El pianista Daniil Trífonov (Fuente externa)

La primera vez que Daniil Trífonov vino a República Dominicana, en el 2012, tenía todavía la imagen de un bachiller ruso, demasiado concentrado en su música y con un talento enorme, extraordinario, que lo hacía enseguida sobresalir entre todos los jóvenes pianistas del mundo.

Tenía una novia dominicana, Judith Rodríguez, que estudiaba música como él, en Estados Unidos. Ese noviazgo continuó, según me han informado, fuentes cercanas. Y aquel muchacho medio enclenque, blanquísimo, de ojos medio asustados y concentración de genio se casó con su dominicana con quien protagoniza lo que él llama el amor de su vida.

Trífonov debutó en el Teatro Nacional Eduardo Brito el 1ro de noviembre del 2012 como parte de la Gala de Grandes Artistas, a la cual regresa ahora. Luego regresó el 11 de diciembre del 2018 al mismo escenario, pero esa vez no pude verlo.

Ahora ha regresado. Y se presenta este sábado en el Centro León de Santiago, y el domingo en el Teatro Nacional Eduardo Brito, como parte de “Gala de Grandes Intérpretes Margarita Copello de Rodríguez”.

Trífonov tiene a su haber algunos de los más grandes premios de la música mundial. Y sobresale por haber obtenido en el 2011 el Primer Premio en el 13º Arthur Rubinstein International Piano Master Competition en Tel Aviv (Israel), ganando también el Premio Pnina Salzman por la mejor interpretación de una pieza de Chopin, así como el Premio por la Mejor Interpretación de Música de Cámara y el Premio como el Favorito del Público, y como si fuera poco varias semanas después se alzó con el Primer Premio, Medalla de Oro, y Grand Prix en la XIV edición del Concurso Internacional Chaikovski en Moscú, además de haber ganado el Premio de la Audiencia y el Premio para la mejor interpretación de un concierto de cámara.

Tiene a su haber ocho discos, y el 23 de abril de 2014, como compositor estrenó su Concierto para piano en Mi bemol menor, con la Orquesta del Instituto de Música de Cleveland, dirigida por Joel Smirnoff.

Su estilo es contenido, de una profundidad intelectual poco compungida en personas tan jóvenes, además de unas capacidades interpretativas extraordinarias, donde es capaz de transmitir un lirismo comparable con la poesía de Serguei Esenin y un juego con los tempos donde involucra a la orquesta de manera pudiera parecer lúdica, pero retadora.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here