Exterior del Museo de las Casas Reales (Fuente externa)

Nota Clave tuvo acceso a un informe oficial interno de la Dirección General de Museos del Ministerio de Cultura, que analiza la asistencia de enero a diciembre de 2019 a estos enclaves de importancia cardinal en la industria cultural dominicana.

La lista incluye datos de 12 museos situados en distintos lugares del país, sobre todo en la capital dominicana donde hay ocho de ellos y cuatro en el interior. A saber: Museo de la Familia /Casa Tostado, Fortaleza Ozama Santo Domingo, Casas Reales, Alcazar de Colón, Museo del Hombre Dominicano, Museo de Historia y Geografía, Museo de Arte Moderno, Museo 26 de julio en Moca, Monumento Héroes de la Restauración, Museo Juan Ponce de León de Higuey, Museo Fortaleza San Felipe de Puerto Plata y Museo Faro a Colón.

De estos, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Historia y el Museo del Hombre Dominicano, se han mantenido cerrados por el proceso de remodelación.

Una de las salas del Museo de la Familia Dominicana (Fuente externa)

Sí ha estado abierto el Museo de la Familia / Casa de Tostado que recibió durante todo el año 2019 apenas a 18 niños y 553 adultos dominicanos, que pagaron para entrar, mientras que a través de las escuelas asistieron 2,666 estudiantes y ningún profesor. Entre turistas extranjeros entraron 1,231 visitantes, y ningún niño de otro país, para un 27,55% del total de 4,468 asistentes a lo largo del año, que comparando potencialidades y posibilidades, fue más pobre que algunos de los museos del interior adonde no llegan turistas extranjeros.

Complejo Cultural Fortaleza de Santo Domingo, conocida como la Fortaleza Ozama (Fuente externa)

Durante la misma etapa, en el Complejo Cultural Fortaleza de Santo Domingo las cifras fueron de la siguiente manera: 732 niños y 5,587 adultos dominicanos, 317 profesores y 9,324 estudiantes, así como 1683 niños extranjeros y 10, 563 adultos de otras naciones; para un total de 28, 206 visitantes en el 2019, con lo cual los turistas extranjeros significaron un 43,41% de lo logrado.

Vista aérea del imponente Faro a Colón (Fuente externa)

El Museo Faro a Colón, de los menos seguros que hay, tuvo un total de 44, 828 visitantes, de ellos 400 niños y 6,035 adultos, ningún profesor y 5,812 estudiantes, y 3,109 niños y 29,464 adultos extranjeros, los que representan un 72,66% de la totalidad de asistentes. Este museo debe ser repensado y reconceptualizado, sobre todo por la baja calidad de su museografía. No se corresponde la espectacularidad de su arquitectura imponente con la calidad expositiva.

Una de las salas del Museo de las Casas Reales (Fuente externa)

Por su parte, el Museo de las Casas Reales, recibió durante el año 2019, 94,888 visitantes: de estos 4,809 niños y 27,155 adultos dominicanos, además 458 profesores y 15,632 estudiantes, así como 122 niños extranjeros y 46,712 adultos de otros países. Los turistas extranjeros representaron un 49.35%.

Museo de Alcazar de Colón (Fuente externa)

De todos el de mejor ventas fue el Museo Alcázar de Colón que computó un total de 153,907 visitas ese año, de ellas 6,249 niños y 6,889 adultos nacionales, además 0 profesores y 16,728 estudiantes. Del mismo modo, 1,199 niños y 122,844 extranjeros. El 80,59% de los asistentes fueron turistas extranjeros. Sin embargo, su potencial es mucho mayor que lo que reporta, pero eso se analizará al final.

Fortaleza de San Felipe de Puerto Plata (Fuente externa)

Entre los museos situados en el interior del país, el de la Fortaleza San Felipe de Puerto Plata es el de mejores resultados, al reportar 60, 602 visitantes; de ellos nacionales son 1,102 niños y 5,434 adultos, así como 194 profesores y 9,318 estudiantes; los visitantes extranjeros representan un 73,68% de la totalidad, al asistir 43 menores de edad y 44,611 adultos.

Casa de Juan Ponce de León en San Rafael del Yuma (Fuente externa)

Entre los museos que menos producen y sin embargo mayor potencial tiene es el Museo Casa Juan Ponce de León, quien fuera el descubridor de la Florida, el primer gobernador de Puerto Rico y murió en La Habana en 1521. Pero antes de todo eso fue el primer gobernador de Higuey, donde puso casa. Y esa casa museo apenas tuvo 2,800 visitantes el año pasado. De ellos 59 niños y 810 adultos dominicanos, junto a 1,640 estudiantes, así mismo 16 niños extranjeros y 275 adultos extranjeros. Estos últimos representaron apenas el 10.39% lo que por lo menos denota una absoluta falta de promoción y de gerencia, estando a pocos kilómetros de la mayor cantidad de turistas en República Dominicana.

Interior del Museo 26 de julio de Moca (Fuente externa)

Con menos suerte corre, debido a su situación geográfica, y por tanto más dirigido al turista nacional, el Museo 26 de Julio de Moca, erigido en honor a los héroes que ajusticiaron al tirano Ulises Hilarión Heureaux Lebert (Lilís), el 26 de julio de 1899. Tan es así que de los 2,658 visitantes en todo el año 2019, la mayor cantidad de visitantes fueron estudiantes: 1,361. Además 53 niños y 1,142 adultos nacionales. Los extranjeros que visitaron el sitio fueron apenas 5 niños y 16 adultos, significando apenas el 0.7%.

