Ni de chiste vale. Un plátano fijado a la pared con un pedazo de cinta aislante no es una obra de arte. Ni la sátira que implica de su título (Comidian o Comediante en español) y su propuesta reflexiva lo hacen una obra de arte. Para eso han quedado las ferias de arte, como la feria Art Basel Miami 2019.

Pero lo realmente grotesco es el precio de 120 mil dólares. No sólo es cínico, es una burla.

En su ensayo Notes Towards de Definition of Culture, el poeta T. S. Elliot predijo estas cosas: «Y no veo razón alguna por la cual la decadencia de la cultura no pueda continuar y no podamos anticipar un tiempo, de alguna duración, del que se pueda decir que carece de cultura».

En eso estamos, en la ausencia de cultura, según ha establecido en La civilización del espectáculo Mario Vargas Llosa.

La nueva «comidilla» de la feria Art Basel Miami 2019 es una «obra» del artista italiano Maurizio Cattelan, especialista en polémicas. Y la expone en su galería Emmanuel Perrotin, su Galerista desde hace 27 años, dice una nota del periódico ADNCuba.

De Maurizio Cattelan es un retrete de oro macizo de 18 quilates valorado en 1.250.000 dólares, que fue robada recientemente de una exposición sobre el artista en el palacio Blenheim, en Woodstock (Oxforshire), lugar de nacimiento de Winston Churchill. La pieza, concebida por su autor como una ácida sátira sobre el exceso de riqueza, fue recuperada por la policía británica.

Lo peor aún es que este jueves se vendieron las dos primeras ediciones de la «obra», pero fueron repuestas de inmediato. El precio ahora de la «obra» ha subido a 150.000 dólares y tanto el galerista como el artista esperan que alguna de las ediciones sea comprada por algún museo, afirma ADNCuba.

Perrotin, le dijo a algunos medios que las bananas o plátanos son “un símbolo del comercio mundial, un doble sentido, y también un dispositivo clásico para el humor”. Según Perrotin, Cattelan tiene la capacidad de convertir objetos cotidianos en “vehículos tanto de deleite como de crítica”. El galerista no tiene miedo de que roben la singular obra o que a partir de ahora cualquiera “venda” un Cattelan ya que solo él tiene los certificados de originalidad de las piezas, que fueron concebidas seriamente, más allá de que pueda parecer una broma.

Nadie sabe qué va a pasar dentro de unas horas, cuando las frutas/obras de arte comiencen a madurar y descomponerse. Al parecer, Cattelan no ha dado instrucciones sobre eso. Tal vez ir cambiando la fruta… Pero no es la primera obra de arte que se hace con fruta que se pudre y cuyo espectáculo podría ser, justamente, verla pudrirse en la pared. «La gente piensa que estamos locos o somos estúpidos», dijo Perrotin a la agencia de noticias Télam, en su stand de Art Basel Miami Beach 2019.

En Art Basel participan este año 269 galerías de todo el mundo -entre ellas las más importantes del mundo como Gagosian, Pace o White Cube. «Comedian» no acaparó toda la atención pero sí gran parte de ella, en uno de los eventos centrales de la Semana del Arte de Miami, que incluye otras 20 ferias satélites y 1.000 eventos diferentes.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here