El presidente Luis Abinader, orienta a Carmen Heredia y a Giovanny Cruz (Foto servida)

Colaboración de Giovanny Cruz, viceministro de Cultura

Acabo de entrar a la casa, regresando de San Pedro de Macorís. Estaba, junto a la ministra Carmen Heredia, acompañando al presidente Abinader.

Después de juramentado no nos habíamos topado. ¡El mismo hombre sencillo, educado, regente y afable de siempre!

Recorrimos un gran trayecto por las calles de San Pedro. Tres personas vestidas de civil lo escoltaron. En realidad, la gente de a pie en San Pedro eran sus escoltas. Mezclado con la gente, hablando con ella, atendiendo cada solicitud de foto, resolviendo en la calle un montón de cosas importantes y dándonos instrucciones a mi y a Carmen. Sugiriendo asuntos:

—Giovanny, Carmen, tengo interés en que hagamos el museo de Horacio Vázquez, en Tamboril, y el de don Antonio, en Santiago.

—Bien, presidente, ahora mismo llamamos a Carlos Andújar (Dir. General de Museos) y se lo comentamos.

—Debemos restaurar esta joya arquitectónica y convertirla en el museo del pelotero. Busquemos un estructuralista.

—Esta debe ser un completo centro cultural.

—Giovanny, Carmen ¿Ya llamaron a Andújar?

—Lo hicimos. Está en Montecristi trabajando. Hoy mismo va para Tamboril. En el fin de semana Carmen y yo estaremos con él y Gamal en Tamboril, Moca y Santiago.

Alguien no me dejaba pasar a una de las tantas visitas que hicimos. El presidente se devolvió a buscarme.

Tenemos un presidente diferente. Uno que sí le importa la gente. Sin aspavientos. Sin show. De verdad. No pude evitar sentirme orgulloso.

Nos está marcando un camino a todos los funcionarios. ¿Lo imitaremos todos?

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here