Vibradores de diferentes diseños (Fuente externa)

Usted tiene derecho al placer sexual, y también a buscar libremente la forma de procurárselo. Los vibradores son artefactos para estimular la zona genital. Si desea hacer uso de uno, acá les doy algunos tips.

– Jamás use el vibrador sobre la piel mojada o en el agua. Si bien existen algunos fabricados precisamente para tales usos, esta ventaja siempre está especificada.

– Recorra su cuerpo con él, explorando varias zonas. Es importante ver cómo tolera la intensidad de las vibraciones, especialmente en las proximidades del clítoris. Ensaye variando la presión, los movimientos y la ubicación del vibrador. Si viene con diferentes accesorios, pruébelos. Tómese su tiempo, relájese y comience a aprender de qué manera reacciona su cuerpo a ese nuevo estímulo.

– Siempre use un lubricante y limpie bien su objeto sexual antes y después de usarlo.

– El vibrador debe ser de uso personal. No lo debe compartir con otras personas, ya que puede transmitir el VIH u otras infecciones de transmisión sexual.

– Existen zonas muy sensibles en el cuerpo sobre las cuales no es recomendable usar el vibrador directamente. Estas son casi siempre el clítoris y los senos. Si usted es muy sensible en estas zonas, aplique toques muy leves, apenas roces.

– Es recomendable iniciar el uso del vibrador en las zonas laterales de la vagina. Asimismo, es importante mantener lubricada el área. De lo contrario, se puede producir enrojecimiento, irritación y escozor.

– No use el vibrador sobre la piel inflamada o si tiene alguna erupción.

– No se preocupe por el tiempo que necesite para alcanzar el placer. Recuerde que su cuerpo tiene capacidad orgásmica, sólo necesita que lo estimulen.

Por otro lado, cuando las mujeres con disfunción orgásmica (lo que se llamaba antes frigidez) comienzan a trabajar con el vibrador, tienden a concentrar todo su interés en él, convirtiéndolo en su centro de atención. Esto es entendible porque la estimulación que proporciona es muy intensa; por eso debe recordar que no va a tener una relación con el vibrador, sino que va a usarlo para tener una experiencia sexual y los ingredientes de ésta incluyen la fantasía, las imágenes sexuales, la estimulación sensual (no sexual), el movimiento y aceptar los beneficios de la masturbación femenina.

Por último, es bueno recordar que es posible que la aplicación de este estímulo tan fuerte, directamente sobre áreas sensibles, produzca cierta insensibilidad momentánea. No se asuste, sólo cambie el tipo de toque y estimule otra zona por un momento hasta que desaparezca esa sensación.

Así como se dice que el perro es el mejor amigo del hombre, el vibrador es el mejor amigo del hombre para el sexo. Dura mucho, pero da afecto. Los varones odian que su mujer le traiga un vibrador a la cama ¿Por qué? Eso amerita otro artículo sobre vibradores y cómo los ven los hombres. Mientras tanto, relájese y disfrute. Cero culpas.

Esperamos tu comentario