El cine lituano es prácticamente desconocido en República Dominicana.

Se trata de una cinematografía que se encuentra en pleno desarrollo, después de la separación de Lituania de la Unión Soviética, etapa en la que comenzó un difícil proceso de desarrollo autónomo, tras 50 años de pertenecer a un país que conculcó el desarrollo cultural de una identidad nacional de fuertes raíces.

En los últimos años tres filmes lituanos han tenido buena acogida: The Gambler, de Ignas Jonynas, filme seleccionado como la producción de Lituania para representar al país en la 87ª edición de los Premios Óscar, pero no clasificó a las nominaciones finales. Sin embargo, ganó numerosos premios en el circuito de festivales en Europa Central y del Este, incluido el Festival de Cine de Noches Negras de Tallin y el Festival Internacional de Cine de Varsovia, así como en los Premios del Cine de Lituania; también La fortaleza de las mariposas durmientes (Mieganciu drugeliu tvirtove, 2012), que obtuvo en los Lithuanian Film Awards (Lituania, 2012): los premios a Mejor Película (Geriausias filmas), Mejor Director, Mejor Actriz (Janina Lapinskaite) y Mejor Actriz de Reparto, también estuvo en la selección oficial del European Union Film Festival (2013, Hong Kong); y The Saint (Šventasis), de Andrius Blazevicius, que ganó cinco premios, incluidos los de Mejor Actor, Mejor Película y Mejor Actriz de Reparto, en los Premios del Cine Lituano en 2017.

Justamente de Algimantas Puipa, quien sin dudas es uno de los directores de cine lituanos más importantes de la actualidad, es el autor del nuevo drama La otra cara del silencio (Kita tylos pusė), que compite en la Selección Oficial del Riga International Film Festival de la Región del Mar Báltico, que se realizará del 17 al 27 de octubre próximos y que tuvo su estreno internacional en el festival internacional de cine escandinavo SCIFF, donde la película ganó los premios al Mejor Largometraje Internacional y al Mejor Actor.

La película, inspirada en el libro Bumblebee Honey (Hummelhonung) del escritor sueco Torgny Lindgren, es una historia breve pero intrigante sobre dos hermanos: Kasparas y Einaras. Sus casas están ubicadas en el mismo pueblo, en el mismo lago, junto al mismo bosque, pero su odio mutuo es tan fuerte que no pueden morir por miedo a perder la competencia que tienen entre los dos.

Ambos hermanos, cuando aún eran jóvenes, amaban a la misma mujer, Mina, que también los amaba. Ella era la esposa de un hermano y la amante del otro. Su hijo Lars, nació de ese amor. Cuando Lars fue asesinado, ambos hermanos fueron culpados por su muerte. Este trágico evento profundizó aún más la brecha entre los dos hermanos y se llevó de a viaje su amada Mina.

La película se rodó en Lituania entre noviembre de 2017 y abril de 2018 con un presupuesto de 680,000 EUR y fue producida por Uljana Kim, con sede en Vilna, Studio Uljana Kim, con financiación del Centro de Cine de Lituania.

Los papeles protagónicos son el famoso actor de cine y teatro Juozas Budraitis, dueño de una larga carrera actoral con 66 filmes a su haber y decenas de obras teatrales desde que debutara en 1966 y Viktorija Kuodytė y Povilas Stankus, conocidos por otra película de Algimantas Puipa, Jardín del Edén (Edeno Sodas) del 2015.

Créditos

Director: Algimantas Puipa
Guión: Jonas Cornell
Producción: Studio Uljana Kim, kim@lfc.lt
DP: Algimantas Mikutėnas
Diseñador de producción: Galius Kličius
Diseñadora de vestuario: Agnė Rimkutė
Elenco: Juozas Budraitis, Viktorija Kuodytė, Povilas Stankus, Asta Stankūnaitė

Esperamos tu comentario