Romeo recibe estatuillas

La noche del martes 15 de junio del 2021 va a ser recordada por la noche en que Acroarte le negó a María Cristina Camilo el muy merecido Gran Soberano. Eso es lo más importante que sucedió ahí.  Y es un poco el sabor final de un premio que pudo ser diferente.

Un estupor generalizado fue el anuncio del Gran Soberano para Nini Cáfaro del ¿2020? y el de Romeo ¿del 2021?, que dijo el presidente de Acroarte, -equivocado, pues eran 2019 y 2020- quien debe sentir como que se ha quitado el Monte Everest de encima.

René Brea, productor de la Gala se la gasta todo en pantallas Led, con mucho colorido y creatividad de esos planos que logra crear visualmente. Brea, además de productor artístico, fue el más nominado de la noche, de cuyas nominaciones recibió dos estatuillas. Pero este es uno de los grandes errores en que se ha empecinado en dar la actual presidencia de Acroarte, al querer presentar como ético algo que no lo es. No se puede ser juez y parte. Y que conste, Brea no es el culpable, es el equipo de dirección de la asociación.

¿Bullin 47 y los urbanos abriendo la Gala de los Soberanos? Se repite el mismo esquema que hizo Alberto Zayas y que fue igualmente de pobre y de infeliz. Está demostrado que el mejor arranque ha sido el que hizo Guillermo Cordero con aquel cuadro que le siguió. Buen gusto es buen gusto, algo que estuvo ausente la mayoría del tiempo. ¿No hubiese sido mejor abrir con el Rosalía de Juan Luis desde exteriores?

 

Nini Cáfaro agradeció el reconocimiento por 62 años de trabajo en la música

Luego salieron Caroline Aquino y Clarissa Molina, con un vestuario no muy feliz, vestidas como muñequitas de biscuit. Todo el tiempo estuvieron poco orgánicas. Faltaba ensayo. Por momentos estuvieron mejor. Tenía que ver obviamente con el guión.

El primer cuadro de Caroline y Clarissa con Miguel Céspedes fue realmente falto de chispa y se notaba un poco forzado. Y recomenzó la entrega de los premios.

Animador: Caroline Aquino, otra falta de ética de Acroarte de premiar a la animadora. ¿Pagarle por su trabajo, ponerla de relieve y además premiarla? ¿No es demasiado?. Esto era algo ya superado y su regreso es otro de los grandes errores cometidos por la actual presidencia de Acroarte.

Comedia cinematografica: La Barbería, de Wadys Jaquez.

Obra teatral: 2019 La magdalena (Guillermo Cordero, por él recogió Aidita Selman) / 2020: Cambumbo (Raúl Méndez)

Esos primeros premios fueron excelentemente animados por Brenda Sánchez y El Cocodrilo.

El segmento dedicado a los merengueros fue de lo mejor, con la participación de grandes nombres con jóvenes desconocidos de indiscutible calidad. Quizás este aporte de Premios Soberano sea de lo mejor de la noche. Probable es que algunos de esos nuevos nombres el día de mañana lleguen a ser grandes estrellas. Pero de haberse hecho en vivo, hubiera sido de mayor trascendencia.

Revelación del año: La Ross María, solo urbanos nominados.

Comediante: 2019 Raymond Pozo / 2020: Fausto Mata, quien quiso homenajear a María Tavares

Reconocimiento a la Orquesta Sinfónica Nacional por sus 80 años, reconocido por el maestro José Antonio Molina. «Para mí ha sido un honor por más de una década dirigir  a la OSN» dijo y recordó a Manuel Simó, Carlos Piantini y Julio De Windt. Dedicó el premio a la orquesta.

Reconocimiento a María Cristina Camilo, premio de consolación.

 

Maía se acostó desilusionada de Acroarte, pero agradecida de Dios

Colaboración del año: Millonario, Romeo y Elvis Martinez en 2019 / 2020 El juidero Bullin 47 y Chimbala.

El monólogo de Miguel Céspedes aburrido como suero de miel de abeja mezclado con brea de asfalto.

