El reconocimiento al doctor Edgardo Jorge Job y José Rafael Sosa fue realizado en la residencia del embajador de Japón, Hiroyuki Makiuchi. (Foto servida)

La Embajada de Japón realizó un acto de reconocimiento para honrar la labor de dos promotores dominicanos de las artes populares japonesas, el Bonsai y el Origami.

Uno de los homenajeados es el periodista José Rafael Sosa, fundador de la Asociación Dominicana de Prensa y Críticos de Cine (Adopresci), y colaborador de Nota Clave, quien es un creador de origami desde hace muchos años, con una permanente contribución de promoción de ese arte popular japonés.

El embajador de Japón en República Dominicana, Excelentísimo Sr. Hiroyuki Makiuchi reconoció en Sosa su persistente labor promocional del origami, desde que fuese iniciado en esta arte por el también escritor dominicano Manuel Llibre Otero, en 1992, durante la feria del libro realizada en el Ateneo de Santiago.

El otro reconocido fue el Dr. Edgardo Jorge Job, quien lleva muchos años dedicado al cultivo del bonsai, desde que viajara a Japón en 1972, a estudiar Dermatología en la Universidad de Kawasaki y regreso al país impactado por el efecto terapéutico en el crecimiento personal que implica el cuidado de árboles enanos.

El embajador Makiuchi destacó que Jorge Job y Sosa han dedicado años a la difusión de estas dos artes populares de su país y son un ejemplo de acercamiento a la cultura entre dos pueblos. Sostuvo que se hacia un acto de justicia al reconocer estos dos dominicanos, responsables de la difusión popular en el país de estas dos expresiones artísticas y existenciales.

El reconocimiento fue realizado durante un almuerzo en la residencia del embajador japonés.

Esperamos tu comentario