X Æ A-Xii mira desde la ingenuidad a su papá Elon Musk (Fuente externa)

Desde antes de nacer el hijo de Elon Musk y la cantante canadiense Grimes fue objeto de bulling por culpa de sus padres. Tras 23 días de nacido le han tenido que cambiar el nombre, que hasta ahora era conocido como el impronunciable e imposible de memorizar X Æ A-12. Lo han hecho no por el chico, que seguramente los odiará por hacerle ese regalo que indudablemente será motivo de bulling toda su vida. Lo han hecho para poder adecuarse a las leyes californianas, pero esto no ha hecho que el nombre de la criatura sea más sencillo de pronunciar.

Grimes anunció el cambio del nombre de su hijo en su cuenta de Instagram el 24 de mayo pasado. Un usuario le hizo un comentario dentro de una foto suya diciéndole «¿cambiaste el nombre del bebé debido a las leyes californianas? ¿Cuál es el nuevo nombre del bebé?», a lo que Grimes respondió «X Æ A-Xii», pero no dio más detalles al respecto, ni siquiera si realmente el nombre ha sido legalmente registrado por las autoridades.

Lo que pudiera parecer una broma de mal gusto, es real. El cambio de nombre radica esencialmente en la sustitución del número 12 por su equivalente en números romanos, pero según dijo recientemente a la revista People el abogado experto en derecho familiar David Glass, las leyes del estado de California no permiten símbolos, números o números romanos en los certificados de nacimiento.

La ley californiana es clara: los nombres deben contener únicamente caracteres del alfabeto inglés, se permiten guiones, pero la ligadura «Æ» y los números romanos podrían hacer que el nombre no sea válido legalmente. David Glass dijo a People que Musk y Grimes podrían apelar el rechazo del certificado de nacimiento de su hijo, pero sería muy difícil salir victoriosos.

Sobre la probabilidad de que X Æ A-Xii no tome represalias contra sus futuristas padres, al ponerle nombre de robot, se ha abierto seguramente en una de las casas de apuestas londinenses una apuesta a largo plazo. Elon Musk es dueño de Neuralink, una empresa de nanobiotecnología que él mismo fundó con el fin de integrar el cerebro humano con la inteligencia artificial. ¡Hummmmm, diría mi abuela Margot!

La explicación del nombre del bebé nacido el 4 mayo, según explicó su mamá, es el siguiente: la X corresponde a la variable matemática que designa una incógnita y la Æ es una «variación élfica de las iniciales AI que significan amor y/o inteligencia artificial». Por otro lado, A-12 es el nombre del modelo de avión que precedió al SR-71, un avión que es el favorito de los padres porque funciona «sin armas, sin sistemas de defensa, solo velocidad. Genial en la batalla, pero sin violencia». Para rematar el nombre la última A corresponde a «Archangel», el nombre de la canción favorita de Grimes.

Se abre el hilo para proponerle nombres bien dominicanos. ¿Alguien levanta la mano? A ver, Ud…

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here