Marc Anthony ha brindado el domingo 18 de abril del 2021, a las 5:00 de la tarde (grabado), el concierto que la noche del sábado no pudo ser. Hay que decir que estamos ante una de las voces más trascendentes del género salsa en la historia del género, y probablemente todavía la voz más alta del mismo en la actualidad.

Un diseño de luces bien adecuado para la revisión y las plataformas streaming, una orquesta afinada y en excelentes condiciones esperó al intérprete de Flor pálida.

La pandemia se ha llevado vidas, se ha llevado recuerdos, se ha llevado historias, y se ha llevado un poco de algunas voces.

La falta de conciertos ha hecho estragos en la vida de la mayoría de los artistas, de distintas maneras. Unos han hecho algunos conciertos virtuales, otros en los momentos más aciagos del distanciamiento hicieron cosas con los instrumentistas desde sus casas. Pero esa no es la vida normal de un cantante, acostumbrado a presentarse varias veces en un mes. En el caso de Marc Anthony esa ausencia ha sido de un año.

Todo comenzó con una visual de los ensayos, y el excelente oppening de la orquesta, con unos coristas que pueden ir pensando en hacer casa aparte, porque fueron de una eficiencia brutal a lo largo del concierto. Mención aparte merece el guitarrista que recordó a Carlos Santana, con riffs y punteos en las primas de muy exactos brillos, pero agregando un efecto poco común de multiplicidad de las cuerdas en determinados momentos, también de muy agradables sonidos.

La primera canción fue Valió la pena, de Estéfano, pero cantada medio tono y hasta un tono más abajo de lo que nos tiene acostumbrado. Le siguió Y hubo alguien de Omar Alfanno, defendida con miedo porque eludió aquellas frases donde tenia que subir más allá de lo que psicológicamente se había puesto como límite.

De manera que lo principal, la voz de Marc Anthony estuvo un poco más ronca que de costumbre, mordiendo las frases a veces, bajando medio tono en varias ocasiones, sobre todo en la primera canción, y en algunas otras, porque donde antes nos tenia acostumbrados a subir mucho y admirar esa nitidez vocal en las agudas, ese diafragma bien colocado de manera que administrara el aire en los pulmones con un fuelle que parecía eterno, ahora ya no está del todo, titubea a veces. Barrunto que sea la pandemia, la falta de aceite, la seguridad que se mella con la falta de escena, más la frialdad de algo donde no hay casi público, a lo más Yolanda y un puñado de amigos, entre ellos Maluma, Enrique…

Hasta ayer, que allá por el 1978 grabaron Los terrícolas, brilló sobre todo con el solo de guitarra incorporado. El autor es el venezolano Manny Delgado. Pero es un tema que ha trascendido gracias a la versión de Marc Anthony quien la hizo suya.

Una de las mejor interpretadas fue Flor pálida de Polo Montañez, que no demandaba subir mucho. Hay un momento en que demuestra que el problema puede ser psicológico, de miedo a fallar en las agudas, porque logra dar una nota media sostenida sin problemas, gracias al buen uso del diafragma y de la buena administración del aire en los pulmones.

Entonces cantó Lo que te di, la menos popular ya más cómoda de las canciones brindadas en el concierto. El tema es de los venezolanos Oscarcito y los hermanos Luigi y Santiago Castillo, del dúo San Luis. Luego regaló Abrázame muy fuerte, de Juan Gabriel; «Y cómo es él» de José Luis Perales. Se tomó el tiempo para agradecer al público y anunció una canción que según él casi no canta en directo, Volando en tus brazos, también de Estéfano.

En el recorrido por 30 años de vida artística, Marc Anthony se cantó de Ilan Chester el tema Palabras del alma, grabado en 1993.

Según su narración ya había terminado de grabar su más reciente álbum y casi saliendo del estudio, Sergio George fue quien le recordó que Maluma le había mandado la canción Lunes parecen viernes. «Cambio mi vida para siempre, Juancito, gracias», dijo.

De los mejores momentos del concierto fue el tema que hicieron juntos Marc Anthony y Daddy Yankee, De vuelta pa la vuelta de la compositora venezolana Elena Rose, quien también ha escrito para Becky G, CNCO, o Raw Alejandro. Al final Daddy Yankee le agradeció y le dijo «Tú sabes que te respeto, tú eres un gallo, celebrando tres décadas de buena música…», a lo que Marc respondió «Tú me invitaste y me siento más joven que nunca».

En Tu amor me hace bien, también de Estéfano, eludió los trechos en las notas altas, ya de manera abierta. Y ahí se despidió. Una hora y 16 minutos después. Señoras y señores muchas gracias por confiar y compartir conmigo.

Y el verdadero final llegó con Vivir mi vida la versión de la canción de Chef Khaled cantautor franco-argelino que originalmente tituló su tema como C’Est La Vie.

Se conectaron 367.779 espectadores en 1 hora y 22 minutos.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here