Franklin en su despacho (Foto servida)

SD. Franklin Romero es el diputado que se echó al hombro el traído y llevado proyecto de Ley de Mecenazgo, que cumplió ya ocho años de recorrido en el Congreso Nacional.

La importancia de esta pieza legislativa -que presentara originalmente el entonces diputado y compositor Manuel Jiménez- es cardinal para la cultura dominicana, toda vez que su impronta puede permitir el desarrollo de la misma en todos los rincones del país.

Notaclave.com quiso conocer del propio Romero la situación en que se encuentra actualmente el proyecto, una vez que fuese aprobado por la Cámara de Diputados y entregado al Senado de la República para su aprobación, a lo cual el también empresario, respondió con la siguiente declaración pública en exclusiva para este medio:

“Como es de conocimiento público, en el Congreso Nacional cursa desde hace unos ocho años el “proyecto de ley mediante el cual se establece el régimen de incentivo y fomento del mecenazgo cultural en la República Dominicana”, una iniciativa legislativa originalmente impulsada por el reconocido artista y compositor dominicano Manuel Jiménez, en su condición de expresidente de la Comisión Permanente de Cultura de la Cámara de Diputados durante varios períodos.

El Proyecto de Ley se articuló en respuesta a la urgencia que tanto la comunidad artística y cultural del país como los sectores empresariales, mecenas, donantes y filántropos reclamaban como acción para que el Estado Dominicano generara políticas públicas que impulsaran las denominadas industrias creativas y culturales, técnicamente definidas por la UNESCO como “industria naranja”; una corriente de amplia observación y aceptación social y política en los Estados modernos de todo el mundo, y con los más amplios referentes históricos desde antes de la Era Cristiana.

Después que el artista Manuel Jiménez cesara como Diputado de la República, y luego de esta iniciativa haber agotado múltiples procesos de trámites legislativos, incluyendo varios años de haber estado fuera de la agenda, tanto del Senado como de la Cámara de Diputados, incluyendo sucesivas aprobaciones en primera lectura en ambas cámaras durante los años legislativos 2016, 2017 y 2018, el Proyecto de Ley, ante los múltiples reclamos de las instituciones culturales más prestigiosas y acreditadas del país y el grito público de artistas y gestores culturales en todas las áreas de nuestra vida cultural, y haberlo reintroducido ante la Comisión Permanente de Cultura de la Cámara de Diputados, y planteadas sus preocupaciones en los medios de comunicación, prensa escrita, radio, Tv y medios digitales, en mi condición de Diputado de la República del Partido Revolucionario Moderno por la Provincia San Francisco de Macorís, asumí como proponente agotar los procesos legislativos de rigor para culminar hasta la aprobación por el Pleno de la Cámara de este importante proyecto, que junto a la vigente Ley de Cine, viene a fortalecer el sistema de legislación cultural del país.

A lo interno de la Comisión Permanente de Cultura he contado con el acompañamiento del Diputado Juan Julio Campos Ventura, del Partido de la Liberación Dominicana, Provincia La Altagracia, quien con el apoyo del liderazgo legislativo de la Diputada Lucía Argentina Alba López de Alba, presidenta de la Comisión Permanente de Cultura, logramos fortalecer y dinamizar la agenda legislativa cultural de la Cámara, creando una atmósfera de conciencia sobre la cultura y el arte como fundamentos para la construcción de una ciudadanía de calidad, a un nivel de tan alta valoración que el Proyecto de Ley mereció el respeto y la atención de los expresidentes Lucía Medina Sánchez (2016); Rubén Darío Maldonado (2017), y el actual Radhamés Camacho Cuevas (2018), quienes encaminaron la iniciativa de ley hasta su aprobación con mayoría casi absoluta en el Hemiciclo de este componente del Primer Poder del Estado.

Hará unos tres meses de la aprobación en la Cámara de Diputados de la Ley de Mecenazgo, y haciéndome eco de los demás miembros de la Comisión Permanente de Cultura y de un notable núcleo de legisladores de todos los partidos políticos, además del eco del Ministerio de Cultura y del liderazgo social y cultural del país, deseo expresar públicamente y de manera inquietante la aparente falta de atención a esta revolucionaria iniciativa legislativa, la que con una simple lectura se pueden apreciar los beneficios fundamentales que la misma contribuirá como garantía para mejorar la calidad de vida de nuestras instituciones culturales públicas y privadas, con énfasis en la calidad de vida de los artistas y creadores en todos los géneros del arte nacional, garantizándoles, entre otros beneficios, exención impositiva a empresas y corporaciones nacionales, así como a donantes, coleccionistas y patrocinadores para los proyectos culturales declarados “De interés cultural”.

Por igual, este inédito Proyecto de Ley contempla la garantía del crédito público en beneficio de aquellos proyectos de iniciativas culturales calificadas a través de Banca Solidaria y Banca Pymes; lo mismo que el Fondo Solidario para las Artes, equivalente al pujante Banco del Arte o Banco de la Cultura, que durante décadas y de manera fructífera opera en el sistema cultural de México.

Esta declaración la reitero como una legítima preocupación, tanto en nombre de mis compañeros diputados de todos los partidos, como en nombre de la propia comunidad artística y cultural del país, toda vez que al cabo de los meses transcurridos, como legislador observamos una tímida atención para su puesta en la agenda legislativa del Senado para su conocimiento y aprobación final, entendiendo que este clamor, que expertos nacionales e internacionales, de los que he sido testigo, la han calificado como la más importante conquista institucional que han tenido el arte y la cultura del país desde la aprobación de la Ley 41-00, que crea el Ministerio de Cultura de la República Dominicana.

Confiamos en que tanto a lo interno de la Presidencia del Senado de la República, en la persona de su presidente, senador Reynaldo Pared Pérez, como en el seno de la Comisión Permanente de Cultura del Senado, y su líder el senador Edis Mateo Vásquez, del Partido de la Liberación Dominicana, Provincia Barahona, por su sensible atención y vínculo con la cultura y su experiencia como senador de la República, comprenderán la urgencia, que a modo de alerta, ponemos a conocimiento de todo el país; sobre todo porque esta iniciativa es directamente cónsona con la avanzada visión política y humanista que ya antes tuvo el más grande pensador dominicano, don Pedro Henríquez Ureña, cuando sentenció que “si las artes y las letras no se apagan, tenemos derecho a considerar seguro el porvenir””.

Esperamos tu comentario