Aunque Ray Barreto popularizó internacionalmente, entre el público salsero, lo que originalmente era un changüí en tiempo de salsa, y como guararé la palabra original guararey. «El guararey de Pastora», que parece ser su titulo real. O como es su título más conocido «Pastorita tiene guararey», una canción nacida en la oriental ciudad cubana de Baracoa.

Una novísima versión virtual convocada por el pianista Ernesto Oliva, en una producción de la Sociedad de Cámara de Cuba, fue realizada por jóvenes artistas cubanos músicos y bailarines, desde distintas partes del mundo, comenzando por La Habana, Madrid, Poznan, Phoenix, Oslo, Miami, Brisbane y Dormunt hasta Nueva York. En el video participan Samuel Formell, director actual de Los Van Van, en las pailas, el contrabajista guantanamero radicado en España con enorme éxito Yelsi Heredia, el trombonista Eduardo Sandoval y un numeroso grupo de violinistas, violistas, chelistas, contrabajistas y percusionistas; así como bailarines cubanos establecidos en distintas partes del mundo.

La motivación de este número recreado por Ernesto Oliva y con arreglo suyo, fue realizado especialmente en el período de cuarentena y de distanciamiento social: «Los artistas también deben crear los motivos para danzar, para hacer música, para tomar una buena bocanada de aire de vida. La felicidad de encontrarnos en una buena combinación de sonidos y movimientos, para convertirnos así en amigos del alma y llevarnos con el corazón. Sabiendo que cuando al fin podamos vernos, reiremos al decirnos unos a otros… «Guararey». Podemos estar aislados pero nunca solos».

 

Baracoa, la cuna de esta canción, es el sitio por donde llegó el Almirante Cristóbal Colón a Cuba, procedente de la Hispaniola. Realmente se trata de un lugar que queda muy cerca de La Hispaniola. Para que se tenga una idea, desde Santo Domingo hasta Baracoa, cerca del extremo oriental de Cuba, si trazamos una línea recta, apenas hay 536 kilómetros. Y de Baracoa a Jean Rabel en Haití, son apenas 147 kilómetros, solo que ambas islas están separadas por el temido Paso de los Vientos.

Justamente Baracoa es una de las zonas más lejanas de La Habana, capital de Cuba, y esta ciudad fundada como villa por el propio Almirante en 1511, es considerada la Ciudad Primada de Cuba, donde mayor incidencia de la cultura taína quizás este viva aún en el ADN de muchos de sus pobladores. Es tan importante culturalmente, que es cuna de tres ritmos musicales de suma importancia y riqueza: el changüí, el nengó y el kiribá, productos de la mezcla de culturas de España y de distintas etnias africanas.

«Pastorita tiene guararey», es quizás la pieza más popular internacionalmente del género changüí, en la versión de Los Van Van. El tema llegó hasta Juan Formell -el más importante músico popular cubano surgido a partir de los años 60 del pasado siglo- convirtió en changüí-shack un día cualquiera antes del año 1969 en La Habana, de boca de Pedro Speck, un baracoense, corista del conjunto de Chito Latamblé, que le hacía la segunda voz al legendario Cambrón y que dijo ser el compositor de la canción que fascinó a Formell.

La canción parece que no gustaba mucho en la versión que hizo Formell a Elio Revé, guantanamero y changüicero, en cuya orquesta Formell tocaba contrabajo y bajo eléctrico, antes de formar Los Van Van en 1969. Así que Formell se la llevó consigo y le echó mano cuando hizo falta.

«Pastorita…» se hizo famosa de inmediato que se grabó en 1975 y es uno de los clásicos de la famosa orquesta cubana Los Van Van. Por aquel entonces el tema se cantaba y bailaba en las Escuelas Secundarias Básicas en el Campo de toda Cuba (donde se concentraba la mayor cantidad de adolescentes y jóvenes de todo el país), y en las fiestas de fin de semana, en los quince, en las bodas, y hasta en los partidos de pelota.

Aquí, la primera vez que se tocó «Pastorita tiene guararey» en televisión (con una muy incómoda producción de efectos visuales). En el video, del mismo 1975, aparecen además de un muy joven Juan Formell, Changuito en la batería, José Luis Cortés en una de las flautas, Pupy Pedrozo en el piano y los cantantes Pedrito Calvo y Lázaro Moruga, entre otros integrantes de la orquesta.

Ese mismo año 1975, el tema cae en las manos de Ray Barreto, quien lo versiona en ritmo de salsa y lo graba para el sello Fania, con las voces de Tito Gómez y Rubén Blades.

