El ‘hombre’ que profirió graves insultos racistas y amenazas al resto de pasajeros el jueves pasado en un vagón de Metro de Madrid y cuyo video reprodujo Nora Clave, acabó, como todos los cobardes, disculpándose.

El proyecto de espécimen neonazi, ataviado con una ropa de camuflaje, Blue jeans, botas, pelado bien bajito, se ha entregado en la comisaría de la Policía Nacional en Usera, donde ha sido detenido, según han informado fuentes policiales cuyas informaciones se han reproducido en medios españoles.

«Me cago en tus muertos, sudaca de mierda. Te piensas que eres algo en mi país, escoria. Porque eres una mujer, que si eres un hombre te desfiguro, te pinto hasta la bandera encima», profirió, entre otros insultos a una pasajera, al tiempo que la amenazó y retó al resto de usuarios del metro madrileño a recriminarle su compartamiento, según se le puede escuchar y ver en el vídeo que ha circulado profusamente en redes sociales.

«Si alguno tiene algo que decir que lo diga ahora, que le cojo y le reviento… A ver si alguno tiene los huevos bien puestos para decir algo», amenazó.

Los agentes de la Brigada Móvil en el Transporte abrieron pronto diligencias y le identificaron como Manuel S.-deberían poner sus nombres y apellidos completos-, de 43 años, vecino de Pozuelo de Alarcón. El viernes acudieron a su casa pero no le localizaron, dejándole una citación por delito de odio.

El sábado le dejaron un aviso ante la imposibilidad de acudir a detenerle por los problemas derivados de la nieve. Finalmente, el hombre acudió a una comisaría de Usera y se ha entregado, siendo detenido.

Ante los agentes, como es usual, se arrepintió de lo ocurrido y ha pedido disculpas a la víctima y al resto de pasajeros.

Puede ser condenado con pena de cárcel de seis meses a dos años.

Los países latinoamericanos deberían prohibirle viajar a estos, pues en ellos viven esos «sudacas de mierda» que él odia. Los delitos de odio deberían ser más duros. Entre otras cosas debería incluir una buena multa que fuese a las manos de la mujer latinoamericana a la cual fue dedicado el concierto de insultos.

Lamentablemente, este tipo de agresiones se han ido haciendo cada vez más sistemática en España. De hecho, entre algunos adolescentes es casi un deporte. El siguiente suceso, por ejemplo, ocurrió también en el metro hace tres meses.

Esa fue la agresión y estos los resultados:

Otro caso más provocó una respuesta del gobierno de Rafael Correa en su momento, en el 2007:

Muchos son los casos que se dan una y otra vez sin que se vislumbre el fin de los sentimientos racistas en algunos, especialmente contra los latinos, africanos y asiáticos, incluso contra los propios europeos del Este.

Hay más casos documentados. Contra asiáticos, africanos e incluso contra personas de Europa del Este. Nunca, claro está, contra ingleses o alemanes o franceses. Sería el colmo.

Se hacen cada vez más necesarias campañas que desalienten este tipo de actitudes. Incluso con la participación de personalidades latinas, africanas, asiáticas o de otros países, que pertenezcan al mundo del espectáculo, el deporte o las ciencias que puedan ser admirables para las nuevas generaciones de españoles.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here