Albert Lijanov recibe la Orden de Primer Grado de San Serguéi Radonezhky

Conocí a Albert Lijanov a inicios de la década de los 80 en Moscú, en los tiempos en que yo era estudiante universitario. Un día fue a visitar al poeta y consejero cultural Raúl Ferrer en la embajada de Cuba en la URSS, ahí nos hicimos amigos de él y de su hijo Dmitri. Autor de libros como Eclipse de sol y Mi general, (ambos publicados en español), Albert es uno de los grandes escritores rusos que han dedicado su vida a la literatura para niños.

Me mantengo al tanto de su vida gracias a Dmitri que es un gran amigo, un hermano que realizó estudios en Cuba y que trabajó en El Caimán Barbudo. Recuerdo el cariño que le tenía Bernardo Marqués Ravelo, nuestro común amigo, fallecido en Miami hace pocos años. La última vez que nos vimos Benny y yo, hablamos de Dmitri, quien ha resultado ser no solo un periodista profundo y de fuste, sino un gran escritor, que después de su novela debut «Bianca. Novela sobre una perra blanca, su más reciente éxito es «Estrella y cruz», la cual el gran cineasta ruso Andrei Mijalkov Konchalovski ha comparado con «El maestro y Margarita», de Bulgakov.

Albert Anatolevych Lijanov debe estar muy orgulloso de su hijo escritor. Pero no menos lo está el hijo de su padre escritor.

Albert Lijanov con la orden al pecho (Fuente externa)

Albert Anatolyevich cumplió 85 años en medio de la pandemia, el 13 de septiembre del 2020. Ese día Su Santidad el Patriarca Kirill de Moscú y toda Rusia firmó un decreto para otorgar al Presidente del Fondo Ruso para la Infancia la Orden de San Serguei Radonezhky, de primer grado.

Para que se tenga una idea, el Patriarca Kirill es el equivalente al Papa Francisco De la Iglesia católica.

El Decreto Patriarcal dado entonces, reza «en consideración a la actividad social activa y en relación con el 85 aniversario de su nacimiento».

Al fin, este gran reconocimiento le acaba de ser entregado el pasado 18 de marzo por el vicario del Patriarca de Moscú y toda Rusia, el jefe del Departamento sinodal para la caridad eclesial y el servicio social de la Iglesia ortodoxa rusa, el obispo Panteleimon (Shatov) de Orekhovo-Zuevsky.

 

La orden recibida por Albert Lijanov (Fuente externa)

La ceremonia tuvo lugar en la iglesia local del Fondo Ruso para Niños del Gran Mártir Dimitri de Salónica en presencia de amigos y empleados de esa organización caritativa. Al aceptar este gran reconocimiento de la Iglesia Ortodoxa Rusa de manos de Vladyka Panteleimon, Albert Anatolyevich Likhanov, dijo: “Sin la imagen de toda Rusia, el prodigioso Serguei de Radonezh, es imposible imaginar nuestra historia. Tanto más valioso para mí es este lauro, que percibo como un reconocimiento a todo el Fundación Niños de Rusia, que durante casi treinta y cuatro años, siguiendo el ejemplo de San Serguei, ha reunido a todas las fuerzas saludables de nuestra sociedad. para proteger la infancia desfavorecida», expresó el galardonado.

El destino mismo del Fondo para la Infancia de Rusia está indisolublemente vinculado de manera providencial con la Iglesia Ortodoxa Rusa. El fondo se estableció en la fiesta de la Intercesión de la Virgen el 14 de octubre de 1987. La iglesia de la casa de la fundación fue consagrada en memoria del gran mártir Demetrio de Tesalónica por el metropolitano Filaret de Moscú, y luego re-consagrada con la bendición del Patriarca Alexey de Moscú y toda Rusia, y el presidente de la fundación Albert Anatolyevich Likhanov fue bautizado en la infancia con el nombre de Gleb. El premio de la alta iglesia es un reconocimiento a los méritos de la fundación y su presidente en el campo de la caridad y la protección de los niños desamparados.

Después de la ceremonia, el presidente del Fondo para la Infancia de Rusia y el jefe del Departamento sinodal de Caridad de la Iglesia y Servicio Social de la Iglesia Ortodoxa Rusa conversaron acerca de planes para acciones conjuntas relacionadas con la recuperación espiritual y moral de los jóvenes rusos.

En el 2016 Vladimir Putin le otorgó a Albert Lijanov la Orden de Honor por los éxitos laborales logrados, actividades sociales activas y muchos años de trabajo (Fuente externa)

Albert Lijanov sigue activo

Este mismo sábado se supo que la Semana del Libro Infantil en Tyumen comenzará el 22 de marzo a las 4:00 de la tarde (hora de Moscú) con un encuentro con el famoso escritor infantil ruso y soviético, fundador y líder permanente del Fondo Infantil Ruso, Albert Lijanov.

Casi toda la vida de Albert ha estado asociada con el periodismo y la literatura. Nacido en Kirov (Vyatka), estudió en la Universidad Estatal de Ekaterimburgo, trabajó en periódicos, luego en revistas, incluido el puesto de editor en jefe.

Es autor también de los libros Relatos amargos, Estrellas para septiembre, Engaño, Nadie, Niños de la guerra, Calvario, Buenas intenciones, La medida más alta, Escuela para hombres, Muñeca rota, Disparos y Retrato de pareja, entre otros.

En 1987, por iniciativa de Albert Lijanov, se creó el Fondo para la Infancia Soviética que en 1992 se transformó en la Asociación Internacional de Fundaciones para la Infancia, y en 1991 se estableció el Fondo para la Infancia de Rusia.

Lijanov también fundó y dirigió el Instituto de Investigación de la Infancia, creó el club literario juvenil para aspirantes a autores, creó la editorial Hogar, las revistas Tranvía y Nosotros para niños y adolescentes y, posteriormente, las revistas Estrella de la guía: Lectura escolar”, «La paz de Dios”, “Niño humano” y “Novela extranjera”. Abrió el centro editorial, educativo y cultural “Infancia. Adolescencia. Juventud». Por iniciativa suya, se creó un centro de rehabilitación infantil de la Asociación Internacional de Fundaciones para Niños en la región de Moscú.

Autor de decenas de libros de ficción, seis de ellos han sido utilizados para largometrajes. Casi un centenar de libros del escritor en 34 idiomas se han publicado en el extranjero. Y además es miembro de la Academia de Ciencias Pedagógicas.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here