El Papa Francisco saluda al embajador dominicano ante la Unesco José Antonio Rodríguez (Foto servida)

VATICANO. El embajador dominicano ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), José Antonio Rodríguez, participó en la audiencia ofrecida por el Papa Francisco I, en el marco de su visita oficial a esa ciudad, organizada por la Embajada de la República Dominicana ante la Santa Sede.

Al concluir la ceremonia, tras el saludo del Santo Padre, el embajador Rodríguez presentó formalmente la propuesta «Presencia por la Paz», en representación del Comité de Dirección del Proyecto, de la UNESCO, órgano que se encuentra conformado por los Delegaciones Permanentes ante la entidad multilateral de Brasil, China, Francia, Mali, Marruecos, Rusia y República Dominicana.

Rodríguez explica al Papa el contenido del documento que le entrega (Foto servida)
Rodríguez se encontró posteriormente con el consejero Chemelecki, del Vaticano (Foto servida)

En este sentido, su Santidad designó al consejero de la Nunciatura, el Reverendo Monseñor Tymon Tytus Chmielecki, oficial de enlace entre el Vaticano y el Comité de Dirección del Proyecto Presencia por la Paz, a fin de dar seguimiento efectivo a su evolución, descrita por los altos mandos del Vaticano como “una gran oportunidad para evidenciar el compromiso de la comunidad internacional con la consolidación de la paz mundial”.

Durante el encuentro, los diplomáticos intercambiaron sobre los avances experimentados en el desarrollo e implementación de esta iniciativa sin precedentes, la cual consiste en la realización de un concierto de envergadura mundial para conmemorar el 75vo. aniversario de la UNESCO.

De acuerdo a Mons. Chmielecki, este proyecto constituye una gran oportunidad única para involucrar a todas las naciones del mundo.

Garantizó que la Santa Sede otorgará apoyo incondicional a todas las propuestas que promuevan la confraternidad y el entendimiento entre los pueblos: “Siempre apoyaremos toda acción que promueva la unidad y nunca la división”, ratificó el clérigo.

Esperamos tu comentario