Los demandados, de espalda, durante la vista (Fuente: Instagram @Testigouno)

SD. La demanda interpuesta por el compositor Rafael Solano contra el comunicador Alvaro Arvelo Hijo y el director de la emisora La Z, Willy Rodríguez y el propietario de esta Bienvenido Rodríguez, se veía venir, pues desde hace años el popular comunicar de El Gobierno de la Mañana, viene afirmando que el autor de la pieza “Por Amor” no es Solano, sino el abogado y compositor Manuel Troncoso.

La difamación y la injuria, son daños que se hacen contra la moral de una persona. En este caso, Solano es uno de los más admirados compositores dominicanos y latinoamericanos, dueño de más de un tema de indiscutible huella en la cultura musical dominicana.

La pieza “Por Amor”, que cumpliera en noviembre del 2018 medio siglo de existencia en el ideario colectivo, y que originalmente fue grabada y defendida por Niní Cáfaro, ha sido versionada por Plácido Domingo, Marco Antonio Muñiz, Gloria Estefan, Vicky Carr y muchos más, y es ahora motivo de la demanda por una sistemática campaña de descrédito comenzada desde hace algunos años en la cabina del Gobierno de la Mañana.

En este tipo de demandas siempre hay que contar con expertos músicos, especializados en analizar el estilo, la morfología, el sello musical que define a un autor, así como el uso de recursos literarios utilizados en la composición y que son afines o no al autor de la letra. Si queda definido que la canción en litigio se encuentra dentro de los patrones estilísticos del compositor que la defiende como suya, no hay nada más que hablar.

Sería de gran utilidad pública que el juez que atiende la causa se haga asesorar por expertos neutrales, incluso traídos desde otros países, o a quienes se les puede enviar el tema y las demás canciones creadas a lo largo de su vida por el maestro Rafael Solano para que sea dilucidado el asunto.

Otro modo en que podría ser validada una acusación de este tipo sería si alguien mostrase como prueba un documento firmado por el supuesto autor, con la letra y la música escritas por él y registradas.

Este es un juicio de gran importancia para la cultura nacional. No se debe dejar de lado, ni tratar de apagar con medias tintas que lo que harían sería echar más lodo sobre la reputación del maestro Solano. Y luego, si se demuestra que no es suya, que devuelva lo ganado por la misma. Pero si se demuestra que es su obra, que caiga todo el peso de la Ley sobre quienes injurian y difaman ésta y otras personalidades de la cultura dominicana, como Juan Luis Guerra y José Antonio Rodríguez, de manera sistemática.

Según reporta en su cuenta de Instagram el periodista José Antonio Aybar, esta mañana asistieron a la audiencia tanto Solano como Arvelo y Willy Rodríguez, director de la emisora. La audiencia se realizó en la Octava Sala Penal del Juzgado de la Primera Instancia del Distrito Nacional. Según Aybar, la audiencia fue aplazada para el próximo jueves para escuchar a los testigos de la defensa, entre ellos a la periodista Consuelo Despradel.

Los abogados del maestro Solano, Laura Acosta y Nassef Perdomo piden una indemnización de 100 millones por daños y perjuicios.

Esperamos tu comentario