La pandemia de coronavirus detuvo la vida de la industria y lo más que permitió fue paliar la angustia y el encierro con series y películas, muchas de las cuales se mostraron gratuitamente.

El Covid 19 continúa causando estragos en el calendario del cine y afecta festivales, es verdad, pero sobre todo cuesta vidas de personas y enormes esfuerzos de los estados de todo el mundo.

Mientras tanto en algunos puntos del mundo reaparecen brotes, en otros merma. Los próximos seis meses las cosas seguramente irán tomando su rumbo, su marcha, su ritmo. Es por ello que vale la pena realizar una revisión del estado organizativo de algunos de los eventos que pueden irle dando un boca a boca a la industria del cine mundial, una de las más golpeadas de todos los sectores económicos.

 

Festival de Sarajevo (14-21 de agosto)

El Festival de Cine de Sarajevo (Bosnia) se aferra a sus fechas de agosto y sigue adelante con una edición física, aunque con modificaciones. Ya comenzaron a funcionar los cines en Bosnia, tras su reapertura el pasado 28 de mayo, con numerosos protocolos que incluyen la limpiar las suelas de los zapatos a la llegada. Además ya se permiten los viajes internacionales, aunque de forma limitada. Los organizadores tienen la intención de anunciar su alineación de competencia antes de finales de julio, y Michel Hazanavicius será  presidente del jurado de este año. El festival se celebró por primera vez en 1995 durante el asedio de Sarajevo.

 

Hong Kong / Filmart (18-31 de agosto)

Originalmente, el Festival de Cine de Hong Kong se iba a realizar del 24 de marzo al 6 de abril y hubo que reprogramarlo para agosto. El evento se centra principalmente en audiencias locales, por lo que podrá hacer frente sin una delegación internacional importante. Según la prensa, lo que se ha complicado aún más por el gobierno que extiende su período de cuarentena obligatorio de 14 días para cualquier viajero extranjero (excluyendo China, Taiwán y Macao). Los cines en Hong Kong se han abierto desde principios de mayo, con medidas de seguridad que incluyen máscaras faciales y audiencias de control de temperatura. El gobierno anunció esta semana que pronto permitiría que las admisiones en los cines aumenten al 80% de su capacidad (frente al 50% actual). El programa del evento se anunciará el 28 de julio. Filmart, uno de los principales mercados cinematográficos asiáticos, ya ha confirmado sus planes de celebrar su edición reprogramada completamente en línea, del 26 al 29 de agosto.

 

Venecia (2-12 de septiembre)

 

La Mostra de Cine de Venecia continúa con sus planes de convertirse en el primer gran festival internacional que tendrá lugar en un mundo pospandémico, después que Cannes tuviera que realizarse de manera online fundamentalmente. El festival más antiguo del mundo confirmó ayer miércoles que seleccionaría menos títulos, alrededor de 50-55, y las proyecciones se llevarán a cabo en sus lugares regulares, con procedimientos de higiene y distanciamiento. La actividad de la industria, incluido el Gap Financing Market, también se realizará físicamente, aunque con componentes en línea mejorados para los delegados que no pueden viajar. Los organizadores dijeron que aún esperan dar la bienvenida a un número significativo de directores y actores para que viajen con sus películas. Hasta ahora se desconoce la Selección Oficial, aunque los críticos de cine en su Venice Critics ’Week ya anunciaron que abrirán con el drama en inglés de Carlo Hintermann, The Book Of Vision.

 

Telluride (3-7 de septiembre)

En mayo pasado Pete Hammond anunció las perspectivas para su edición 2020. El mensaje fue que este año se sentirá «muy diferente», pero continúan con los planes para una edición física que se ejecutará un día antes de lo anunciado anteriormente (ahora del 3 al 7 de septiembre) para permitir espacio adicional para las proyecciones. El evento, que aún no anuncia su Selección Oficial y otras, fletará un vuelo desde Nueva York, además de sus vuelos regulares desde Los Ángeles para ayudar a los delegados a viajar hasta esa zona del Condado de San Miguel, en Colorado.

 

Toronto (10-19 de septiembre)

El festival de cine más grande de América del Norte se llevará a cabo del 10 al 19 de septiembre de una manera muy diferente este año, combinando proyecciones físicas con autocine, eventos digitales y alfombras rojas virtuales, conferencias de prensa y charlas de la industria. Esto de alfombra roja virtual es… bueno! El evento seleccionará solo 50 nuevas películas, con títulos ya anunciados que incluyen Ammonite de Francis Lee y Bruised de Halle Berry, por debajo de las 250-300 películas que tradicionalmente se proyectan. Las proyecciones de la industria y la prensa, así como la conferencia de la industria, se lanzarán en línea solo por este año, si la pandemia lo permite, alojadas en una plataforma digital hecha a medida del festival, y el evento dice que no espera mucha asistencia internacional. La organización se ha visto muy afectada por este período, ya que espera que los ingresos bajen un 51% este año y confirma recorte de personal. Su centro principal, el TIFF Bell Lightbox, ha sido cerrado desde marzo.

