Se hace urgente, imprescindible, que la próxima pandemia sea de amor. Esta deja una huella de tristeza aunque de resistencia, en todo lo que se ha ido produciendo.

Living in a Ghost Town es el nuevo video clip de The Rollings Stones, subido el 23 de abril pasado y que alcanza ya 6 millones y pico de visualizaciones. Recorre varias ciudades fantasmas, azotadas por la pandemia del coronavirus. «Puedes buscarme -dice la canción-, pero no puedo ser encontrado» Y dos líneas después argumenta: «La vida fue tan hermosa / hasta que todos quedamos encerrados. Me siento como un fantasma viviendo en un pueblo fantasma». Unas estrofas más abajo ilustra: «Los predicadores fueron predicando / caridades suplicando / políticos negociando / los ladrones felices robando / las ventanas llorando / no hay camas para que durmamos / siempre supe / que todo se derrumbaría».

Siendo justos hay que darle la primicia de este estilo a las realizaciones de la plataforma Playing for Change, uno de cuyos primeros videos fue el de Stand by me, de Ben E. King, realizado en noviembre del 2008, cuatro antes de que se presentara junto a Prince Royce en la entrega de unos premios.

Así que los videos hechos desde casa por separado y virtualmente, no son innovación pandémica. Lo que sí posiblemente hayan sido los españoles los que abrieron la caja de Pandora con su insuperable versión de Resistiré, replicada por los mexicanos, los chilenos, los argentinos, los venezolanos, los dominicanos y aún otra con la cual amenaza Toño Rosario junto a varias figuras.

Entre las peores cosas, al menos tecnológicamente, que se han hecho es la nueva versión de We are the world, realizada por BBC One, en la que participan figuras como Jonas Brothers, Justin Bieber, Camila Cabello, Miley Cyrus, Tylor Swift, Ariana Grande y otros pero el video va por un lado y la música por otro, a la cual le han desactivado los comentarios.

Hay otra versión que se ha puesto como que fue hecha por la pandemia del coronavirus, pero en realidad fue realizada cuando el terremoto de Haití.

Entre las mejores la de The Prayer, con Lang Lang al piano y la participación de Celine Dion, Andrea Bocelli, Lady Gaga y John Legend, desde sus casas dentro del proyecto One World.

La cuestión es que la modalidad se ha puesto de moda en el mundo entero, los franceses y los rusos también han hecho sus canciones y no dudemos que en los próximos Grammy Awards y hasta en los Goya, se abran acápites para premiar esta variante de los audiovisuales.

Los españoles, sin embargo, son de los que no se cansan de hacer este tipo de trabajo. Y si Resistiré fue un himno rescatado de los años 60, ya los demás temas son de más acá, varios de Sabina, otros de autores jóvenes y aún otros creados especialmente por la pandemia.

Uno de los mejores videos ha sido el del tema Yo me bajo en Atocha, de Joaquin Sabina, pero también de Pancho Varona, que abre el video y de Antonio G De Diego, donde Borja Montenegro ha reunido además de a Pancho, a la infaltable Mara Barros, Rebeca Jiménez, Rodrigo Mercado, Colectivo Panamera, Fito Mansilla, Vicky Gastelo, Pablo Perea, Txetxu Altube, Marisa Valle Roso, Isma Romero, Ernesto Garrot, Gallos, Marazu y Entrelazados, para hacer un homenaje a Madrid, una de las ciudades del planeta que más ha sufrido el embate del coronavirus.

Luego hay otro de estos videos, donde quien abre es el poeta cubano Alexis Díaz Pimienta, un improvisador decimista que se ha posicionado muy bien en España desde hace más de 20 años. ¿Quien me ha robado el mes de abril?, otra canción de Joaquin Sabina, otra vez en realización de Borja Montenegro, con el fin de recaudar fondos en beneficio de Médicos Sin Fronteras en su lucha contra la COVID19, primero centralizada en España y después ampliada a nivel mundial. Los artistas que participan son la bailarina Cocó Jiménez y Andrés Suárez, Elvira Sastre, Benjamín Prado, Zenet, Mäbu, Travis Birds, Rebeca Jiménez, Lucas Masciano, Mi Hermano Y Yo, Lucía Jiménez, Txetxu Altube, Juan Zelada, Nat Simons, Maximiliano Calvo, Litus, David Castro, Juan Espiga (Club del Rio), Cris Méndez, Daniel Hare, Josemi Sagaste y Jacob Reguilón.

