“… Yo percibo los hilos, la juntura, / la flor del universo: yo pronuncio / pronta a nacer una inmortal poesía”, escribió en uno de sus poemas menos conocidos José Martí, cuando creaba el modernismo.

César Vallejo, en su poema Los anillos fatigados, cantó: “La primavera vuelve, vuelve y se irá. Y Dios, / curvado en tiempo, se repite, y pasa:, pasa /:a cuestas con la espina dorsal del Universo”.

Pero ¿qué cosa son el tiempo, el espacio, el Universo? Estos conceptos que nos hemos inventado para indagar por nosotros mismos. Que tan bien lo dijo Roberto Juarroz, en su hermoso poema El universo se investiga a sí mismo:

El universo se investiga a sí mismo.

Y la vida es la forma

que emplea el universo

para su investigación.

La flecha se da vuelta

y se clava en sí misma.

Y el hombre es la punta de la flecha.

El hombre se clava en el hombre,

pero el blanco de la flecha no es el hombre.

Un laberinto

sólo se encuentra

en otro laberinto.

Gracias al desarrollo de la tecnología, nos ha sido dado ir desarrollando un concepto del Universo, que en un principio de la existencia del Homo Sapiens era de apenas unos cuantos metros fuera de la caverna que habitaban, luego llegar hasta el rio, aventurarse hasta la otra orilla, y luego a kilómetros, y después a los más vastos territorios.

Hoy se tiene esta maravilla del video para poder tener ideas más cercanas a la realidad de las distancias y los tamaños, de los objetos que pueblan el Universo que alcanzamos a conocer gracias a los instrumentos que el hombre a ido creando a lo largo de miles de años.

Este time line del Universo encierra, pues, toda la poesía de mundo en sí misma, y nos confirma aquello de que somos nada, en el tiempo y el espacio.

Esperamos tu comentario