SANTO DOMINGO. La compositora cubana Mimi Korman, representada por la firma The Bobadillas Law Firm, interpuso una demanda federal en Estados Unidos contra el cantante español Julio Iglesias, ya que considera que sus derechos de autor han sido violados en la canción “Me olvidé de vivir”.

Quien más recientemente ha grabado este tema ha sido el cantante mexicano Alejandro Fernández, El Potrillo. También la han grabado Toño Rosario en merengue, Raulín Rodríguez en bachata, así como la orquesta Tropical de Florida en tiempo de cumbia, mientras Vicente Fernández y su hijo Alejandro Fernández la grabaron dúo. La versión de Julio Iglesias data de 1973. También Macaco grabó una simpática versión muy actualizada de la canción.

El propio Julio Iglesias cantó a dúo con el recientemente fallecido Johnny Hollyday una versión en español y francés allá por los inicios de los años 80.

Contra el cantante han llovido por estos días demandas de paternidad y hasta acusaciones de algunas de las muchachas que le han servido de coristas por lo de los besos del artista en el escenario.

Javier Sánchez Iglesias lleva 20 de sus 41 años de edad reclamando la paternidad del artista de 73 años. El valenciano respiró tranquilo a principios de este año cuando se admitieron las pruebas de ADN que abalaban en un 99,9% la relación entre el cantante y el denunciante.  Lo último que se sabe que parece haber una intención de obstruir la justicia y no recibir, como ha sido hasta ahora, las notificaciones que un juez le ha enviado a su residencia en España.

 

Julio Iglesias (Fuente Externa)

 

EL CASO ACTUAL

“No está en disputa que mi cliente sea la autora , sino que Julio Iglesias jamás le ha pagado un centavo”, dijo el abogado Fernando Bobadilla este martes tras poner la demanda en la Corte Federal del distrito sur de Florida.

Según el abogado, Mimi Korman por encargo del cantante español, compuso en 1978 una versión de la canción francesa “J’ai oublié de vivre”, de Jacques Revaux. Korman presentó un contrato al cantante en el que precisaba que ella cedía sus derechos a cambio de ciertas regalías.

“Él jamás reconoció el contrato, jamás le entregó un contrato firmado y jamás le pagó a mi clienta”, dijo Bobadilla quien afirmó, que Korman intentó sin éxito llegar a un acuerdo con él en varias ocasiones.

Al no haber un contrato firmado, asegura el abogado, “ella nunca cedió los derechos de autor a Julio Iglesias”, por lo que ahora “puede hacer este reclamo”. El abogado indicó que Korman está reclamando “todo lucro que haya creado esta canción en los últimos tres años, que van más allá de una simple regalía”.

Se desconoce si Iglesias ha pagado los derechos al verdadero autor de la canción francesa. Y aunque Mimi Korman es una versionista al español de la letra del original del francés, cabría preguntarse cuánto es lo que realmente le toca. Pues tal vez Iglesias le haya pagado por esto. Y si al negarse el artista a firmar con ella algún acuerdo, no estaría actuando bien, ya que los verdaderos derechos los sigue teniendo el autor francés del éxito.

Los especialistas dirán.

Mimi Korman sostuvo una agria disputa judicial con la emisora WQBA por supuestamente violar sus derechos al usar jingles realizados por ella para esa estación radial durante los años 70 y que seguían en uso, por los que también solicitaba pago de royalties.

Esperamos tu comentario

Alfonso Quiñones (Cuba, 1959). Periodista, poeta, culturólogo, productor de cine y del programa de TV Confabulaciones