Claudia Costin (Captura de pantalla)

La primera participación del +ultimo día de #ClaroTecEducacion, después de la bienvenida de Omar Acosta, vicepresidente de Mercadeo de Claro Dominicana, ha sido «COVID 19 y el futuro de la educación», brindada por Claudia Costin, autoridad latinoamericana en educación. Fue directora superior de Educación del Banco Mundial y ex Secretaria de Educación de Río de Janeiro, Brasil.

«Calidad no es un edificio muy lindo, una piscina o facilidades en grandes escuelas internacionales, lo importante es que hayan niñas y niños aprendiendo lo que tiene que aprender en cada edad», dijo en una de sus ideas principales.

Expresó que hasta el 2030 vamos a elevar el numero de jóvenes y adultos con habilidades técnicas para el emprendimiento que no van a pasar por la universidad.

América Latina está en el tercio inferior del ranking mundial, las habilidades importantes evaluadas por este examen PISA no sale muy bien. Chile esta e el tope de AL y RD, Argentina y Brasil no salen muy bien. El problema comienza temprano, muchos de los alumnos están en niveles insuficientes de lectura o matemáticas. De 8 a 9 años muchos ni siquiera se alfabetizan y no pueden leer, reconoció la experta.

Dijo que existe una gran desigualdad educacional en América Latina. Si éramos tan desiguales antes de la pandemia, ahora será peor, porque hay niños que están rodeados de libros, de conectividad, otros viven hacinados, padres con repertorio cultural más limitado con sus propias vivencias, los chances de incrementos de desigualdad son enormes. No es que vivimos solo una crisis de aprendizaje, sino una desigualdad educacional, potencialidad por la pandemia.

Hoy Chile demanda que los futuros maestros participen en todos los niveles sean dando clases o acompañando a los profesores titulares de las clases, manifestó.

Anunció que hacia el 2030 se perderán más de 2,000 millones de puestos de trabajo gracias a la Inteligencia Artificial. Dado esto, se requiere que las personas desarrollen habilidades que los robots no poseen, tales como: pensamiento crítico y resolución colaborativa de problemas con creatividad, entre otros.

Calidad de la educación quiere decir aprendizaje. Mencionó que hacia el 2030, la desigualdad social va a tender a crecer, y crecerá el riesgo de populismos, pues la mayor cantidad de la ciudadanía estará menos preparada.

Frente a esos desafíos, las tendencias de los sistemas educativos que tienen una mejor posición en PISA, hacen énfasis de solución colectiva de creatividad. Otra tendencia es la enseñanza híbrida.

 

Uno de los ítems en que América Latina sale peor es aplicar conceptos científicos en problemas de la realidad. Esto va a ganar fuerza en la post pandemia.

Hay que convertir a la Educación en un sistema que salga de los muros de las escuelas, que se haga también en la ciudad, en sus calles, y en las casas, expresó Costin.

Narró que en Inglaterra aun especialista llamado David Buckingham, experto creó cursos de alfabetización mediática para enseñar a los jóvenes, a leer en las medias, noticias, ds¡saber separar del hecho de la opinión, investigar si es cierto lo de las redes sociales, y asociado a eso es muy importante la cultura digital que no solo tiene que ver con saber utilizar los aparatos, sino en cómo usarlo en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Alertó que es necesario formar para la autonomía, el sueño de grandes educadores clásicos. Esto es mirar a los alumnos no como niños pequeños, sino viendo su potencial de ser protagonistas de su propio aprendizaje, sin obviar el rol de los maestros, que ayudarán al crecimiento y autorregulación de los niños. Enseñarles que serán protagonistas de comunidades interconectadas desde sus escuelas a la ciudadanía planetaria: el planeta y sus desafíos.

La experta se refirió al uso de la radio sobre todo en la Educación a distancia, virtual.  Así como otros medios, a través del uso de las redes sociales, mensajes de WhatsApp para las dudas, hacer videos para los niños más pequeños en los cuales mencionan los nombres de los niños y mantener la unión de los niños.

Nada sustituye la escuela para niños y adolescentes, reconoció Claudia Costin. Pero lo importante ahora es planificar el regreso a clases. Preparar los profesores, los padres, mejorar la infraestructura de la escuela, desde el punto de vista de las escuelas, sus baños, cocinas, comedores, etc.

Las estrategias del regreso a clases son diferentes según los países. Unos plantean que debe ser con los más grandes por la mayor conciencia de cuidado que tienen. Otros países plantean que los más pequeños, primero, pues permite que sus madres vayan a trabajar y ellos mismos tienen menor potencialidad de infección. Otros que escalonada, o rotativa… esto ocurrió en diálogo entre las autoridades de Salud y Educación, que crearon protocolos de Salud.

Propuso que en el regreso es importante la acogida, es decir el buen recibimiento de los profesores, donde haya espacio para la catarsis, donde compartan las particularidades de la cerrazón de la pandemia, luego con los niños. Y es interesante ese momento para hablar no solo de cosas tristes, sino del aprendizaje de nuevas maneras de enseñar y aprender. Destacar las capacidades desarrolladas de la autonomía en el aprendizaje.

La experta brasileña habló de la necesidad actual desde la virtualidad de una evaluación diagnóstica, donde se deben evaluar los aprendizajes, no para dar notas, sino para identificar como vamos a diagnosticar un sistema de recuperación de aprendizaje.

Es importante, según Costin, la búsqueda activa de los alumnos que no regresan. En Brasil el 28% de los jóvenes dijeron que no quieren volver a las clases. En tiempos de revolución 4.0 no tener al menos educación secundaria completada no los prepara para el futuro.

Concluyó con la idea de que el futuro nos plantea una educación híbrida, por ello es importante la aceleración de inclusión digital de alumnos y profesores. No basta con aprender a manejar computadoras, sino formar los maestros para la utilización de metodologias activas en el proceso de enseñanza, no tan tradicional, con más interacción, enseñando el pensamiento crítico.

Recomendó que una prioridad que no o parece es no seamos perfeccionistas, aprendamos a lo largo del proceso, el aprender haciendo. No es momento de decir lo hago perfecto o no hago nada. Lo otro, recomendó, teer una mirada especial y alternativas a la desigualdad social, por la falta de conectividad, no trabajar solo con online, y tampoco no trabajar solo con la radio o tv, sino con alternativas que lleguen a todos los hogares.

 

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here