una gran diferencia”, porque los insectos tienes tres pares de patas y las arañas cuatro. El premio fue entregado por el ganador del premio Nobel Rich Roberts.

El Premio de Medicina, recayó en los científicos de Holanda y Bélgica Nienke Vulink, Damiaan Denys y Arnold van Leon, que diagnosticaron por primera vez una condición médica largamente ignorada: la misofonía, el malestar producido por escuchar a otras personas haciendo ruidos mientras mastican. El premio fue entregado por la ganadora del Nobel Frances Arnold.

El Premio de Educación en Medicina fue creado este año para premiar a nueve líderes políticos que no han sabido combatir al coronavirus “por utilizar la pandemia viral Covid-19 para enseñar al mundo que los políticos pueden tener un efecto más inmediato sobre la vida y la muerte que los científicos y los médicos”. Ellos son Jair Bolsonaro de Brasil, Boris Johnson del Reino Unido, Narendra Modi de India, Andrés Manuel López Obrador de México, Alexander Lukashenko de Bielorrusia, Donald Trump de Estados Unidos, Recep Tayyip Erdogan de Turquía, Vladimir Putin de Rusia y Gurbanguly Berdimuhamedow de Turkmenistán son los agraciados.

Lukashenko, que llegó a decir que las saunas y el vodka curarían la covid mientras se negaba a tomar medidas, tiene el honor de tener ya dos Ig Nobel en su nombre. El primero lo recibió en el año 2013, cuando le otorgaron el de la Paz por ilegalizar aplaudir en público, que se consideraba una forma disimulada de criticarlo, lo que provocó detenciones de gente que aplaudía.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here