La comisión de deportistas del Comité Olímpico Ruso (COR) ha lanzado la propuesta de utilizar la popular canción patriótica ‘Katiusha’ como sustituto del himno nacional durante los dos años de sanción por dopaje.

‘Katiusha’, es una composición musical de Matvéi Blánter de 1938 por Matvéi Blánter con letra de Mijaíl Isakovski, y es el similar significante en el ideario popular de la «Guantanamera» para los cubanos o «Cielito lindo» para los mexicanos, «La Burga» para los panameños, o «Compadre Pedro Juan» para los dominicanos.

En Rusia, Sofía Velíkaya, jefa de la comisión y campeona olímpica de esgrima dijo a la prensa: «Hemos abordado el acompañamiento musical para nuestros deportistas en los próximos dos años. Nos hemos decidido por ‘Katiusha'».

Velíkaya explicó que también se tuvieron en cuenta otras canciones más modernas, pero el mayor número de votos recayó en la canción que todos los rusos relacionan con la Gran Guerra Patria, es decir, el episodio soviético de la Segunda Guerra Mundial (1941-45).

«‘Katiusha’ es una decisión colectiva. Es una canción conocida, le gusta a los niños y es conocida internacionalmente», insistió la destacada deportista.

Una sanción dolorosa

Debido a la sanción de dos años confirmada a finales de 2020 por el Tribunal de Arbitraje Deportivo, los deportistas rusos deben competir sin escudo, bandera e himno y ahora el Comité Olímpico Ruso ha sido encargado de informar la decisión al Comité Olímpico Internacional (COI).

El equipo ruso de balonmano, que debutó ante Bielorrusia en el Mundial de Egipto, ha sido la primera selección rusa que ha tenido que acatar dicha sanción.

Por su parte, el octogenario y popular cantante Lev Leschenko, que participó en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Moscú (1980), apoyó la elección y recordó que «no es una canción militar», ya que fue compuesta antes de la guerra en 1938.

Algunos se oponen

Por su parte, la diputada y campeona olímpica de patinaje de velocidad, Svetlana Zhúrova, advirtió que es probable que el COI no acepte la canción elegida por los deportistas.

«Si ellos nos quitaron el himno, significa que no permitirán que suene otra melodía que se asocie con Rusia. Además, nos pueden acusar de que es una canción militar y, de esa forma, Rusia quiere demostrar algo», apuntó.

Zhúrova opinó que «mejor que el himno ruso salga de las gargantas de los aficionados», ya que «no se puede prohibir cantar en las tribunas».

La idea, sin embargo, no fue respaldada por algunas importantes figuras como la legendaria entrenadora de patinaje sobre hielo, Tatiana Tarásova, quien llamó a reconsiderar ‘Katiusha’ como himno, ya que «recuerda a la guerra», no en vano ese fue el nombre elegido para denominar una lanzadera de cohetes. Y propuso como variantes sendas composiciones de Glinka y Chaikovski, mientras el pianista Denís Matsúev también se inclinó por clásicos como éste último o Rajmáninov.

‘Katiusha’ (diminutivo de Katia, variación de Yekaterina), es una de las melodías rusas más conocidas en el exterior, cuenta el amor que siente una mujer por un hombre que sirve en el Ejército Rojo.

Durante la guerra contra los nazis, esta canción con una melodía por momentos majestuosa, se convirtió en uno de los símbolos de la resistencia contra la invasión hitleriana.

Durante los próximos dos años los deportistas rusos deberán competir como atletas neutrales en Juegos Olímpicos (Tokio y Pekín) y Mundiales, pero no en las pruebas clasificatorias ni en los Europeos, donde sí podrán portar su bandera y escuchar su himno.

Ahora dependerá de lo que decida el COI, lo cual serviría de antecedente para otros futuros casos de sanciones similares.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here