Sargazos en el Caribe mexicano (Fuente externa)

Quien alguna vez haya pasado por la orilla del Mar de los Sargazos, sabe que se trata de una extensión de vegetación marina flotante en medio del Océano Atlántico, importante para eco sistema marino, en la cual hasta anidan especies de aves que cruzan la inmensidad acuática y allí descansan.

 

Mapa del Mar de los Sargazos (Fuente externa)

Según los científicos no existe aún una causa determinada que sea culpable de que un vasto campo de algas Sargassum de 8,850 millas de ancho y 20 millones de toneladas haya atravesado el Atlántico en julio de 2018 y ahora se encuentre en forma de un gran cinturòn en la región del Atlántico tropical. Pero no fue un proceso de ahora para ahorita.

Se sabe que ha habido cantidades cada vez mayores de algas marinas en el océano cada verano desde 2011, con la mayor floración detectada el año pasado, según un artículo publicado en Science esta semana. Cuando las islas de algas se vuelven demasiado grandes pueden sofocar a los corales y causar estragos en la costa. Por ejemplo, ha sido un gran problema para las áreas que dependen del turismo en México, donde las algas se lavan en las playas.

La costa de Quintana Roo (Fuente externa)

Según el MIT, un equipo de la Universidad del Sur de Florida utilizó datos de instrumentos satelitales, que escanean el océano con luz visible e infrarroja. Las algas Sargassum contienen gran cantidad de clorofila-a, que se destaca claramente en las longitudes de onda infrarrojas, en contraste con el agua de abajo.

La causa: no se sabe por completo, pero la floración se alimenta de nutrientes, y parece que hay dos fuentes principales: la descarga del río Amazonas y el afloramiento a lo largo de la costa de África occidental (donde las aguas superficiales son desplazadas por aguas más profundas y ricas en nutrientes) aguas, gracias a los fuertes vientos). Hay quienes incluso han hablado que las arenas del Sahara han transportado también ciertos nutrientes. En última instancia, estas tendencias son causadas por el cambio climático, que afecta las precipitaciones y la circulación oceánica, según el coautor Chuanmin Hu. “Probablemente están aquí para quedarse”, dijo.

Sin embargo, los investigadores deberán recopilar datos satelitales de mayor resolución para comprender mejor qué está impulsando el crecimiento explosivo de las floraciones, dijo el oceanógrafo James Gower a Science News.

Todo hasta ahora son hipótesis. No se sabe cuál es la razón cierta, ni hasta cuándo será esto. Tampoco si existe alguna forma de combatirlas y en ese caso, cuáles serían los efectos colaterales que podría traer.

Por lo pronto hace falta una acción concertada entre gobiernos regionales del Caribe. Y una coordinada colaboración entre las gerencias de los hoteles para poder combatir.

Esperamos tu comentario