Video cortesía de CDN

SD. El negocio del día, este martes 27 de marzo, es la vacuna contra la difteria. Enseguida la especulación monetaria se puso en función. En los Centros de Vacunación estaba gratis, según el Ministerio de Salud. Luego en algunos, como en un cuchitril que se encuentra en un rincón del segundo piso de la Plaza Naco, del tamaño de 2 metros por 2 metros, subió de 500 pesos, a 1,800 pesos.

La señora que se encuentra allí, probablemente sea enfermera. Junto a ella había una niña de apenas 2 años, casi seguro su nieta. El local no tiene las características que debe tener un sitio dedicado a esto. Y parece que es algo creado para el momento.

Es apenas uno de los sitios. En la primera planta hay otro, pero grande, donde a quien suscribe le dijeron que ellos le venden al por mayor las vacunas a los médicos. En ese momento habrían unas siete personas con muchas hojas de facturas cada uno.

En otro sitio por el Palacio de Justicia se ponen las vacunas a 2,000 pesos.

De cualquier manera, el problema es que ante una situación de posible epidemia, este tipo de vacunas que son las indicadas para salvar las vidas, deben ser proveídas por el gobierno a través de los canales que tiene para ello. Y actuar con mano firme contra los depredadores y las mafias que enseguida se activan para explotar y embaucar al público. ¿Quién quita que en cualquier lugar no indicado le estén poniendo a uno una jeringa de agua de inyección, en vez de una vacuna y cobrando por ellos dos mil pesos? ¡Todo es posible!

Lo mejor sería que el Ministerio de Salud realice una gran campaña de vacunación urgente contra la difteria en todo el país auxiliándose del Ejército y los hospitales de campaña se supone tengan, además de sus propias instituciones.

 

La alerta epidemiológica

Desde hace tres años no se detectaba en el país un caso de difteria.

El Ministerio de Salud de República Dominicana emitió este lunes una alerta epidemiológica nacional para prevenir un posible brote de difteria, después del fallecimiento el domingo de un niño haitiano de 4 años con síntomas de esta enfermedad y que había llegado al país recientemente a ver a su mamá en Los Alcarrizos.

La nota lanzada en la cuenta de Twitter dice que “no hay razón para que la población se alarme” ya que, “las alertas epidemiológicas se emiten con objetivo de prevención, para preparar formas de evitar brotes y generar las respuestas para la amenaza”.

“La alerta fue emitida por la cercanía y existencia de pasos fronterizos con Haití, donde un brote que data desde 2014 ha generado varios casos de difteria”.

Según la nota, “lo primero es asegurarse de completar el esquema de vacunas a los niños” y supuestamente el país “dispone de vacunas suficientes para la población sin costo de bolsillo”, afirmó el Ministerio de Salud.

El caso del niño fallecido

Por su parte la agencia de noticias EFE, explicó en un despacho que el niño fallecido era oriundo de la ciudad haitiana de Belladere, y que entró por la provincia fronteriza de Elías Piña (oeste), desde donde fue trasladado a la vivienda de su madre en Los Alcarrizos en la capital, para pasar las vacaciones de Semana Santa.

Una hora después de haber llegado a la casa, el niño sufrió fiebre y tos, presentando además al día siguiente disfonía (voz ronca) edema en el cuello y dificultad respiratoria, por lo cual fue llevado este sábado a un hospital de la demarcación en busca de asistencia médica, siendo ingresado.

“En la madrugada de este domingo el paciente presentó una dificultad respiratoria más marcada y fue colocado en ventilación asistida, pero falleció alrededor del mediodía”, informó el Ministerio de Salud Pública.

Ante la notificación del caso, personal del área de salud correspondiente, reforzado por técnicos de la Dirección General de Epidemiología y del Programa Ampliado de Inmunizaciones, abrió una investigación epidemiológica con antibióticos para las personas que han tenido contacto con el menor, incluido el personal de salud actuante.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones