Vista general del festival de Viña del Mar (Fuente externa)

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar se realiza cada año en la famosa Quinta Vergara, corre grave peligro.

El pasado 14 de octubre hubo una explosión social en Chile provocada por alzas de precio del pasaje del Metro, una medida estúpida y voraz por el gobierno chileno, ante una población llena de presiones impositivas y con el fantasma del legado pinochetista colgando del clavo de la puerta del país. Desde aquel día las calles se llenaron de violencia tanto de los manifestantes que quemaron numerosas estaciones de Metro y destrozaron otras instituciones, así como de las autoridades que arremetieron con fuerza a los que protestaban, aunque fueron evidentemente superados por las manifestaciones que tuvieron en vilo al país. Las pérdidas económicas desde entonces han sido multimillonarias, y probablemente hayan hecho más mal que bien.

Ahora los manifestantes la han cogido con el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, un evento que produce grandes ganancias a la economía naranja de Chile, toda vez que es el festival latino más importante que existe y además de dinamizar el turismo en esas fechas, se obtienen grandes ganancias por derecho de transmisión televisiva.

Pero los manifestantes han decidido que el festival no se puede realizar. Y el periódico Minuto Uno ha publicado una foto de los artistas invitados con un letrero en fondo rojo «Suspendido por el Pueblo, y abajo La dignidad no se lanza, nada que celebrar». y bajo el lema “NO AL FESTIVAL, SI A LA DIGNIDAD! De cerro a mar lucharemos hasta cambiar todo lo que deba ser cambiado, partiendo por el legado pinochetista».

Cartel (Cortesía de Minuto Uno)

Por su parte, Sandro Puebla, integrante de la comisión organizadora del evento, declaró que la idea que tiene es de que el Festival de Viña del Mar se realice en un ambiente de austeridad, y agregó “es lo que todo el país espera y eso puede implicar al menos cambiar el formato de la gala”.

El festival está anunciado del 23 al 28 de febrero, aunque si los vecinos logran su cometido para hacer escuchar su voz, será la primera vez en la historia en ser cancelado.

Los artistas previstos este año son Ricky martín y Pedro Capó el domingo 23; Mon Laferté y Francoisca Velenzuela el lunes 24 de febrero; Ana Gabriel y el dúo Pimpinela el martes 25; Pablo Alborán y Luciano Pereyra el miércoles 26; Maroon 5 el jueves 27; y Ozuna, Denise Rosenthal y Noche de Brujas el viernes 28 de febrero.

Otras intenciones

Las intenciones del las fuerzas manifestantes recuerdan aquellas que tomaban partidos y otras agrupaciones sociales que en los años 60 consideraban festivales como ese expresiones burguesas, a la luz de la doctrina marxista leninista.

En República Dominicana, por ejemplo, Pacoredo llegó a forzar a la UASD a retirar una invitación al poeta chileno Pablo Neruda a una conferencia y lectura de poemas, debido a que había viajado a Washington, lo cual era considerado desde Cuba como una traición a las ideas que durante tantos años había enarbolado el Premio Nobel de Literatura.

Esperamos tu comentario