 

San Sebastián (18-26 de septiembre)

El que quizás sea el más importante festival de cine de Iberoamérica, el Festival de Cine de San Sebastián (España) abrirá con el nuevo filme de Woody Allen y proyectará numerosos títulos que habían sido seleccionados para Cannes, incluyendo Another Round de Thomas Vinterberg y Summer Of 85 de François Ozon. Los organizadores dicen que reducirán el número de proyecciones de películas en un 30% y restringirán capacidad en cines. Todas las películas de las secciones principales de programación aún se mostrarán en el sitio. La actividad de la industria se centrará en una combinación de física y en línea.

 

Zurich (24 de septiembre – 4 de octubre)

Tal como están las cosas, tanto el Festival de Cine de Zúrich como la Cumbre continuarán según lo planeado del 24 de septiembre al 4 de octubre. Los organizadores dicen que el evento será el «primer gran evento cultural en Suiza después del cierre» y que contará con un programa con invitados estelares (europeos) que ya van confirmando su asistencia. La situación en Suiza está relativamente bajo control, por lo que el equipo ya comenzó a confirmar ciertas películas con la confianza de que podrán proyectarlas físicamente. Se aplicarán medidas de seguridad contra el corornavirus, como la ventilación y una mayor higiene; también predicen que las máscaras serán obligatorias en los cines una vez que se celebre el festival. El evento cambiará a la venta de boletos digitales, lo que dice que le dará la oportunidad de rastrear cualquier infección. Del lado de la industria, se está siguiendo la situación actual y se establecerán prioridades dependiendo de los desarrollos.

 

Festival de Cine de Londres (7-18 de octubre)

LFF se verá muy diferente este año, funcionando como una edición principalmente en línea con solo un puñado de eventos en vivo. Habrá 50 películas seleccionadas para estrenos virtuales, con 12 proyecciones en cines en todo el Reino Unido. La actividad de la industria se llevará a cabo en línea con proyecciones previas a través de una plataforma de visualización segura, así como un programa de charlas y eventos digitales. El festival también está abandonando a su jurado tradicional en favor de los premios del público. El programa se anunciará el 8 de septiembre.

 

Busan (7-16 de octubre)

Es para muchos el más importante festival de cine de Asia. El Festival Internacional de Cine de Busan de Corea del Sur ha sido anunciado para octubre. Corea ha sido defendida por su manejo del coronavirus, incluidas las primeras pruebas rigurosas, pero su éxito sigue siendo desafiado por nuevos picos, y las medidas de bloqueo se vuelven a designar en ciertas ciudades. El festival dice que «seguirá los protocolos de seguridad adecuados» y «priorizará la salud y la seguridad del público y los cineastas». No anuncian nada de adelantos de proyecciones, ni de jurado, ni de la Selección oficial.

 

Tokio (31 de octubre – 9 de noviembre)

El Festival Internacional de Cine de Tokio (Japón) hasta ahora se mantiene en el otoño. El festival recientemente emitió una declaración diciendo que había lidiado con la posibilidad de abrirse para las presentaciones como de costumbre, pero finalmente decidió que había «ahora una razón más» para comenzar a seleccionar su programa para que pudiera «mantener las luces encendidas». Los organizadores dicen que seguirá adelante, siempre que puedan garantizar la seguridad del público, los cineastas y el personal. Considerará la postergación o cancelación «sin dudarlo» si no pueden garantizarlo. El festival está discutiendo medidas de seguridad de COVID con lugares, incluyendo distanciamiento y limitación de números de audiencia. En la actualidad, no hay una respuesta clara sobre en qué medida los delegados internacionales podrán asistir.

 

AFM (3 y 8 de noviembre)

El American Film Market sería en noviembre, según lo previsto. El evento aún no ha descrito ningún cambio que vaya a hacer en la edición de este año, pero con los casos de virus que siguen aumentando en los Estados Unidos, hay pocas esperanzas de que este año pueda realizarse el mercado. Con el Marche du Films de Cannes realizado virtualmente en una triste caricatura de lo que es normalmente, y por otra parte Toronto pareciendo severamente restringido, el negocio global del cine puede estar desesperado por un mercado físico para cuando AFM llegue, lo que sea factible será a finales de este otoño.

 

DOC NYC (11-19 de noviembre)

La edición de este año del importante evento de documentales DOC NYC se cambiará principalmente a versión online debido a la situación del coronavirus en Nueva York. Más cerca del tiempo, el equipo volverá a evaluar las perspectivas de un festival físico, pero es difícil. El festival dice que se reducirá este año, pero seguirá programando 100 funciones, así como paneles y otras iniciativas de la industria. Las proyecciones en línea se bloquearán geográficamente a los EE. UU. Con un número limitado de boletos en oferta, pero las charlas y coloquios estarán disponibles en todo el mundo. El programa se anunciará en octubre.

