SD. “Increíble pero cierto, en el único lugar del mundo que el merengue entró en decadencia es precisamente en la tierra que lo vió nacer , me consuela saber que no solo esta el merengue , la decadencia nos está dejando sin herencia cultural … que pena me da.”, se ha lamentado Sergio Vargas en las redes, mostrando lo que sucede con él en Colombia.

El intérprete de Marola, Vete y dile, La quiero a morir, La ventanita, Te va a doler y Anoche hablamos de amor es uno de los grandes ídolos de la música latinoamericana en Colombia, donde logra reunir decenas de miles de seguidores, algo que no le ocurre hace tiempo en República Dominicana.

Lamentablemente, Sergio parece tener razón. El merengue sigue en decadencia en el país donde nació. Y culpa de esa decadencia la tienen los propios merengueros. El proyecto Merengueros Siglo XXI que parecía ser la posibilidad de llevar el género, a planos que ya parecen olvidados, a través de la unión entre los cultores del merengue, fue implosionado por el propio Negrito de Villa, cuando se enfrentó a El Caballo Ventura, por defender que lo que hace el ´mambero´ Omega, quien guardaba prisión por violencia doméstica, es merengue y cuya música para otros merengueros, es eso… decadente.

Pero esa misma cantidad de personas, más o menos, concurrió el mismo día en otra ciudad de Colombia con Eddy Herrera. Miles de personas se unieron en Barranquilla para asistir a un concierto del intérprete de Carolina, Pégame tu vicio, Tú eres ajena, Presumida y Tú me tienes mal.

Eddy en Valledupar (Cortesía periódico El Heraldo)

El pasado día 5 de enero, Eddy fue también la gran atracción internacional en el legendario Parque de la Leyenda Vallenata, en la víspera de la celebración del 469 cumpleaños de Valledupar, la cuna del vallenato.

Sergio y Eddy son dos líderes de orquestas de merengue en República Dominicana, donde también pueden lograr tal cantidad de personas en un lugar, pero cuesta. No hay respaldo de los patrocinadores, la promoción es floja, la payola es carísima e irreverente… Y, seamos honestos, les es más fácil ir a Colombia y ganar mucho más dinero que en el patio.

Ojalá que muy pronto ambos recuperen en el país que los vio nacer, esos conciertos multitudinarios con las cantidades de público que son capaces de reunir en Colombia. Eso sucederá cuando… haya más patrocinio, el merengue pase a ser eje central de la Política Cultural del gobierno, existan emisoras especializadas solamente en el merengue, la payola sea controlada legalmente con tarifas, y… -ojo, esto es muy importante- los merengueros sean más inteligentes, echen a un lado los egos en almíbar, y sean capaces de unirse alrededor del género que les ha dado riqueza y fama. ¿Algún problema?

Esperamos tu comentario