El escándalo que ha explotado por estos días en Finlandia ha asombrado al mundo, tanto que ha provocado memes en muchos países, a la vez que ha desatado un descalabro político. Según la investigación de un diario finlandés, la familia de la primera ministra, Sanna Marin, utiliza fondos públicos para el pago de sus desayunos. Según estimaciones, estos desayunos cuestan unos mil dólares al mes, unos 30 dólares diarios.

«En las redes sociales ha habido gente que ha pedido su dimisión, pero la primera ministra dice que solo quiere seguir con su trabajo y centrarse en las próximas elecciones locales, que se celebran el próximo domingo. Algunos dicen que su imagen y la de los socialdemócratas podrían verse afectada, pero debo citar a un periodista local que dijo que esto demuestra que Finlandia ha sido muy transparente, y que los periodistas pueden cuestionar a las autoridades e investigar este tipo de asuntos», ha señalado Bergfors Nyberg, corresponsal de Euronews.

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia ya ha anunciado que a partir de ahora pagará todas sus comidas, pero eso no impide que se inicie una investigación judicial.

Los finlandeses son poco tolerantes con los escándalos y menos con la corrupción.

Muchos piden que eso se convierta en pandemia.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here