(nteligencia Artificial (Fute externa)

(Las fotografías e ilustraciones utilizadas en este trabajo son de fuentes externas)

Puede, debe y de seguro habrá más, pero hasta ahora, al menos se han detectado unos 27 puestos de trabajo que van a desaparecer en poco tiempo.

República Dominicana es un país abierto a cambios tecnológicos de avanzada, siempre y cuando no afecten los bolsillos de los grandes empresarios. Tan es así que no fue posible la implantación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en septiembre 2015 como se había planificado, y el Poder Ejecutivo emitió un nuevo decreto, el 294-15, el cual extiende hasta el 2021 dicha implementación en el país.

Esto parece una cosa de juego de muchachos, pero significa la retranca natural al desarrollo tecnológico por algunas empresas.

Lo expuesto no hace más que corroborar que República Dominicana está abierta al desarrollo siempre y cuando no se trate de saltos significativos, trascendentales, que afecten de alguna manera el sereno fluir del tiempo.

Los puestos de trabajo que van a desaparecer aún están vigentes en muchos países, de hecho en República Dominicana muchos peligran ahora mismo.

Un reportaje de Business Insider ha detectado 27, pero algunos mas podrían desaparecer en República Dominicana si de verdad nos adentrásemos en la senda del desarrollo científico-técnico. Puestos como el chofer de concho y el de motoconchista podrían desaparecer a medida que el transporte público se desarrolle de manera eficiente a través de una red estatal que garantice la automatización y expansión de líneas de transporte en el metro, funiculares, guaguas y otros.

Cabría agregar el de buena parte de los choferes de patanas si se desarrollara el ferrocarril de carga y transporte de personas a distintas zonas del país.

Eso por solo mencionar el caso del transporte. Si nos vamos a los medios, dejarán de existir poco a poco las emisoras tradicionales de radio y los canales de televisión. Eso sin mencionar los medios impresos, donde desaparecerían hasta los propios periodistas. De hecho hace pocas semanas un robot de Inteligencia Artificial ha logrado redactar una noticia de manera exacta.

Según plantean un estudio encargado por la compañía multinacional estadounidense Dell, especializada en productos relacionados con la tecnología, aún no se han inventado el 85% de los trabajos que estarán disponibles en una década. Y muchos de los trabajos existentes hoy dejarán de existir para el 2030.

El Banco de Inglaterra ha predicho que unos 15 millones de empleos del sector servicio sucumbirían a la automatización y esta sociedad actual, de por sí antiutópica podría convertirse en un caos solo visto en películas de ciencia ficción al ampliarse la brecha entre ricos y pobres.

Puestos de trabajo como relojeros, zapateros u operarios del metal parecen condenados a la extinción, a la vez que sectores como la construcción, el transporte y la atención al cliente se reinventarán y surgirán nuevas oportunidades laborales.

Poco a poco comienzan a aparecer las profesiones del futuro próximo —bien remuneradas— ligadas al uso de las Tecnologias de la Información y la Comunicación o el manejo de grandes volúmenes de datos: expertos SEO, científicos de datos o profesionales de analítica web. Mientras, en otros sectores e industrias, ya se respira la transición hacia la desaparición o la sustitución de las manos y cerebros humanos por robots autónomos.

Los puestos de trabajos que más se resistirán a desaparecer en medio de la revolución robótica serán aquellos más centrados en el conocimiento, la subjetividad y el valor humano, como profesores, trabajadores sociales, profesionales de la salud, políticos o artistas, además de todas aquellas profesiones ligadas al big data, el machine learning o a la transformación digital.

Lo corrobora un informe del Bureau of Labor Statistics de los Estados Unidos: estos son 27 de los empleos que desaparecerán en los próximos años:

Cocineros de comida rápida

Investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) realizará un estudio que cifra en un 81% las posibilidades de automatización de los procesos de cocina de la comida rápida. Conociendo los avances tecnológicos de la época, la preparación daría un resultado igual de atractivo en gusto y presentación. Y es algo que ya se está probando, como es el caso de CaliBurger, en Estados Unidos.

 

Documentalistas en papel

La digitalización de los documentos y la aparición de volúmenes masivos de datos acercan a su fin la tarea de estos expertos en documentación informativa o biblioteconomía, que ordenan grandes cantidades de documentos en papel. Mientras, se necesitarán numerosos científicos de datos y responsables de big data para analizar y jerarquizar la información digital.

Taxistas tradicionales

Los cambios en el estilo de vida has sido los condicionantes de que los taxis —tal como los conocemos— dejen de serlo muy próximamente. Ese sector, hoy sacudido por sus numerosas problemáticas con servicios como Uber, se transformará de forma radical en los próximos años debido a la aparición del fenómeno del transporte colaborativo —y su controvertida regulación—, las aplicaciones digitales, los sistemas de carsharing, los nuevos algoritmos de tráfico o la aparición del coche autónomo, que podría desplazar definitivamente a estos profesionales.

