La Escuela de Danza de Alina Abreu es un ejemplo de institución sostenida por el mecenazgo (Fuente externa)

Por último, hablando de la Ley 340-19 en sí, en sus disposiciones generales se aclara quejas personas físicas o jurídicas que donen bienes para que formen parte del patrimonio histórico, artístico y cultural de la nación, podrán beneficiarse del incentivo fiscal establecido del 2.5% del impuesto sobre los ingresos netos al final de cada año fiscal.

Casa de Teatro, dirigida por Freddy Ginebra, un símbolo de independencia y de calidad (Fuente externa)

Además se establece que los bienes muebles e inmuebles transferidos al Estado por personas físicas o jurídicas en calidad de donación, con designación expresa de una entidad, programa o proyecto al que están destinados y declarados como parte del patrimonio cultural de la nación, tienen carácter imborrable. Esto a la vez que el estado asumirá los trámites y gastos de transferencia de los inmuebles recibidos en donación.

Durante los primeros cinco años la Dirección General de Mecenazgo y el Fondo Solidario de Apoyo a la Cultura recibirán una transferencia de 10 millones de pesos dominicanos, provenientes del presupuesto anual del Ministerio de Cultura; esto con el fin de solventar los gastos operativos y técnicos del Consejo de mecenazgo.

Sala del Museo Bellapart (Fuente externa)

El Reglamento de la Ley de Mecenazgo

Así como sin clave no hay son, sin reglamento no hay ley. El Reglamento se demoró mucho más de los 90 días que establece la propia ley, pero lo importante es que el gobierno del presidente Danilo Medina firmó el reglamento, aunque no se ha hecho público, según fuentes que pidieron el anonimato, con lo cual lo único que falta es la creación de la Dirección de Mecenazgo y del Consejo de Mecenazgo, fundamentalmente.

Los objetivos del reglamento son, a grosso modo, estimular la formación de profesionales de la creación artística, la gestión y gerencia de proyectos que impulsen la modernización del sector cultural.

También fomentar el coleccionismo público y privado, incentivar las donaciones económicas para programas culturales sin fines de lucro.

Otro objetivo menciona todas las manifestaciones del arte y la cultura en los cuales la ley pone énfasis al estimular el apadrinamiento y patrocinio de proyectos, propuestas y programas de investigación académica científica y cultural, así como la divulgación artística y cultural a través de a edición de publicaciones especializadas. Exposiciones de arte, concurso de arte, literatura, diseños de moda, teatro, ballet clásico, danza moderna y contemporánea, música clásica y popular, producciones audiovisuales o radiofónicas, cine documental con énfasis en contenido artístico, cultural y educativo; ferias de libro internacionales, bienales de arte, ferias de arte, de artesanía, foros, conferencias, cursos especializados, congresos nacionales e internacionales del ámbito del arte y la cultura.

Centro Cultural Perelló, en Baní (Fuente externa)

También promover las artes y la artesanía, la preservación restauración y puesta en valor de bienes muebles e inmuebles del patrimonio cultural de la nación. Desarrollar actividades que fortalezcan la productividad en la economía y la industria de la cultura.

La Ley estimula que las asociaciones y organizaciones públicas y privadas se acojan a la figura de gestión cultural conocida como el crowfounding o micromecenazgo, entendiendo que el monto más alto para cualquier gestión de micromecenazgo aprobado para un proyecto declarado de interés cultural, no podrá ser mayor a 50 mil dólares, y los artistas organizaciones, instituciones o empresas mypimes que se acojan a esta figura estarán sujetas a seguimiento, comprobación y observación del comportamiento de los recaudos y su tope de recaudación.

Podrán hacer solicitudes de proyectos para que sean declarados de interés cultural tanto autores de obras artísticas y literarias, de investigación y culturales, artistas gestores y animadores culturales. También asociaciones, fundaciones, clubes, museos, centros, casas de cultura y escuelas de bellas artes, entre otras entidades y personas interesadas con vocación cultural y artística.

Centro Cultural Mirador (Fuente externa)

La ley de Mecenazgo junto al Programa de proyectos culturales que descentraliza y democratiza el apoyo económico para hacer realidad proyectos hasta en los rincones más recónditos del país, son -seguramente- las dos herramientas fundamentales de la nueva ministra Carmen Heredia, junto a los designados viceministros Giovanny Cruz, Gamal Michelén y Bonny Cepeda, para llevar a cabo la Política Cultural diseñada desde la campaña presidencial.

Solo falta que el presidente nombre al director general de la Direccion de Mecenazgo y a los integrantes del Consejo de Mecenazgo. Ah y muy importante comenzar a tocar puertas, a reunirse con las grandes empresas del país, con las fundaciones y centros culturales, y promover esta, que es una de las leyes más avanzadas de Iberoamérica en su tipo.

(Continuará…)

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here