Monseñor francisco Ozoria entrega reconocimiento a Teatro Efusión (captura de pantalla)

SD. Los 2do. Premios Custodia a las artes católicas acaban de pasar casi por debajo de la mesa. Han sido unos premios semi-clandestinos. Así han ocurrido este domingo. Se han desarrollado en el marco de la Feria del Libro Católico, que se los ha tragado.

La calidad de la puesta en escena de esta segunda gala nada tenía que envidiarle a ningún otro evento de los que se realizan en el año en otras artes.

El esfuerzo realizado para premiar en 24 categorías del arte se ve minimizada al no dársele la debida promoción, por una razón simple, van de contramano con la Feria del Libro Católico. De hecho las notas de prensa que llegaron a muchos de los medios en ningún momento hablaban sobre los Premios Custodia. Solo se referían a la Feria del Libro Católico.

Un amigo avisó de su existencia y de que los estaban transmitiendo por Internet. Por lo que se pudo ver, los Premios Custodia como evento dedicado a las artes, es más abarcador y con mayor potencial que la propia Feria del Libro Católico y deben convertirse -que para eso la Iglesia Católica cuenta con recursos- en un evento de gran exposición a nivel nacional, potencial le sobra.

Las estatuillas fueron entregadas en los siguientes acápites: Album del año, Artista regional, Concierto del año, Conductor de televisión, Conductora de televisión, Dúo del año, Grupo del año, Locutor del año, Locutora del año, Medios de evangelización digital, Medios impresos, Ministerio de música infantil, Ministerio destacado en el extranjero, Ministerio dominicano residente en el exterior, Productor musical, Programa de radio, Programa de televisión, Revelación del año, Solista femenino del año, Solista masculino del año, Sonido Pop/Rock, Sonido tropical, Sonido urbano y Video del año. En casi todas se nominaron cinco exponentes, con la excepción de música infantil, que solo habían tres.

La gala se llevó a cabo en Casa San Pablo desde las 5:00 de la tarde de ayer domingo y concluyó a las 9:15 de la noche.

Blanca González, locutora del año en Premios Custodia (Captura de pantalla)

La emisión en directo a través de Internet, permitió conocer, por ejemplo, que el Premio Custodia a la Locutora del año lo ganó la periodista Blanca González, quien lleva más de 15 años en la locución.

El mejor Concierto del Año fue el Festival Jesus Rock. Canción del año fue seleccionada Nadie que no seas tú, de Alfareros, quienes agradecieron cantando a capella la canción. El mejor álbum del año fue también para Alfareros, por su producción 70 veces 7. “Este es un espaldarazo para decirte sigue que falta mucho”, dijo uno de sus integrantes en agradecimiento.

El máximo galardón de la noche, en reconocimiento a su labor de 19 años, fue a manos de Teatro Efusión. Eudys Cordero, de la Fundación Teatro Efusión, y líder del colectivo, recibió el galardón de manos del Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo, Francisco Ozoria Acosta, a la vez que agradeció el reconocimiento, entre otros, a la familia Monegro. José Monegro, director de El Día y organizador de la Feria del Libro, le saludó desde su asiento visiblemente conmovido.

El Arzobispo pidió decir algo para terminar este magnífico acto. Narró que apenas llegado a Santo Domingo, el padre Roberto le presentó el proyecto de la Pastoral del Arte y ya es una realidad. “Va creciendo el asunto… esta evangelización a través de las artes hay que seguirla fortaleciendo”, concluyó Monseñor Francisco Ozoria.

El final del espetáculo contó con la presentación del tema Católicos desde chiquiticos, cantado y bailado por varios exponentes del arte católico: Tribu De Dios, Anthony & Jesús, Nhoé Reyes, César Estévez, Encuentro Crispo y Corito Chichigua.

Los Premios Custodia, sin embargo no deberían ser solamente para artistas y obras de las artes católicas, aunque estas sean lo esencial. Como parte de la evangelización, deberían abrirse a otras denominaciones e incluso al arte llamado secular, tratando de promover modelos de comportamiento, de moral, de ética, de valores, que sean positivos dentro de toda la sociedad. Alejados del mal gusto, la mediocridad, la vulgaridad, la desfachatez y otras desviaciones morales que hoy pasan como normales dentro de la vida cotidiana en algunos medios.

Alfareros con 70 veces 7 se llevó el premio al Album del Año (Captura de pantalla)

¿No creen que sería muy bien visto y ganaría muchos seguidores si, por ejemplo, en la próxima edición, uno o varios artistas del mundo secular, cuya obra y vida sean compatibles con los valores que se quieren promover en las nuevas generaciones son reconocidos? Me viene a la mente ahora mismo una comunicadora como Jatnna Tavarez, o como María Elena Núñez, por solo poner dos ejemplos. O un cantautor como Pavel Núñez, o como José Antonio Rodríguez, Marel Alemany o Pamel Mancebo. O un locutor como George Rodríguez o una cantante lírica como Nathalie Peña Comas o una violinista como Aysha Syed…

Si la Iglesia Católica, que ha perdido tanto espacio durante los últimos años, dentro de la sociedad dominicana, no es más incluyente, más ecuménica, y convierte para la tercera edición a estos Premios Custodia, en unos premios donde quepan todas las personas de bien, seguirá perdiendo espacios que otras denominaciones aprovecharán.

Para su próxima edición -no se sabe si serán el año próximo, porque inicialmente se iban a hacer cada dos años- deberían realizarse solos. Hacer una fuerte convocatoria a la prensa para dar a conocer las nominaciones y otros detalles, darle duro a la publicidad en medios nacionales como prensa escrita, radio, televisión y redes. Luego mantener a la población al tanto de la cercanía del evento y finalmente transmitirlo por un canal de los principales del país. Como Dios manda.

Todo eso por una sencilla razón: los Premios Custodia son necesarios. Ojalá que no vuelvan a pasar semi anónimos, y como medio clandestinos.

Esperamos tu comentario