 

Conductores

CheatSheet plantea que todavía se conducirá en el mundo otros 10 años. Pero, después, tu propio coche, Uber o Cabify, e incluso el bus interurbano de la ciudad, será automático. Es cierto que aún quedan retos que todavía tiene que superar el coche autónomo, que amenaza la supervivencia de compañías como Apple y Uber, según expertos.

 

Repartidores

Los drones sustituirán a gran parte de esta la gran flota de deliverys en los próximos años. Amazon ya ha recibido autorización de Estados Unidos para utilizar drones como servicio de entrega. Robots como los que empiezan a entrenar para servir caterings o atender a clientes podrían acabar recorriendo las calles y llamando al timbre de tu casa.

 

Cajeros

Los cajeros está destinados a desaparecer gracias a la revolución de los nuevos métodos de pago móvil, el auge de las fintech y soluciones como chips para abonar el pago al viajar por carretera. En un par de décadas, seguramente, los vehículos ya no tengan que pagar en los peajes gracias a las apps de pago y a la tecnología contactless. Las facilidades para hacer transferencias de pequeños y grandes importes, como los préstamos y créditos vía online, disminuirán las visitas a las sucursales.

 

Administrativos y personal bancario

La tendencia hacia la banca móvil se agudizará con el paso del tiempo, potenciada por la aparición de aplicaciones bancarias, chatbots y asistentes telefónicos, que provocarán despidos masivos de empleados de atención al público y responsables de trámites administrativos en las sucursales.

 

Agencias de viajes

Hoy día están a un clic infinitud de posibilidades para planificar las vacaciones. Vuelos y apartamentos, hoy se reservan a través de cualquier dispositivo con acceso a internet, incluyendo descuentos, ofertas flash o personalizadas sin explicarle a nadie tu situación. De hecho, en situaciones tan excepcionales como la de la de la propagación de la pandemia de COVID-19, la mayoría de las gestiones tenían que realizarse, prácticamente sí o sí, vía online. De 2000 a 2014, el número de agencias de viajes en suelo estadounidense se redujo de 124.000 a 74.000, según Atlantic.

Personal de atención al cliente

Los call centers sustituirán a su personal por sistemas de machine learning cada vez más naturales, buscadores por voz y chatbots. Los programas informáticos serán capaces de captar la ironía, el enfado o la satisfacción de los usuarios. Estos trabajadores se dedican a pasar llamadas entre oficinas. Al mismo, tiempo, proporcionan información a las personas que llaman. Pero, según el Bureau of Labor Statistics (Gabinete de Estadísticas Laborales) de Estados Unidos, se prevé que el 32,9% de estos empleos desaparezca en 2024.

 

Vendedores telefónicos

La teletienda aún puede captar clientes potenciales, pero los vendedores telefónicos cada vez lo tienen más complicado para retener al usuario al otro lado de la línea. Según The Guardian, hay un 99% de posibilidades de que el telemarketing desaparezca en 15 años, reforzándose otras áreas de promoción y ventas a través de la realidad aumentada.

 

Operarios de imprenta

La transformación del formato papel al digital provocará el cierre de un elevado porcentaje de imprentas en los próximos años. Se prevé que también el dinero en efectivo desaparezca en unos 5 años, según un experto. También se verán afectados los puestos de trabajos relacionados: editores, operadores de máquinas de imprenta, etc.

Personal de la taquilla del cine

Ahora que los cines reabrirán, tras ser uno de los espacios de ocio más afectados por la pandemia de COVID-19, se sabe que las salas de cine también sufrirán los efectos de la automatización. Las aplicaciones móviles orientadas a la compra de entradas, las exhibiciones a la carta o la gestión de la venta de chucherías por parte de máquinas podrían definir el cine del futuro más próximo.

 

Carteros

En República Dominicana no existen ya. En otros países la aparición de drones —como en el caso de los repartos a domicilio— y el fenómeno de internet, junto a la digitalización de numerosos procesos administrativos y legales, son algunos de los factores que mermarán en gran medida el correo en papel. Los servicios de paquetería, el transporte urgente y la logística centrada en el cliente crecerán como la espuma, especialmente en relación con el ecommerce.

Costureros y operarios textiles

El personal especializado que centra su tarea en la realización de conjuntos de patrones o diseños, así como el marcaje o el corte de tejidos o prendas, verá mermada su importancia con la robotización. El 26% de este tipo de empleos desaparecerán hacia el 2024. Las principales alternativas son profesiones como estilista o diseñador.

 

Agricultores

Este es un trabajo que disminuirá considerablemente a medida que pasen los años y avance la tecnología y la industrialización agrícola avance y se aplica la IA, hará que se produzca más con menos personas ocupadas. En un país como Estados Unidos, que tiene más de 328 millones de habitantes, sólo hay 2 millones de agricultores que aportan el 1% del Producto Interior Bruto (PIB) del país, según el Farm Bureau.

