Eduardo Selman y Carlos Sánchez, el ministro y el comisionado (Fuente Externa)

SD. El ministro de Cultura, arquitecto Eduardo Selman, encabezará este viernes 12 de octubre el acto inaugural de XI Feria del Libro Dominicano en Nueva York, con la que se rinde un tributo al profesor Juan Bosch, a celebrarse en la High School for Media and Communications, del campus educacional George Washington, dice en su encabezamiento una nota de esa cartera.

El Comisionado Dominicano de Cultura en los Estados Unidos ha organizado la XI Feria del Libro Dominicano en Nueva York, que tendrá lugar los días 12, 13 y 14 de octubre de 2018. Un evento con un programa sumamente intenso. Y tal parece que ha decidido jugarse el todo por el todo al incluir ciertas cosas en el programa que sin lugar a dudas le crean un ruido en el sistema al ministro, quien fuera cónsul en esa misma ciudad, y con quien se supone debe tener excelente comunicación.

Porque lo realmente raro, incongruente y contraproducente es que el ministro respalde una conferencia donde va a hablar de La Cultura del siglo XXI, el diputado José La Luz, quien es uno de los más informados periodistas sobre temas de tecnología y hasta de política, pero nunca de cultura y mucho menos de cultura artística.

Quien el 25 de julio pasado dijo en El Zol de la Mañana en una polémica con quien suscribe: “Hay muchas de esas expresiones artísticas que tienen un carácter ya de… antigüedad. Que no son competitivas…”.

Una conferencia donde puede decir cosas como esta: “¿Por qué existe la ópera? Porque no había micrófonos para amplificar la voz. Por eso la ópera tuvo esa época de grandeza. ¿Por qué se hacían las representaciones en la ópera y el teatro? ¡Porque no había tecnología! Para hacer un performance a nivel de cine con efectos visuales y con efectos de audio y con efectos de luces. Ahora con la tecnología, tu no tienes la necesidad de montar una ópera”.

O esta otra perla, la más cara de todas: “ya la tecnología te permite hacer unas representaciones muchísimo más complicadas en término de tecnología, que antes era imposible porque no existía. La mujer o el hombre tenían que cantar duro y fuerte porque tenían que llegarle a todo un auditorio o todo un escenario. Pero con el micrófono ya no hay necesidad de cantar como un barítono o como un tenor…”.

( https://notaclave.com/criticarte-polemica-con-jose-la-luz-en-el-zol-de-la-manana/ )

Por eso mismo camino, entonces podría decirle a los pintores allí presentes, boten lienzos y pinceles, y pónganse a estudiar computación que en este siglo XXI dejarán de existir museos y galerías, que todo está ya en la nube. ¿Y si puedes ver un Da Vinci por Internet, para qué ir hasta el Louvre a verlo en vivo y en directo? Pero además, si existe el libro digital, ¿para qué los libros impresos, ni las ferias del libro, y para que viajar a dar una conferencia si se puede hacer por la web? Y por ahí María se va…

Ojalá y estas semanas le hayan bastado al conferencista José La Luz para cambiar sus puntos de vista, y sorprenda gratamente a los presentes con otro tipo de discurso hacia las artes y la cultura. La comunidad cultural se lo agradecerá. Y seguramente el ministro Selman.

Programa de la feria: http://docs.wixstatic.com/ugd/1c9e3f_ae10e88fc7e94decb2b7f5bbd123e3a6.pdf

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones