A Nana, el docudrama de la dominicana Tatiana Fernández Geara y Roma, de Alfonso Cuarón, les ha salido por allá lejos, una prima hermana The Call me Babu («Ellos me llaman Babu»; en holandés el título original es: «Ze normen me Babue»), una película de la directora holandesa Sandra Beerends, que se muestra en la edición virtual del Festival de Cine de Sydney (Australia).

Detrás de Alima, un personaje ficticio, se esconde la historia de muchas mujeres que han sido nanas de niños de clases con más recursos que ellas. Ahora que está de moda derrumbar estatuas y revisar la historia por causa de la horrenda esclavitud (mucho de los que se dan cantos en el pecho tienen en sus casas trabajadoras domésticas a las que les pagan miserias), viene bien una mirada a este fenómeno que subsiste en parte del mundo. En algunas lugares en condiciones de esclavitud o semi-esclavitud.

Alima es una joven indonesia, a veces con una visión entre naif y poética, que cuida a los hijos de una familia acomodada. Es una nana las 24 horas del día. Antes de la II Guerra Mundial, durante la colonización holandesa, las jóvenes indonesias solían huirle a los matrimonios arreglados del campo, convirtiéndose en «babu» de alguna familia. Alima dice que la familia holandesa a la cual sirve se comporta «como si el mundo les perteneciera».

Beerends, cuya madre nació en Indonesia, ha logrado un estéticamente eficiente homenaje a «todas estas mujeres olvidadas» con este docudrama conmmovedor, en blanco y negro, donde el uso de material de archivo (casi siempre olvidadas tomas domesticas que hacían las familias como memoria) y otros materiales encontrados, se dan de la mano con envidiable empaste.

Sandra Bareends (Fuente externa)

En They Call Me Babu, para narrar la historia de su vida a su madre muerta, Alima cuenta no solo su propia vida, con miedos y anhelos, con esperanzas y fidelidad a unos amos, que viene siendo su propia vida y la ajena de muchas ‘babus’, sino también -sin darse cuenta tal vez- la del mundo, porque lo que está sucediendo en el mundo no le es ajeno, no le puede ser ajeno; Alima como un granito de arena, da vueltas dentro de ese globo loco que se debate en una guerra mundial y la búsqueda de la paz, sobre una cómoda red sonora que incluye música original.

Alima sin proponérselo, ni quizás tener conciencia de ello, se encuentra en el centro de la colonización holandesa, la ocupación japonesa de Indonesia durante la Segunda Guerra Mundial, el regreso de los holandeses a las islas a medio camino entre Tailandia y Australia. Y claro que refleja también la lucha por la independencia de Indonesia obtenida en 1949.

Es particularmente tierna la visión lírica y la capacidad de asombro y observación de Alima, quien descubre la nieve («arena blanca mágica»), durante un viaje que hace con la familia a la que sirve, a Holanda, lugar donde por primera vez en su vida siente la liberadora sensación de que alguien la llame «señora», en una tienda.

Sandra Beerends es productora, escritora y editora de guiones, productora creativa / directora que trabaja para la cadena holandesa NTR y dirige su propia compañía Beruang. Su trabajo incluye la edición de guiones de Kauwboy (2012), In Blue (2018), la escritura de Arigato (2012). They Call me Babu es además de producción y guión propios, su debut como directora de cine. Y es loable su capacidad investigativa, su concepto de búsqueda antropológica con la lupa del audiovisual, al utilizar sabiamente escenas de películas domésticas de distintas familias holandesas, otras de películas rodadas por fábricas de los Países Bajos, fragmentos de documentales y videos de propaganda holandesa, indonesia y japonesa.

Las directoras dominicanas Laura Amelia Guzmán, Leticia Tonos, Tatiana Fernandez Geara, Johanné Gómez, Martha Checo, Natalia Cabral, Virginia Sánchez Navarro, y otras, tienen en Sandra Beerends una colega que bien valdría la pena invitar al paìs cuando la nueva realidad sea normal y los festivales vuelvan a tener vida. Su docudrama They Call Me Babu, es una excelente película que le va de frente a temas como la situación de la mujer en el mundo y la esclavitud, y lo hace desde una perspectiva renovadora visualmente utilizando material antiguo, lo cual corrobora aquella frase rusa que tanto me gusta repetir por lo sabia que es: «lo nuevo no es más que lo viejo que ha sido bien olvidado».

Ficha técnica

Título: Ze normen me Babue (They Call Me Babu)

País: Holanda

Año: 2019

Idioma: Indonesio

Duración: 78 minutos

Color: Blanco y negro

Premios: Golden and Platin Film (Holanda, 2020)

Viktor Award en Munich International Documentary Festival (DOK.fest)

Directora, productora y guionista: Sandra Bareends

Producción: Celine Baggen

Música: Alex Simu

Edición: Ruben van der Hammen

Voz en off: Denise Aznam

Sonido: Tom Bijnen, Mark Glynne, Mereijn van der Heijden

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here