Monumento a la Restauración De Santiago (Fuente externa)

A pocos kilómetros de ahí, pero mas céntrico en Santiago de los caballeros se encuentra el Museo de la Restauración, que tuvo en el 2019 un total de 41,359 visitantes. De ellos lo más significativo son los nacionales compuestos por 1,163 niños y 23,661 adultos, más 581 profesores y 13,531 estudiantes. Los extranjeros fueron 236 niños y 2,187 adultos, los que son apenas un 5,8%. Este museo podría tener una mayor cantidad de turistas extranjeros anualmente, sobre todo debido a la cercanía de Puerto Plata, el más importante enclave turístico del norte de país, muy cercano. Para ello hace falta mayor gerencia, mayor promoción y publicidad de ese maravilloso museo, con un mirador desde el cual se observa toda la ciudad e interesantes exponentes culturales e históricos.

Algunas opiniones

¿Qué arrojan los datos brindados?

Primero: el gran potencial que tienen la mayor cantidad de museos con que cuenta el sistema de Cultura en todo el país. Algunos de los museos tuvieron buenos resultados, a pesar de que la recentralización a la que fueron sometidos en el 2016, debido a los errores de una política cultural basada en la ausencia de política cultura, tiró por la borda lo mucho que se había avanzado. Antes de ese momento varios de ellos (los principales) se autofinanciaban y aportaban ganancias al sistema cultural y al erario. Aún así, mordidos por la inercia han seguido produciendo, aunque en mucha menor medida, gracias a ese gran potencial que tienen. Cabría preguntarse: ¿Alguien ha visto alguna vez en los hoteles del país alguna promoción o publicidad dirigida a los hoteles?

Segundo: el pobre manejo gerencial de los museos del país, en general. Precios demasiado bajos, RD$50 la entrada para mayores y RD$5 a niños, es no valorar la riqueza expositiva del museo. Para las personas de escasos recursos es mejor que las familias puedan entrar con la tarjeta de Solidaridad o como se vaya a llamar ahora, y que eso se marque dentro de las estadísticas oficiales, aunque realmente sea gratis. Pero se hace necesario revalorizar los precios de los museos. Y sobre todo un férreo sistema de fiscalización, hay ‘leyendas urbanas’ que hablan por ahí de tumbar la electricidad o en apagones, entradas que se dejaban de computar en alguno de los museos más emblemáticos.

Tercero: La ausencia de eventos científicos populares que deben formar parte del trabajo de los museos. Estas instituciones pueden convertirse en promotoras de la investigación histórica, social, científica y tecnológica. Estos eventos pueden tener también un importante potencial de cara al turismo cultural y de congresos. Un evento bien organizado al año puede atraer turistas que viajen especialmente para ese evento, trayendo ganancias extras, a la vez que se potencia el impacto internacional del museo.

Cuarto: Cada museo debe tener una página web propia, con redes sociales e incluir la venta de boletas online, entre otros servicios. Debe convertirse en un vector cultural en las comunidades a partir de eventos o actividades de extensión museística hasta barrios y nuevas comunidades, así como en colegios, escuelas y universidades.

Quinto: Muy importante, la filosofía de funcionamiento de los museos debe ser a partir del autofinanciamiento, modernización y automatización de su servicio y de su museografía interactiva, con guiones actualizados en diferentes idiomas, donde los guías sean virtuales o por audífonos. La fiscalización permanente de los servicios de los museos, haya o no electricidad, debe ser una prioridad. Peso o dólar que se deja de ganar, o se desvía ilegalmente, es peso o dólar que deja de tener su natural lugar en beneficio de la sociedad, a la que debe estar destinado.

 

Sala del nuevo Museo de las Atarazanas Reales (Fuente externa)

Por último, sería recomendable publicitar, promocionar y posicionar también al benjamín de los museos dominicanos, inaugurado en diciembre del 2019: el Museo de las Atarazanas Reales, uno de los éxitos que hay que apuntarle al anterior ministro Eduardo Selman.

Hay mucho por hacer en los museos.

Esperamos tu comentario

1 Comentario

  1. Excelente tu artículo, amigo Alfonso Quiñones. Ciertamente, ha faltado a todas las autoridades que hatenido el Ministerio de Cultura una revalorización de esos museos, una política promocional y de mantenimiento que les permita ser aquello para lo que existen: 1.Dar a conocer elementos de la cultura dominicana como parte de la apropiación que de los mismos debemos hacer los dominicanos para fortalecer su amor propio y conocimiento de su identidad; y a los extranjeros como una forma de proyectar nuestra marca-país-cultural al mundo, y convertirnos en una nación con mejor imagen, y no solo recordada por elementos negativos. 2. Ser industrias culturales productivas que contribuyan a su autofinanciamiento y coadyuven al PIB. 3.Que sirvan como parte del proceso educativo de nuestros estudiantes, profesores y público en general. 4.Que contribuyan a asegurar el buen estado de las piezas históricas que tienen y ayude a garantizar que no sean robadas o perdidas, destruidas. 5.Que ofrezcan una imagen que anime al que tiene piezas históricas u otros bienes valiosos a donarlos a los museos, consciente de que no serán dañadas o robadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here