El experto de Huawei, mientras exponía (Foto: Alfonso Quiñones)

Cuando sales a la calle, un viernes a las 4:00 de la tarde en medio del tapón y te das cuenta de la batalla campal por sálvese el que pueda, se te caen las alas del corazón, te pones escéptico porque piensas que la visita que acabas de hacer al futuro, es algo que probablemente no verán los dos millones y pico de habitantes de la ciudad de Santo Domingo. Eso, si no cambian la filosofía de vida, la voluntad política y la cultura ciudadana.

Sales caminando de la terminal de cruceros de Sans Soucí (devenido en sitio de eventos), gracias a la buena organización de Claro Tec, tomas el auto en el parqueo de la Academia Naval y un marino de uniforme y casco blanco da paso a los autos como el tuyo que salen de allí. Te incorporas al aluvión de carros de todas marcas, tipos y años. Es una masa compacta que va avanzando centímetro a centímetro, hasta llegar a la esquina donde debes doblar a la izquierda para seguir la margen este del río Ozama y cruzar el puente flotante. Logras hacerlo unos doce minutos después de haber salido, y te lanzas raudo por la margen oeste hacia la derecha, cruzas debajo de los puentes grandes y te cuelas por debajo del Juan Bosch, subes entonces a la izquierda y a duras penas te incorporas a los elevados. Pero lo logras y te sientes un vencedor. Seguirás por ahí unos 40 minutos hasta el trabajo de tu esposa, donde la debes recoger.

La charla sobre Ciudad Inteligente de Luis Guillot, del Centro Government Solutions Huawei Latam y experto en investigación, desarrollo de mercados y definición de estrategias en Latinoamérica, es no tan animada como interesante, porque permite asomarnos al futuro que ya existe en otros puntos del mundo.

Luis Guillot, vino invitado desde México (Foto: Alfonso Quiñones)

Lógico que se necesita para eso una voluntad política a prueba de primarias. Solo con una política de estado y un firme compromiso de todos los partidos y gobiernos es que sería posible implementar algo que, sin embargo, deben impulsar con mucho ahínco, como hace la telefónica Claro, el sector privado.

Guillot informó que hace cinco años casi nadie conocía la marca telefónica Huawei, de China, que emplea a más de 180 mil personas y con presencia en más de 170 países. Se dedica entre otras cosas a la investigación y desarrollo de tecnologías. En el 2018 terminó siendo la empresa 68 más grande del mundo.

Se trata, dijo, que nos encontramos en la 4ta Revolución Industrial. Analizó como han cambiado nuestros hábitos de consumo y de compra. Desde los alimentos hasta los coches. Puso ejemplos concretos de la vida real diaria de otros países, como en México donde él reside. «Las ciudades se van volviendo más inteligentes, siguen creciendo. Las experiencias de nosotros en nuestro vivir, en consumir las cosas, han cambiado. Recuerdo cuando era joven, compraba algo en la tienda en México, y no lo podía devolver. Hoy en día lo puedes devolver, lo puedes cambiar, puedes tener un descuento, puedes comprar en línea, te lo llevan a tu casa. Si no te gustó llega otra persona, lo recoges… nuestras costumbres han cambiado. Hoy día estoy seguro que cada uno de Uds. trae un celular, y no solamente un celular sino un teléfono inteligente, con el cual están conectados al trabajo, a los seres queridos, al equipo favorito…».

Una de las cosas que puso como ejemplo fue el aparcamiento inteligente. Algo que sería una gran bendición en nuestra caótica ciudad. En la ciudad de Yanbu, en Arabia Saudita, al usar la Inteligencia Artificial, la ciudad ha mejorado la utilización del estacionamiento en un 25% y reducido los costos laborales. El parqueo para asistir a un evento puede reservarse hasta con seis meses de antelación. Cuando llegas al mismo, según narró, sabes adonde tienes que dirigir tu coche y cuando te vas es que te cobra.

Mostró como el sistema Smart Streetlight es ideal para la construcción de ciudades inteligentes, ya que mediante este sistema, además de brindar iluminación, se ofrece información hasta de las carteleras, hay un monitoreo aéreo visual con videos de seguridad, lo que ofrece mayor confianza, y brinda cobertura de wifi.

El sistema, en ilustración

Se refirió a la Ciudad Inteligente del futuro, con todas las cosas, conectadas entre sí, con un gran Centro Operativo Inteligente, con el Managment de la Big Data, conexiones ubicuas y múltiples plataformas de conectividad oceánica, Plataforma SIG (Sistema de Información geográfica), la Plataforma de Comunicaciones Unificada (UC Platform), entre otras.

Cosas como estas suceden en la feria tecnológica de Claro Tec. Mal que no pudiste quedarte para el panel que había después donde se esperaba que participara la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), Claudia de Los Santos, a quien le hubieses preguntado por ejemplo, ¿por qué no se sincronizan los semáforos, bajo qué estudio han establecido que los representantes de la DIGESETT ‘facilitan’ el tráfico, cuándo llegará el futuro a Santo Domingo? ¿Se incluirá algo al respecto en el Plan estratégico Nacional para la Seguridad Vial de la República Dominicana 2021-2025?

Pero no puedes esperar, por que es el tapón el que te espera.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here