SD. Sucedió en El Cairo, capital de Egipto, donde dos perros persiguieron un niño que corría desesperado huyendo.

Los canes por fin le dan alcance, lo hacen rodar por una escalera. Aun así el niño logra quitárselos por un momento y emprende la huida nuevamente, pero a dos o tres pasos los perros lo atacan por la espalda y lo tumban al suelo.

Una mujer corre a socorrerlo y cubre con su cuerpo el del niño, arriesgándose también a ser mordida. Mientras a duras penas, la dueña de los perros logra llevárselos.

La escena fue grabada por cámaras de vigilancia en el barrio El Maditany.

Los perros son de una raza peligrosa.

El video ha sido colgado en su web por el periódico español El País.

Esperamos tu comentario