Selfie del rover Curiosity (Fuente: NASA)

¿Hay vida en Marte? El rover Curiosity de la NASA ha detectado el nivel más alto de gas metano que se haya encontrado en el planeta, lo que ofrece la posibilidad tentadora de que pueda haber algún tipo de vida debajo de su superficie.

La semana pasada, el rover registró una lectura de metano de 21 partes por billón en el cráter Galo, lo cual es tres veces mayor que el último registro, grabado por Curiosity en el año 2013.

Generalmente el metano es producido por seres vivos, por lo que podría ser un signo de vida microbiana en el llamado Planeta Rojo. Sin embargo, también podría provenir de las rocas. «Con nuestras mediciones actuales, no tenemos manera de saber si la fuente de metano es biología o geología, o incluso antigua o moderna», dijo Paul Mahaffy, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Un experimento de seguimiento realizado este lunes 24 de junio por Curiosity encontró que la lectura de metano había regresado al nivel habitual, dijo la NASA. Esto sugiere que es una fuente que viene y se va. Sin embargo, en un golpe de suerte, dos satélites (Mars Express y ExoMars Trace Gas Orbiter) observaban el cráter aproximadamente al mismo tiempo que el rover tomó la lectura inicial. Mars Express fue la primera sonda en detectar metano en el planeta en 2003. Los nuevos datos satelitales deberían ayudar a los investigadores a confirmar esta lectura histórica y su fuente.

Sin embargo, descubrir más sobre la fuente, y si realmente es vida, antigua o actual, requerirá que se envíen nuevos instrumentos a la superficie del planeta. Así que habrá que esperar.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here