La ministra danza con los Guloya (Fotos servidas)

El Teatro Danzante de los Guloyas, Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, recibió la visita de la ministra de Cultura, Carmen Heredia, quien ya había girado una, hace dos fines de semana, a los Congos de Villa Mella, expresión cultural comunitaria que goza de la misma categoría de distinción de ese organismo de la ONU.

La ministra Heredia y el Teatro Danzante de los Guloya (Fotos servidas)

Ambos proyectos debieron tener un tratamiento especial -y no fue así- del Estado dominicano desde que fueron incluidos en esa lista que reúne las excelencias de las expresiones culturales del mundo. Y sí, son un reconocimiento, pero a la vez una responsabilidad y un reto de los gobiernos de los países de salvaguardarlos de la desaparición.

Ahora la ministra Carmen Heredia ha tomado para sí, como debe ser, la tarea, y trata de acercarse a los protagonistas culturales en una estrategia loable.

Los niños también respetan y siguen la expresión folklórica de los Gagá

La visita a San Pedro de Macorís, este jueves, incluyó no solo a los Guloya sino también al Gagá de esa zona, en sendos encuentros.

Según una nota de prensa la ministra expresó: “Queremos realmente comprometernos con las necesidades que ustedes están afrontando”. Al final del recorrido en el “Gagá de la 30 de Marzo”, Carmen Heredia y su comitiva fueron recibidos con una muestra de esta expresión folklórica y religiosa.

Los Gagá danzan y tocan ante la ministra

Y fue tan significativa la visita, según lo que narra la nota, que Heredia se ha convertido en la primera persona con el cargo de ministro de Cultura que visita el sitio. Tanto así, que con la asistencia de representantes de otros grupos de gagá como Quisqueya y Batey Canutillo, el portavoz Ramón British Laureano entregó a la ministra un Caduceo que representa la medicina, una maraca que representa el poder de llamar, el machete de las amazonas, pañuelo rojo que significa el color y el sombrero que usan las reinas del Gagá de la 30, “consagrándola” de manera simbólica como “la madre”: “Porque solo una mujer, por primera vez en la vida, como ministra de Cultura le ha hecho una visita a una enramada de gagá”, dijo agradecido British Laureano, según la nota.

Carmen Heredia ante Ramón British Laureano, recibe el pañuelo rojo de los Gagá

Un punto polémico

Cada vez más se evidencia la necesidad de una comprensión profunda de la diversidad dentro de la identidad cultural dominicana. Miguel Ángel Welch Valoy, líder del Gagá de la 30, recordó ante la ministra la represión que viene sufriendo esta expresión del folclor porque sectores de la sociedad lo tildan de ser una representación de lo haitiano.

Y ha sido la propia Carmen Heredia quien ha realizado una de las expresiones más definitorias no solo de la diversidad cultural sino también del tan llevado y traído término marca país. “Definitivamente somos un país diverso, y su cultura es parte de un sincretismo, y ese sincretismo es la verdadera marca país”, defendió Carmen Heredia durante este encuentro.

Teatro Danzante Guloya en una plaza de San Pedro

La jornada había comenzado con una muestra del baile y la música de los Guloyas, que recibieron a la ministra en la catedral San Pedro Apostol a su llegada a la provincia de la región este acompañada por los viceministros Giovanny Cruz, de Creatividad y Participación; Bonny Cepeda, para la Descentralización y Coordinación Territorial; Gamal Michelén, de Patrimonio Cultural, y del secretario general de la Comisión Nacional Dominicana para la UNESCO Jesús Paniagua.

En su reunión con los grupos guloyas en el antiguo edificio de Correos, y luego de escuchar sus peticiones, Heredia se comprometió a colaborar en las necesidades que tienen. “En primer lugar vamos a hacer todas las diligencias para ver si conseguimos ese lugar que los guloyas necesitan. Pero también las ayudas que ustedes merecen”, sostuvo la ministra, quien reforzó sus palabras diciendo que la intención es firme y que este grupo puede contar con su gestión.

Otra foto de los Guloyas

Es insólito que los Guloya cuenten con la comprensión y valoración del mundo entero, y no la tengan en su patio: San Pedro de Macorís. Han sido reprimidos de expresar su cultura -que es orgullo que se debe blasonar ante el universo- en los propios carnavales De San Pedro y en el Desfile Nacional del Carnaval, durante la cartera de Pedro Vergés. Y lo peor de todo, ni siquiera tienen una sede, cuando deberían tener el más importante centro cultural de esa región. Algo que debe ser responsabilidad de los alcaldes de la ciudad a la cual pertenecen. ¡Cuánta miopía, Dios mío!

Cada vez es más evidente la falta de respeto hacia el patrimonio cultural e histórico de República Dominicana que ha venido padeciendo desde hace años el país. Hasta ahora, las nuevas autoridades del Ministerio de Cultura parecen ir por el buen camino.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here