«Por los ángeles de alas verdes de los quirófanos / Por los ángeles de alas blancas del hospital / Por los que hacen del verbo cuidar su bandera y tu casa / Y luchan porque nadie muera en soledad // Por esas centinelas que no duermen / Para que el enfermo sueñe que va a despertar / Sin temerle a su miedo y usando su piel como escudo / Moviendo las camillas del peligro como un vals…», son versos de un poema colectivo al cual le puso música el guitarrista Guille Galván. Vetusta Morla publicó la nueva canción ‘Los abrazos prohibidos’, dedicada para todos los profesionales de la sanidad pública en España. En el video oficial participan Joaquín Sabina, Alice Wonder, Andrés Suárez, Carlotta Cosials (Hinds), Christina Rosenvinge, Dani Martín, Depedro, Eva Amaral (Amaral), Ismael Serrano, Iván Ferreiro, Kase.O, Leiva, Luz Casal, Maika Makovski, Marwan, Nacho Vegas, Nina de Juan (Morgan), Rozalén, Santi Balmes (Love Of Lesbian) y Xoel López. Todos los beneficios económicos que genere, tanto editoriales como discográficos, serán donados a perpetuidad al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), para contribuir en la investigación sobre el coronavirus SARS-CoV-2 que ha causado la pandemia de la enfermedad Covid-19.

Otra de las canciones que se han creado o han sido recreadas en esta cuarentena española, está la titulada 20 de abril, donde el grupo de rock Celtas cortos, con obvias influencias de la música celta, logró reunir a artistas de distintas tendencias y generaciones como con Mikel Izal, Carlos Tarque, Dani Marco (Despistaos), Gran Wyoming, Rozalén, PulPul (SkaP, Zeta (Mägo de Oz), Mayalde, Adrià (La Pegatina), Eva Amaral, Rulo, Pablo Sánchez (Ciudad Jara), El Sevilla (Mojinos Escozios), Dante, Paula Mattheus, Marc Ros (SIdonie), J.J. Vaquero, Fernando Madina, María (Mäbu), María Villalón, Ariel Rot, Gonzalo (La Regadera), Rebus (Dünedain), Mohamed (Mägo de Oz), Adal y María (El Naán), Violeta y Luca, Jhana, Alex Clavero, Fortu (Obús), José (Los malditos vecinos), Andrés (walden uno).

Para Quiero abrazarte cuando todo acabe, de Lucas Colman, Jorge Guash, su realizador, reunió además de a su autor a  Rayden, Dani (Despistaos), Paul Alone, Álvaro (Sinsinati), Isma Romero, ELE, Willy y Antón (Taburete), Dani Fernández, Siete de Picas, Mi hermano y yo, Chlöe´s Clue, Bombai, Belén Aguilera, Manel Navarro, Edurne, Angy, Fran Perea, María Parrado, Nerea Rodríguez, Pablo Puyol, Lucía Gil, Edu Soto, Hotel Flamingo, Álex O´Dogherty, Jorge Marazu, Roko, Marina, Marina Carmona, Lucía Fernanda, Merche, Sergio Rojas, Jaiflyer, Rodri (Fugaz) y Álex Gómez.

En Pongamos que hablo de Madrid, también de Sabina, participan Marta Sánchez, Belén Arjona, Sweet California, Lorena Gómez, Alba Messa, Carlos Goñi, Alvaro Urquijo, David Summers, Willy Bárcenas, Manu Tenorio, Huecco, Javier de Pecos, Unique, Samuel, Álvaro de Benito, Antón Carreño, Luismi Grayonay, Luis Ramiro, Dani Ramírez, Jadel, entre otros.

Pero a tu lado, del grupo Los Secretos, es otro de los temas creados para recaudar fondos en este caso para la Cruz Roja, logró reunir a figuras de la talla de Diego El Cigala, Edurne, Pitingo, Andrés Suárez, Ara Malikian, Carlos Tarque, Dani Fernández, David Demaría, David Rees, Demarco Flamenco, Fredi Leis, Jose Manuel Soto, Manolo García, Manuel España (La Guardia), Marlon, Marta Soto, Nacho Campillo, Pablo Sainz Villegas, Paul Alone, Shuarma (Elefantes), Taburete y Valeria Castro.

Si algo bueno tienen todas estas versiones , es que nos presentan nuevas caras, nuevas voces, nuevos estilos, de esa España que no llega a República Dominicana, o se queda en otros países. Nos hablan también de la aplastante admiración de los españoles por Joaquín Sabina.

Algo más, los videos son -como es la vida- unos mejores que otros, pero nos hablan de una coherencia, de una sintaxis visual, sin aglomeramientos absurdos, ni participaciones de nadie puesto solo para aparecer, para dejar constancia. Cada video está cuidado en la edición, y aquellos que proponen nuevas canciones son quizás los mejores de todos, por su autenticidad y originalidad. Ah y otra cosa, sí, casi todos son creados para recaudar dinero a beneficio de la lucha contra la pandemia.

Esperamos tu comentario