Patricio Lumumba (Fuente externa)

El único resto mortal del líder independentista congoleño, Patrice Lumumba, asesinado y quemado en ácido por agentes belgas en 1961, es un diente.

Esa pieza dental única, que contiene el ADN del mártir congoleño, será lo que recibirán 60 años después sus descendientes en la capital congoleña Kinshaza.

La noticia la dio a conocer en la tarde noche de este viernes la televisión francesa.

El destino de esa pieza ha causado controversia durante los últimos veinte años. En Bruselas, esta restitución simbólica es importante para defensores de la memoria de Lumumba, pero también recuerda la dolorosa historia de Bélgica y su antigua colonia.

El activista Philip Buyck, quien ha dedicado parte de su vida a restituir la memoria del que fuera el primer primer ministro del Congo, cargo en el cual duró apenas tres meses.

Lumumba fue asesinado por decisión de la policía secreta belga y la CIA. El director de la CIA Allen Dulles -quien dirigió la Operación Paperclip que extrajo de Alemania numerosos científicos nazis que puso en función de Estados Unidos-, dijo a sus agentes en Leopoldville (Nombre anterior de Kinshaza) acerca de Lumumba: «Hemos decidido que su eliminación es nuestro objetivo más importante y que, en las circunstancias actuales, merece alta prioridad en nuestra acción secreta».

El mayor homenaje que se hizo fuera del Congo al líder africano asesinado, fue crear la Universidad de Amistad con Los Pueblos Patrice Lumumba.

En 2016 un tribunal decidió incautar el diente al policía belga que había «cortado en pedacitos» al líder negro, y ordenó devolver el diente a sus descendientes.

Hace 10 años Guy Lumumba y sus cuatro hermanos anunciaron la presentación de una denuncia en Bruselas contra doce ciudadanos belgas a quienes acusan de complicidad en el asesinato de su padre, héroe de la independencia de su país lograda en 1961.

“Aún busco a mi padre, a un padre que aún amo, así que quiero saber por qué fue asesinado”, dijo Guy, que era un niño de seis años cuando la CIA y el imperio belga asesinaron a su padre. “Apuntamos hacia los asesinos. En Bélgica son doce, están vivos y queremos que respondan de sus actos innobles delante de la Justicia”, dijo en conferencia de prensa ofrecida en Bruselas aquel año.

Un diente es lo que queda de su padre. Eso es todo. Las 12 personas siguen sin ser investigadas.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here