¿Qué significa guararey?

Guararey es una palabra que puede tener raíz aborigen. No es secreto que las etnias nativas que poblaron las islas del Caribe hace 8,000 años provenían del continente, de la zona donde se encuentran Venezuela, Colombia y Panamá, sobre todo. Precisamente en Panamá existe un corregimiento y ciudad cabecera del distrito nombrada Guararé, en la provincia de Los Santos. Hay quienes dicen que en algunas zonas del Caribe guararé  significa «tener una relacion de pareja no formal que se basa en pasarla bien todo el tiempo si preocuparse».

Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua, guararey en Cuba significa, desmayo, irritación o mal humor, y desbarajuste. Las acepciones deben haber sido asumidas en este siglo, después de los cambios de la RAE. Porque sucede que en Cuba la palabra se conoce más para el oriente del país por su significado. No así en el Centro u Occidente del país, donde comenzó a conocerse después que Formell popularizara la canción con Los Van Van.

¿Quién fue el verdadero autor de Pastorita tiene guararey?

Este himno de bailadores, fue motivo de una disputa en tribunales por su autoría. Pedro Speck como leyó arriba, fue quien le presentó a Formell el tema.

En cuanto comenzó a sonar la canción se presentó Roberto Baute Sagarra indicando que él era el autor de esa canción.

Según la sentencia 336 del 14 de junio de 1976, del Tribunal Provincial de Guantánamo, Baute fue el verdadero compositor de aquella pieza. Y la razón quien la dilucidó ante el tribunal fue nada más y nada menos que… la propia Pastora, quien explicó cómo había nacido la canción.

A partir de entonces se corrigió la autoría de este clásico del changüí, del changüí-shack y de la salsa, en el Registro de Propiedad Intelectual de Cuba

Pero ahora la pregunta más importante.

 

¿Quién fue Pastorita, la inspiradora de la canción y cuál fue el motivo de inspiración?

Pastora Yuani Sayú, falleció a los 97 años (Fuente externa)

Pastora Yuani Sayú, nacida en Boquerón de Yateras, en Guantánamo, en el año 1916, hace ahora 104 años, tenía más de 50 años en los años 70 del pasado siglo, cuando la canción interpretada por la orquesta Los Van Van, se convirtió en un gran éxito bailable en toda Cuba y su nombre fue conocido de Punta de Maisí al Cabo de San Antonio.

Fallecida a los 97 años de edad, en el año 2013, su deceso consternó a todo Guantánamo, porque era una bailadora empedernida que bailó hasta que pudo. Durante los últimos 30 años había residido en Uveral, a 15 kilómetros de la capital que le da nombre a la provincia.

La canción no es más que el resultado de la guerra que le hizo Pastora a Baute, por enamorarse de su hija Petronila. Baute, según Pastora dijo al periódico cubano Juventud Rebelde en 1998, era «un negro alto, muy elegante que halaba una guitarra endemoniada, y que con su pico de oro era capaz de seducir a cualquier mujer».

«Yo bailaba sin parar; cuando había fiesta ni comía ni dormía. Era una locura. Mientras más bailaba, más ganas me daban de seguir. El hombre que bailaba conmigo no me soltaba»

Baute vivía por entonces en el Sigual, un poblado de la oriental provincia de Guantánamo, y en un bailable se enamoró de Petronila, mucho menor que él. Al parecer a Pastora no le hacía demasiada gracia aquel amorío, una porque Baute Sagarra era un hombre casado, pero en segundo motivo, porque le llevaba 20 años a su hija. Así que se opuso a la relación.Es decir, que le formó su guararey a Baute.

Pastorita, en una fiesta, con una edad entre 75-80 años, bailando sentada (Fuente externa)

«Pastorita tiene guararey conmigo, yo no sé por qué será, yo nunca le he hecho nada, ella es mi amiga del alma la llevo en el corazón», así pudo Baute reflejar la situación que vivía.

Baute no solo enamoró a Petronila, sino que después se unió a ella y nacieron dos de sus hijos.

El éxito de este tema basta verlo en el siguiente video, donde Rubén Blades acompañado de la Orquesta Cimarrón, interpreta el número junto aCheo Feliciano, Ismael Rivera, Gilberto Santa Rosa, Tony Vega, en una versión más novedosa con la introducción de un acordeón, en una interpretación en vivo de 15 minutos.

TITO GOMEZ Y SU ORQUESTA (2011)

Entre las más nuevas versiones de este tema está e realizado por José Alberto El Canario y el Septeto Santiaguero, del 2018.

Esperamos tu comentario

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here