 

Community Manager

The Valley afirma que, aunque en la actualidad se trata de una profesión digital muy demandada, en pocos años más que un trabajo será valorado como un aptitud o habilidad intrínseca al puesto de trabajo, indispensable para ser contratado. Hoy se considera una de las profesiones que no requieren experiencia previa para entrar en el mundo laboral.

 

Árbitro

Muchas de las reglas deportivas —sobre todo en deportes de equipo— están abiertas a la interpretación, muchas de las decisiones finales ya las toma la tecnología. El sistema de árbitro asistente de vídeo, famoso en las ligas europeas, ya toma decisiones en tiempo real. Tanto para el VAR o la asistencia en el campo, como de apoyo a los profesionales deportivos, aún tienes un hueco en el mundo de los deportes fuera de la competición.

 

Relojero

Se prevé que el 25,7%  de los oficios de encargados de reparar y limpiar relojes, desaparezcan entre 2014 y 2024. Ya no sólo porque los hábitos de compra y un estilo de vida más moderno hayan cambiado la moda, sino porque los mismos se considerarán un dispositivo más si los smartwatches invaden el mercado de los relojes.

 

Telefonista

Los telefonistas podrían dejar de ser una realidad en 2024, desapareciendo un 42,4% de los empleos relacionados, según el informe del Bureau of Labor Statistics. Estos, según las recomendaciones de expertos, podrían optar a puestos relacionados como encargado de atención al cliente y/o responsable de call center.

 

Operario de moldeado de metal y plástico

Los operario encargados de mecanismos controlados a mano en esta industria se están viendo también amenazados por la mecanización de los procesos. Verter y regular el flujo de metal fundido en moldes para producir piezas fundidas o lingotes. Hasta un 26,6% podrían verse afectados por la sustitución de empleos por la tecnología en 2024, detalla el mismo informe.

 

Constructor casas prefabricadas

En el mundo de la fabricación, uno de los más amenazados de forma inminente es el de las casas prefabricadas.

Un 30% menos en 2024, para ser exactos.

Ya sea para moverlas o instalarlas, en la cabeza de cualquier ser humano ya cabe una fábrica gigantesca de hogares prefabricados a gran escala.

De hecho, muchas de ellas ya las puedes pedir por Amazon y se expanden con solo apretar un botón.

 

Operadores de máquinas de coser

Este es uno de los procesos que ha venido evolucionado hacia la automatización. La presencia de una mano humana en una fábrica perdurará, pero no como se conoce hasta ahora. Según la Oficina de Estadísticas Laborales de EEUU, las profesiones relacionadas se enfrentarían a una disminución del 11% en 2028—más de 200.000 puestos de trabajos, señala Career Addict—. El siguiente paso sería automatizar completamente el proceso con máquinas programadas. Es decir, sustituir todas las labores de coser, unir, decorar, reforzar de costura. Un 27,1% de estos puestos se verían afectados para el 2024.

Reparador zapatos

El oficio del zapatero remendón se verá afectados en un 30,5% en 2024. La startup Taft, una compañía centrada en la creación de zapatos y botas de hombre cuyo material es el cuero de plena flor curtido con vegetales y sin cromo.

 

Técnico de procesos fotográficos

Editar negativos fotográficos es un oficio en desuso ya. Según el informe, el 32,9% de estos empleos podrían perderse en 2024 en EU. Hay países donde ya no existen. Los celulares ya tienen la cámara y el editor dentro, y hasta la posibilidad de imprimir la foto desde su propia pantalla.

 

Instaladores y/o reparadores de equipos electrónicos del sector automoción

Instalan, reparan o diagnostican cualquier problema de comunicación, sonido, seguridad o navegación de cualquier equipo electrónico instalado en un vehículo. La mitad de ellos desparecerán en los próximos 4 años, según este estudio.

 

Técnicos ferroviarios

Los coches se van a automatizar —y la conducción en general—, los trenes no van a ser menos. Las personas encargadas de la monitorización de cualquier obstáculo podría ver su empleo severamente afectado de cara a 2024, pues podrían ser un 50% menos en el mercado de trabajo.

 

 

Joyería minorista

Career Addict, un informe de la Jewelers Board of Trade señalaba que habían cerrado cientos de joyerías en EEUU tras reducirse el negocio un 4% en 2018. «El cliente prefiere comprar cinco anillos de bisutería low cost por 7 euros, esperar a que se oxiden y tirarlos que gastarse 900 euros en una esmeralda para el dedo», dice a un vendedor de oro Libre Mercado.

Esto se justifica por el escaso interés por las joyas —y la reducida capacidad adquisitiva— de las generaciones más jóvenes.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here