Los astronautas chinos en su estación (Fuente externa)

Probablemente nunca antes han viajado al cosmos militares de tan alto rango como los dos generales, que acompañados de un coronel. Esta semana tres astronautas chinos ingresaron al módulo central de la estación espacial permanente de China para embarcarse en su misión de tres meses, convirtiéndose en los primeros ocupantes del módulo y pioneros en uno de los mayores esfuerzos espaciales del país.

El hecho de que sean militares de tan alto rango no es por gusto. China quiere llegar a ser, si es que no lo es ya, la primera potencia mundial. Los rusos y los norteamericanos, entre otras nacionalidades han enviado en el pasado y seguirán enviando, militares, pero nunca había ocurrido que generales de división y no uno, sino dos, volasen en una misión semejante. Esto habla de la alta importancia estratégica que tiene esta estación espacial para la República Popular China.

Esa es la razón por la que han volado los generales de división Nie Haisheng, Liu Boming y al coronel mayor Tang Hongbo al módulo central, llamado Tianhe, o Armonía de los Cielos, a la cual arribaron a las 6:48 de la tarde del jueves (hora de China), después de que su nave espacial Shenzhou XII se acoplase al módulo que se encuentra a unos 390 kilómetros sobre la Tierra.

Los astronautas han comenzado a realizar sus tareas dentro de la nave, que es la primera y central sección de la estación espacial de China, llamada Tiangong o Palacio Celestial.

La tripulación, compuesta exclusivamente por hombres, de la División de Astronautas del Ejército Popular de Liberación, fue lanzada por un cohete portador Long March 2F de 20 pisos de altura, que despegó a las 9:22 am en el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan en el desierto de Gobi, en el noroeste de China.

Después de unos 10 minutos, el vehículo puso en órbita la nave espacial de 8 toneladas métricas para reunirse y acoplarse con Tianhe.

El general Xu Qiliang, vicepresidente de la Comisión Militar Central y el oficial uniformado de más alto rango del ejército chino, y una multitud de altos funcionarios vieron el lanzamiento de la misión en el centro de Jiuquan.

El lanzamiento de la nave desde el desierto de Gobi (Captura de pantalla)

Los tres astronautas tienen la tarea de probar y verificar planes, tecnologías y equipos para elementos cruciales de la construcción y operación de la estación Tiangong, como los arreglos de la misión a largo plazo de los astronautas, el sistema de soporte vital, el reabastecimiento en órbita, la actividad extravehicular y el mantenimiento de naves espaciales y reparación. Entre otras tareas seguramente de tipo militar y experimentos espaciales.

Durante la misión, los astronautas están programados para realizar dos operaciones extravehiculares, o caminatas espaciales, para usar brazos mecánicos para instalar equipos y verificar la condición externa de Tianhe.

Su trabajo permitirá a la Agencia Espacial Tripulada de China acumular experiencia y verificar la capacidad, el rendimiento y la compatibilidad de los sistemas involucrados en el programa de la estación espacial para prepararse para los próximos pasos en su construcción, según Ji Qiming, subdirector de la agencia.

La nave anfitriona de los astronautas, el módulo central de Tianhe, fue levantada por un cohete de carga pesada Long March 5B en el Centro de Lanzamiento Espacial Wenchang en la provincia de Hainan el 29 de abril pasado.

Tianhe, la nave espacial más grande y pesada que ha construido China, mide 16,6 metros de largo y 4,2 metros de diámetro. El peso de la nave, de 22,5 toneladas, es igual al peso combinado de 15 automóviles de tamaño estándar. Tiene tres partes: una sección de conexión, una sección de control y soporte vital y una sección de recursos.

El módulo es fundamental para la construcción y las operaciones de la estación Tiangong, dado que los astronautas vivirán allí y controlarán toda la estación desde el interior. También se utilizará para albergar experimentos científicos y tecnológicos.

La nave ahora está conectada con el carguero robótico Tianzhou 2, que fue lanzado por un cohete Long March 7 desde las instalaciones de Wenchang el 29 de mayo pasado. Las dos naves atracaron entre sí al día siguiente.

Actualmente, Tianzhou 2 contiene materiales vivos y cargas útiles de la misión para que los use la tripulación de Shenzhou XII, así como propulsores que se utilizarán para repostar el módulo central.

Según los planes del proyecto, la nave de carga Tianzhou 3 se lanzará en septiembre para atracar con Tianhe, y en octubre, otro equipo de tres tripulantes volará con el Shenzhou XIII al módulo para permanecer allí durante seis meses.

En 2022, se lanzarán dos grandes laboratorios espaciales para conectarse con el módulo principal. Además, se realizarán dos misiones tripuladas y dos vuelos de carga robóticos para continuar la construcción de la estación Tiangong, que está programada para completarse para que la operación formal comience a fines de 2022.

Tiangong, uno de los esfuerzos espaciales más aventureros de China, constará de tres componentes principales, un módulo central adjunto a dos laboratorios espaciales, con un peso combinado de casi 70 toneladas métricas. Toda la estación está programada para funcionar durante unos 15 años.

