Nunca como ahora se hace imprescindible que la plancha ganadora de las elecciones de Acroarte organice su 1er Congreso.

En esa magna asamblea se podrá reflexionar, repensar, y poner las bases para el futuro de Acroarte, que ahora mismo en medio de los dimes y diretes de las elecciones se ve comprometido. Y el futuro del Premio Soberano, cuya credibilidad se recuperó en la directiva que termina su mandato, y ese es su mejor bandera.

El colega José Rafael Sosa junto a quien suscribe, hicimos la propuesta de organizar el congreso, cuando quienes se batían eran Emelyn Baldera y Cristina Liriano. Ambas se habían comprometido con hacerlo, sin embargo, aduciendo argumentos inconvenientes, no lo organizó la ganadora. Si se hubiese organizado, hoy no estaríamos donde estamos.

El sisma que afecta la credibilidad de las elecciones es más evidente que la falla de San Andrés, que divide a Los Ángeles.

Y si hay credibilidad para las elecciones, ¿quién cree que esto no afecte también la recuperada credibilidad del Premio Soberano?

Por otra parte, me pregunto, ¿qué puede haber de extraordinario que yo desconozco en las ansias de poder en Acroarte?

¿Qué hay de único, potente, mágico, en el hecho de afectar amistades, solidaridades, afectos en un sector tan pequeño a cambio de dirigir Acroarte?

Muchos de un bando y otro no se dan cuenta que cualquiera de los colegas que se encuentran en el otro bando puede ser mañana su jefe en la redacción de un periódico, en una emisora radial o en un canal televisivo.

La vida da cada vuelta, que solo la juventud desconoce esos giros misteriosos del destino.

Acroarte necesita paz, confianza, estabilidad, confraternidad, en una palabra: unidad. Y de eso no está siendo ejemplo ninguno de los dos bandos en la contienda.

Es por eso que quiero hacer mío también y adjunto mi firma al decálogo de puntos que aporta Sosa para recuperar las elecciones que hoy parecen andar al pairo entre dimes y diretes. Confieso que ayer mismo, al ver el estado de cosas había decidido no votar en la convocatoria que debe realizarse. Pero lo haría gracias a estos

10 puntos:

1.-La única salida es la segunda vuelta electoral, en la fecha que debe anunciar mañana lunes la Comisión Electoral, presidida por Carlos Cepeda Suriel, fundador de Acroarte y probado profesional de la comunicación, portador de una larga tradición de ética y militancia acroastista.

2.-No auto proclamarse ganador unilateralmente. No hay ganadores.

3.-No incidentar por ninguna razón, y retirar toda iniciativa judicial, confiando en el único organismo con capacidad de accionar hacia una solución.

4.-No presuponer acciones que no se han realizado.

5.-Reaccionar a hechos. No a sospechas.

6.-No apelar a noticias falsas que parten más del compromiso con un sector que con la realidad de los hechos. Desfigurar comunicacionalmente las acciones del otro bando, es el único camino seguro a una confrontación innecesaria.

7.-No alterar la realidad del empate, bajo ninguna consideración.

8.-No proclamar a nadie ganador hasta que se concluya la segunda vuelta.

9.-No involucrar, ni legal ni mediatiáticamente más a nadie  en el proceso fuera del ámbito acroartistico.

10.-Los tres pasos claves: Confiar. Esperar. Votar.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here