Óscar Torres

Oscar Torres y Eduardo Manet (1927) quien vive en Francia desde 1968, realizaron una película cubana titulada Realengo 18, filme de ficción producido en 1961, basado en la obra homónima del escritor y periodista Pablo de la Torriente Brau, que relata un hecho real de las luchas campesinas acaecidas en 1934 en un remoto paraje de Guantánamo.

Oscar Torres, quien para muchos es cubano, era en realidad dominicano, y dejó una huella dentro del mundo del cine cubano que en esos momentos estaba naciendo, incluso Realengo 18 es probablemente la primera película cubana que realiza el ICAIC.

En ella participaron muy jóvenes algunos que llegarían a ser primerísimos actores, entre ellos René De la Cruz, Teté Vergara, José Antonio Rodríguez, Rita Limonta y otros.

Cartel de Realengo 18

El mediometraje de 60 minutos, contó con guión del propio Oscar Torres, y obtuvo en 1962 en Italia la Copa Cineforum del Cine Club Católico, en el Festival de Sestri Levante.

El periodista y poeta Luis Beiro ha escrito acerca sobre Oscar Torres y maneja buena información. Orlando Jiménez Leal, quien fuera un gran amigo de Torres aún está vivo en Miami y también puede ser una buena fuente de conocimientos sobre este artista dominicano que debe recordarse.

Ahora, la joven directora dominicana Victoria Linares arranca a rodar en noviembre la obra de no ficción que ha titulado “Lo que se hereda no se hurta”, un trabajo que busca rescatar la vida del cineasta Óscar Torres (1931-1968), según una nota de prensa.

Filmará en Puerto Rico, Italia, Cuba y República Dominicana a partir de una investigación sobre Torres y su obra, poco conocida en el país.

“Es una carta de amor al cine, a las reconstrucciones del imaginario y al pensar político de la manera de hacer cine”, comenta Linares, quien gracias a un video reportaje descubrió que Torres, director de la cinta “Realengo 18”, es un familiar lejano suyo, dice una nota.

Victoria Linares (Foto servida)

Esta cercanía consanguínea con Torres es algo que su familia directa no ha podido confirmar, por lo que utilizando la magia que ofrece el cine, Victoria recreará en “Lo que se hereda no se hurta” aquello que se le oculta de su colega antepasado, incluyendo su sexualidad, para entrelazar sus historias íntimas.

Linares, cuyo cortometraje “Cállate niña” obtuvo el premio del público en Amor Festival Internacional de Cine LGBT+, en Chile, usará en este largometraje las técnicas narrativas del stop motion, entrevistas, reinterpretaciones, materiales de archivo y su reconocido ojo queer.

La directora se desplazará a Italia, país en el que Torres estudió cine y vivió romances, va tras su pista en archivos de Cuba, Puerto Rico y RD, y habla con periodistas, biógrafos, familiares, conocidos y cineastas de la época de Torres, en un viaje casi persecución que ella explica como “un retrato de ambos que se confunde en una especie de borrachera, donde la narradora no sabe si es Victoria o es Óscar”, dice la nota de prensa.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here