Merengue del año: 2019 Lámpara pa mis pies, de Juan Luis Guerra, /2020 Santo Domingo de Manny Cruz

El segmento dedicado a la lucha contra la pandemia donde se expusieron fotos de personalidades fallecidas y que concluyó con una representación de personal de salud en escena fue lo mejor realizado, a pesar de que la cámara que no los puso a todos. El Dr. Cruz Jiminián recibió el Premio Especial de parte de la Cervecería, entregado por Cándida Hernández. Esa puesta en escena fue cuidada y su esencia no se perdió a pesar de que las cámaras no pudieron llevar en toda su intensidad el sentimiento que se intentaba transmitir.

Concierto streaming del año: El Torito Mundial, de René Brea.

Youtuber del año: Santiago Matías

El segmento de Josie Esteban y Ringo resultó largo, con poca gracia y con bailarinas que se veían pasadas de peso. Este segmento quizás hubiese resultado más feliz grabado. Insufrible la pobreza de las coreografías del cuerpo de baile,  las mismas entradas y salidas como si de programa de tv de tercera categoría se tratara. Sin siquiera un paso que fuese novedoso. En general las coreografías han sido de las más pobres en imaginación y riqueza de pasos que se han hecho en mucho tiempo.

La falta de back stage del Teatro La Fiesta en relación con el Teatro Nacional brindó muy poca profundidad en el escenario, aunque se las ingeniaron para ganar en altura sobre todo y en aparentar que se viera más grande el escenario al cubrir gran parte del resto de los espacios más acá del escenario.

Bachatero del año: Elvis Martínez, empata con René Brea.

Programa diario de entretenimiento: El Show del Mediodía 2019 / 2020 El Show del Mediodía

Bachata del año: 2019 El beso que no te dí, Romeo Santos y Kiko Rodríguez / 2020

Conjunto típico: Banda real

Homenaje a Boruga con reconocimiento

Luego fue la presentación del segmento dedicado a la música cristiana.  Bailarines en overoles y cantantes en vestidos largos, algo de incoherencia. Pocos creativos los motivos utilizados en la escenografía de ese segmento. Pero sin dudas con buenas interpretaciones, tanto en cantantes como en los músicos.

Presentador de televisión: Nahioni Reyes, quien dijo el mejor discurso de agradecimiento de la noche.

Programa de humor: El Show de Raymond y Miguel.

Ozuna en short recibió el Premio de Solidaridad, le dio las gracias a Caroline y obvio o multiplicó por cero a Alexis Beltré. ¿Cómo entró en short? Debió honrar la fiesta de su amiga Zumaya Cordero y vestirse adecuadamente.

Yandel en un deja vu del 2013, no es precisamente un artista de talla mundial. Pongámoslo así: Iberoamérica. ¿ok? Su presentación fue de lo mejorcito. Yandel recibió un Soberano Internacional.

Programa de temporada Dominicana’s Got Talent

Artista urbano:  2019 y 2020 El Alfa

La participación de Juan Luis Guerra fue grabada.

Orquesta del año:  Héctor Acosta El Torito, ganador de dos estatuillas en la noche.

Salsero del año: Yiyo Sarante

Gran Soberano: Nini Cáfaro, inesperado no por menos merecido. Y Romeo Santos, que quiso ser «sorpresa» pero ya se sabía.

Cero entusiasmo en la sala.

Larga espera por Romeo el propio presidente de Acroarte y la vicepresidenta de la Cervecería Nacional Dominicana. El final con Frank Reyes, Melymel, El Torito, Chimbala, el salón medio vacío. Bachatón.

Realmente esperé mucho más de esta propuesta de René Brea. Quizás el poco tiempo conspiró en contra suya. Porque talento tiene y experiencia también. ¿Significará esto la sentencia de unos premios que debieron terminar con algo mejor que Pa que mueva el pum?

En algún sitio del olvido quedaron los premios para los actores de cine o teatro, los bailarines, los cantantes líricos. Obviamente unos premios con acento urbano y poco rescatable en cuanto a premios.

Esta gala me ha dejado un sabor a que los mejores tiempos de este evento, ya pasaron hace un tiempo. Ojalá me equivoque.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here