Una vez finalizado, Tiangong estará tripulado regularmente por grupos de tres astronautas en períodos que durarán varios meses. Durante los traspasos a nuevos grupos de tres astronautas, la estación acomodará hasta seis astronautas.

Desafíos futuros

La nave acercándose a la estación espacial (Captura de pantalla)

Huang Weifen, entrenador en jefe de astronautas chinos, dijo que Shenzhou XII será la misión más larga que los astronautas chinos hayan realizado y planteará muchos desafíos para la tripulación de la misión.

«En primer lugar, deben poder mantener una buena salud, considerando que una estadía prolongada en un ambiente ingrávido causará mayores efectos en el cuerpo humano que un vuelo a corto plazo», dijo Huang. «Se enfrentarán a muchos efectos adversos, como fuertes vibraciones y ruidos fuertes, así como el impacto de la rotación».

Los astronautas deben permanecer saludables y enérgicos para resistir y luego adaptarse a un entorno tan difícil y cumplir con sus tareas, dijo Huang.

«En segundo lugar, vivir y trabajar durante mucho tiempo en el pequeño espacio de la nave, la separación de la familia y los lugares familiares, junto con las influencias físicas desfavorables, puede resultar fácilmente en emociones negativas como irritabilidad y depresión. Los astronautas deben tener una mente fuerte y excelentes cualidades psicológicas para hacer frente con esos probables problemas y ser capaces de responder ante posibles emergencias ”, agregó el capacitador.

Además, dijo Huang, la complejidad de construir y ejecutar una estación espacial sofisticada pone a prueba el conocimiento y las habilidades profesionales de los astronautas.

Reconociendo los desafíos y la gran carga de trabajo que los miembros de la tripulación enfrentarán en su misión, los planificadores de programas han hecho todo lo posible para que las condiciones de vida de los astronautas sean lo más cómodas posible.

Según Yang Hong, diseñador jefe de Tianhe en la Academia de Tecnología Espacial de China, el espacio utilizable en la nave espacial de la serie Shenzhou es de aproximadamente 7 metros cúbicos. En comparación, alrededor de 50 metros cúbicos están disponibles dentro del módulo principal para las actividades de vida y trabajo de los ocupantes, mucho más espacio que en todas las naves espaciales tripuladas anteriores de China. Una vez que los dos laboratorios espaciales estén conectados con el módulo para completar la estación Tiangong, los astronautas tendrán hasta 110 metros cúbicos de espacio utilizable, dijo.

Zhang Hao, un ingeniero senior de la academia que participó en el desarrollo del módulo, dijo que hay cuartos separados dentro del módulo para trabajar, dormir, higiene personal, comer, atención médica y ejercicios físicos. Cada astronauta tendrá una cama y compartirá un baño exclusivo, una novedad para una nave espacial china.

Los ingenieros también instalaron muchos electrodomésticos dentro de la nave para hacer más cómoda la estadía de los miembros de la tripulación, como aire acondicionado, horno microondas, refrigerador, dispensador de agua y cinta de correr.

El transportador de la tripulación, la nave espacial Shenzhou XII, es otro ejemplo de los avances técnicos logrados por los diseñadores chinos. En comparación con sus predecesores, Shenzhou XII presenta la capacidad de realizar operaciones rápidas de encuentro y atraque, tecnologías de reentrada mejoradas y mayor precisión en el aterrizaje, dijeron los diseñadores.

Ocio

Astronautas chinos trabajando ya dentro del módulo (Captura de pantalla)

Además del hardware mejorado, los astronautas también pueden elegir algo de entretenimiento de acuerdo con sus preferencias personales, dijo Huang.

«Pueden ver películas, escuchar música o usar un teléfono para charlar con familiares, amigos o colegas en Tierra en su tiempo libre», dijo.

El entrenador también dijo que a los astronautas se les permite llevar una cierta cantidad de pertenencias personales a bordo de Tianhe.

El astronauta Liu dijo antes de emprender el viaje espacial que llevaría una foto familiar grupal y un muñeco de peluche de toro que simboliza la buena suerte en la tradición china.

Tang, otro miembro de la tripulación del Shenzhou XII, dijo que algunos videos de su esposa e hijo lo acompañarán durante el viaje de tres meses.

«Mi hijo es muy encantador y optimista. Es mi orgullo», dijo.

Nie se negó a revelar detalles del contenido de su equipaje, y solo dijo que incluye parte de su comida favorita y cosas que mostrará al público durante el vuelo espacial.

El 15 de octubre de 2003, el país llevó a cabo su primer vuelo espacial tripulado, enviando a Yang Liwei en un viaje de 21 horas alrededor de la Tierra en la nave espacial Shenzhou V.

Antes de Shenzhou XII, China había realizado seis vuelos espaciales tripulados, que totalizaron 68 días y orbitaron la Tierra 1.089 veces, mientras que 11 astronautas chinos viajaron más de 46 millones de kilómetros en el espacio en total general y realizaron más de 100 experimentos.

El ingeniero Hidekel Morrison ha ensamblado un video en el cual explica lo relativo al lanzamiento de esta misión:

(Este artículo ha sido compuesto con informaciones de la Agencia Xinhua y otras fuentes)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here