Venta de artesanías en la calle El Conde, Santo Domingo (Fuente Externa)

SD. Según el Banco Mundial la República Dominicana experimentó uno de los más drásticos descensos experimentados en el mundo entre 2015 y 2017 en cuanto a Recursos culturales y viajes de negocios, dentro del mundo del turismo.

Este pilar mide la disponibilidad de recursos culturales destinados en un sentido amplio, incluidos los sitios arqueológicos, instalaciones de entretenimiento y conferencias. En gran medida, este pilar capta cómo se promueven los recursos culturales en lugar del patrimonio cultural existente de un país.

Captura de pantalla de gráfico del Banco Mundial (Notaclave.com)

República Dominicana experimentó una tasa de decrecimiento promedio interanual de -4.11% para el período de 2015 a 2017. La República Árabe de Egipto tiene la tasa de crecimiento promedio anual más alta en 38.23% mientras que la República de Yemen tiene la más baja tasa de crecimiento promedio interanual de -7.68%.

República Dominicana descendió 16 escalones en el rango de los recursos culturales WEF y viajes de negocios, desde 2015 hasta 2017. Su última clasificación la encuentra en el sitio 94 de 136 países para 2017, año en el que China ocupó el primer puesto, mientras que Lesotho fue el país con el rango más bajo de 136.

Por otra parte, la Declaración Universal de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sobre la Diversidad Cultural señala que “la cultura adquiere formas diversas a través del tiempo y del espacio. Esta diversidad se manifiesta en la originalidad y la pluralidad de las identidades que caracterizan los grupos y las sociedades que componen la humanidad. Fuente de intercambios, de innovación y de creatividad, la diversidad cultural es, para el género humano, tan necesaria como la diversidad biológica para los organismos vivos”.

Es justamente esto lo que hace interesante e importante la mancuerna entre Turismo y Cultura, en un mundo en que el turismo crece anualmente en un 4%, según datos del 2016.

Piezas de la cultura taína en exhibición en el Centro León De Santiago (Foto: Alfonso Quiñones)

Un concepto en la mira

Entre los aspectos realmente de mayor posibilidad de miras al turismo, está la realidad histórica de que aquí comenzó el Nuevo Mundo.

Ese solo concepto bastaría para vivir de ese legado. Pero falta, entre otras cosas, invertir en el Patrimonio, crear museos en sitios importantes donde no los haya. Recrear momentos de la historia a través de puestas en escena, así como con el uso de elementos museográficos de punta.

Una de las cuestiones apremiantes en este ámbito es la necesidad de revolucionar el museo dominicano, con el uso de tecnología de punta, herramientas actuales, y museografía de avanzada. Hay museos del país donde hay que poner al frente jóvenes especialistas que sean capaces de erradicar prácticas obsoletas y estilos de trabajo alejados de los tiempos que vivimos.

Los museos son una de las fuentes más importantes de captación de turistas. Hoy día la mayoría se va sin saber que aquí se bailó la primera danza europea del Nuevo Mundo, que aquí se realizó la primera misa, que aquí, sencillamente, todo fue primero… Si eso mercadológicamente no es interesante, nada lo es.

Esperamos tu comentario