 

IDFA (18-29 de noviembre)

La organización del Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam se prepara para una edición física en noviembre, con una capacidad potencialmente reducida. El festival dice que sus concursos permanecerán intactos, y cada película seleccionada en el programa más amplio -que se recortará de los 300 títulos estándar a aproximadamente 200-, será proyectada en cine. Lo nuevo será una serie de proyecciones y eventos virtuales limitados, disponibles para el público holandés que no puede asistir en persona. El festival también presentará un modelo de reparto de ingresos para apoyar a los cineastas. Los invitados internacionales serán recibidos una vez más y todos los cineastas seleccionados tendrán la opción de asistir en persona. Del lado de la industria, los delegados que puedan viajar serán bienvenidos en Amsterdam, pero los eventos también se realizarán en línea para aquellos que no puedan asistir. Los mercados IDFA Forum (23-27 de noviembre) y Docs for Sales pasarán a estar en línea. Se utilizarán medidas estrictas de higiene y distanciamiento en todos los ámbitos.

 

Karlovy Vary (54 1/2 edición, 18-21 de noviembre)

Después de verse obligado a cancelar su 55ª edición en julio, Karlovy Vary de la República Checa está organizando un evento especial de cuatro días en el otoño, «Karlovy Vary IFF 54 ½». Del 18 al 21 de noviembre, presentará 30 películas que se proyectarán físicamente dos veces, así como varios eventos que se habrían celebrado tradicionalmente en el festival de verano. Karlovy Vary también presentará proyecciones en el país este mes para el público local. Volverá con su 55 edición oficial el próximo mes de julio del año 2021.

 

Sundance (21-31 de enero)

Sundance mira hacia el 2021 con un festival muy cambiado. Los planes en los que se está trabajando incluyen expandirse más allá de Park City a «al menos 20 cines independientes y comunitarios en los Estados Unidos y más allá», así como lanzar un hogar en línea para que el festival sea accesible para el público que no puede viajar. Sundance está programado para el 21 y 31 de enero, pero los organizadores están considerando una fecha de inicio del 28 de enero para agregar espacio después de la inauguración presidencial de Estados Unidos. El festival se ofrece opciones para subir o bajar la posibilidad de presencia física, pero el modelo on line se considera la opción preferida para los debates. A pesar de poder celebrar su edición 2020, la organización de Sundance se ha visto muy afectada por la pandemia, ha reducido el 13% del personal y recortado los presupuestos.

 

Festival de Cine de Rotterdam (27 de enero – 7 de febrero)

Rotterdam estudia las circunstancias cambiantes que puedan ocurrir en los próximos seis meses y actuará en consecuencia. Espera invitar a cualquier delegado internacional que pueda asistir, pero también ofrecerá soluciones digitales para aquellos que no puedan asistir. Bajo el liderazgo del nuevo director Vanja Kaludjercic, el festival ha realizado cambios en su programa para el próximo año, incluida la adición de un nuevo capítulo principal «Harbour».

 

Goteborg (29 de enero – 8 de febrero)

Goteborg mantiene las fechas planificadas para 2021. Actualmente, el equipo está proyectando múltiples escenarios diferentes con la situación de pandemia aún en constante cambio. En particular, quieren la contingencia de poder alojar el programa de mercado y eventos en línea, mientras que a través de su plataforma VOD interna Draken Film tiene la posibilidad de cambiar su enfoque a las proyecciones si es necesario. El equipo está rastreando las medidas de seguridad impuestas por sus expositores. La cadena de cines más grande de Suecia, Filmstaden, acaba de reabrir y el festival está observando de cerca la evolución. El enfoque relajado del país ante la pandemia significa que está más atrasado en el proceso de recuperación que las naciones vecinas, pero hay optimismo de que esto habrá evolucionado positivamente para fin de año. Sin embargo, el festival espera una asistencia internacional significativamente reducida en 2021.

 

Berlín (11-21 de febrero)

Febrero de 2021 puede parecer un poco alejado, pero los jefes de la Berlinale, Mariette Rissenbeek y Carlo Chatrian, dicen que ya están explorando en qué medida el festival podría pasar a ser digital el próximo año, porque ellos prefieren por supuesto que sea más un festival con presencia física. Los organizadores aseguran que todo se llevará a cabo de acuerdo con las medidas de higiene en ese momento. De hecho, tanto los Oscar como los BAFTA, que normalmente tienen lugar más cerca del festival, se han trasladado a abril del próximo año.

Así las cosas algo queda claro, los europeos no están convencidos del todo que incluso en el primer trimestre del año próximo haya regresado la normalidad, que solo llegará cuando se consiga una vacuna segura para combatir el coronavirus.

Estos 18 festivales, además de Cannes, son tal vez los más importantes del mundo, faltarían algunos pocos. Y en todos, sin excepción, hay algo común: la incertidumbre de la realización tal y como deseen debido al coronavirus.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here