Ilustración (Fuente externa)

A pesar de que llevamos casi un año viviendo en una pandemia, de momento solo el 1% de la población mundial se ha encontrado con el virus. Así lo anunció Alexander Gorelov, subdirector del Instituto Central de Investigación de Epidemiología del Servicio Federal de Supervisión de la Protección de los Derechos de los Consumidores y el Bienestar Humano (Rospotrebnadzor), durante una conferencia sobre la lucha contra el coronavirus y otras enfermedades infecciosas. Sin embargo, los científicos de hoy han estudiado el virus lo suficientemente bien como para ser optimistas sobre el futuro, según un artículo publicado este jueves 10 de diciembre en el periódico ruso MK.ru, heredero de Moskovsky Komzomolets.

Hasta la fecha, menos del 1% de la población mundial ha padecido el COVID-19, expresó Alexander Gorelov: “Hoy, en todos los países hay un fuerte aumento en la incidencia, y es difícil imaginar una situación diferente incluso en una situación en la que ya hubiéramos cruzado el umbral del 30 por ciento en el número de casos … Nadie duda del hecho de que COVID-19 tiene un fuerte impacto en la mortalidad en todos los grupos de edad en todos los países. Hoy en Rusia examinamos a 30 mil personas todos los días, y la mayoría de los casos en nuestro país son personas de entre 20 y 40 años».

Según el pronóstico de Gorelov, hasta un 30% de la población puede infectarse en las grandes áreas metropolitanas del país. De particular preocupación para los epidemiólogos es la situación de la posibilidad de infección simultánea por influenza y coronavirus. “En la actualidad, el 40% de las regiones han superado el umbral epidemiológico del SARS estacional y varios experimentos han demostrado que cuando la influenza se infecta con un coronavirus, la situación puede volverse mucho más complicada”, dijo Alexander Gorelov.

Renat Maksyutov, director general del Centro Científico Estatal de Virología y Biotecnología Vector de Rospotrebnadzor, dijo que hoy se sabe que mezclar un nuevo coronavirus con un virus de influenza estacional tiene las consecuencias más peligrosas, como lo demuestran los experimentos realizados en roedores experimentales. “La infección de hurones con coronavirus con la gripe estacional aumenta significativamente la gravedad de las manifestaciones de la gripe, incluyendo la muerte”, dice Maksyutov.

Como el reconocido virólogo, académico de la Academia de Ciencias de Rusia, jefe del departamento de la Primera Universidad Médica Estatal de Moscú, que lleva el nombre de I.M. Sechenov, el Ministerio de Salud de Rusia, Vitaly Zverev, ahora continúa el debate sobre si el nuevo coronavirus ha podido ser creado por el hombre: “Ya se han descifrado miles de secuencias no cleotínicas de la proteína SARS-CoV-2, y hasta ahora no hay evidencia de que el virus pudiera haber sido creado artificialmente. Al contrario, lo más probable es que nos viniera de los murciélagos».

Otro tema de preocupación para los científicos está asociado con la posible aparición de mutaciones más peligrosas del coronavirus. “Hoy en día se han secuenciado una gran cantidad de genomas del nuevo coronavirus, pero es obvio que la tendencia a la mutación en el SARS-CoV-2 es 30 veces menor que la del virus de la influenza, aunque un poco más que la del virus del sarampión. Recientemente, ha aparecido información sobre dos nuevas mutaciones peligrosas, pero no cambian la estructura de esas proteínas contra las que creamos medicamentos y vacunas».

Según Renat Maksyutov, en la actualidad se conocen más de 1400 mutaciones del SARS-CoV-2, y más de 1000 de ellas se han aislado en Rusia. Por ejemplo, una cepa que circula en Siberia tiene un aumento adicional de contagio. Pero, a pesar de la gran cantidad de mutaciones, no hay razón para decir que el virus haya cambiado mucho sus propiedades.

Sin embargo, enfatizó Zverev, hay otro problema: los coronavirus tienden a recombinarse con otros cuando ingresan a los organismos de otros animales, lo que significa que el nuevo Sars es capaz de generar sorpresas desagradables.

Sin embargo, Vadim Govorun, director general del Centro Científico y Clínico Federal de Medicina Física y Química de la FMBA de Rusia, señala que las mutaciones del coronavirus aún conducen a sustituciones significativas en los aminoácidos, lo que puede afectar las propiedades del virus: “Antes se decía que la reinfección es imposible, pero hoy es obvio para todos: es posible. Y cada vez hay más casos de este tipo «.

Los expertos de «Vector» encontraron que en casi todas las superficies el SARS-CoV-2 se puede almacenar durante más de 48 horas. En agua ordinaria y de mar, sobrevive bastante, pero en agua clorada muere inmediatamente. El tratamiento de superficies con desinfectantes también mata el virus. Otro descubrimiento: es posible aumentar significativamente la efectividad de las máscarillas impregnándolas con nanometales. Por ejemplo, las máscarillas impregnadas con nanopartículas de plata reducen la concentración de virus en más de 4 órdenes de magnitud. De las 227 sustancias naturales estudiadas por expertos para la actividad anti-coronavirus, chaga fue la más efectiva. Y el azul de metileno (habitual «azul») es recomendado por «Vector» en la práctica médica para el tratamiento de pacientes.

¿Cómo protegerse de complicaciones graves? El académico Zverev ofrece las medidas más simples: “Se sabe que las personas con enfermedades crónicas están en riesgo. Entonces, tenemos que lidiar con estas enfermedades. Controle la presión arterial, el azúcar en sangre, ponga en orden el sistema inmunológico», concluyó, según el reportaje publicado en MK.ru por la periodista Ekaterina Pichugina.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here