(Fuente externa)

Un equipo de investigadores chinos cree haber encontrado la segunda ‘llave’ con la que el coronavirus consigue penetrar en el cuerpo humano. Tal y como explican en un estudio publicado en la revista ‘Cell Research‘, han llevado a cabo una serie de experimentos con 22 proteínas diferentes con el objetivo de conseguir encontrar alguna en la que el virus entrara con facilidad y que se encontrara de manera abundante en las células pulmonares y bronquiales. Esta investigación tuvo un resultado concreto: la proteína de membrana AXL es tan eficiente para la penetración del covid-19 como en el caso de la ACE2.

El sábado pasado fue el primer aniversario de que la ciudad china de Wuhan se cerrara a cal y canto y aquellas primeras imágenes pasmosas de personas que caían muertas en las calles vacías, le dieran la vuelta al mundo. Un año después los científicos siguen trabajando contrarreloj tratando de entender el funcionamiento del coronavirus cuyo nacimiento sigue siendo un misterio.

La ciudad de Wuhan estuvo 76 días confinada, acumulando el 60% de los contagios chinos (unos 88.000) y más del 80% de los 4.635 fallecidos. Todo comenzó allí y la ciudad celebró la libertad tras el confinamiento. Recuperó la normalidad. Comercios y restaurantes abrieron, volvieron los turistas y devolvieron la esperanza de que era posible vencer al Covid 19. Solo sigue cerrado el mercado que supuestamente fue el epicentro de la epidemia que luego se transformó en pandemia. China ha sido el único país donde la economía creció en el 2020.

Este domingo la cifra es de 99.131.815 casos de infectados en todo el mundo, desde que todo comenzó. De ellos 2.127.884 han fallecido. China, según cifras oficiales, llegó a acumular, contando los casi mil que han brotado en estos días, 99.128 casos en total, dos veces menos que los 203.946 infectados que acumula República Dominicana.

Es muy importante para la ciencia, comprender la manera de actuar del SARS-CoV-2, para así conseguir frenar la pandemia.

Se sabe que los aerosoles son la principal vía de contagio, por lo que toser, estornudar, hablar o gritar en espacios cerrados se ha convertido en uno de los principales factores de transmisión del virus, aunque, en menor medida, también se transmite por contacto con superficies. Pero conocer exactamente cómo el virus se adhiere a la célula humana es básico para encontrar herramientas que cierren esas puertas de entrada al organismo.

Varios meses atrás, diferentes equipos científicos descubrieron que la manera en la que el virus penetraba al cuerpo era a través de su glicoproteína S, la espiga del virus, que se unía al receptor ACE2 del cuerpo humano, comenzando su contagio y reproducción en el organismo.

Los científicos sabían que en ese rompecabezas faltaban varias piezas y una fundamental era saber por qué los pulmones se ven tan severamente dañados cuando la proteína principal que infecta el virus es prácticamente residual en el tracto respiratorio.

El equipo investigador está conformado por Shuai Wang, Zongyang Qiu, Yingnan Hou, Xiya Deng, Wei Xu, Tingting Zheng, Peihan Wu, Shaofang Xie, Weixiang Bian, Chong Zhang, de la Zhejiang University School of Medicine, Hangzhou, Zhejiang; Zewei Sun, Kunpeng Liu, Chao Shan, del Instituto de Virología de Wuhan; Aifu Lin, Shibo Jiang, de la Fudan University de Shanghai; Youhua Xie, Qiang Zhou, Lu Lu, Jing Huang y Xu Li de Westlake University, Hangzhou, Zhejiang.

Tal parece que los científicos chinos podrían tener una respuesta al misterio. Los datos de secuenciación de ARN unicelular de 232.905 células individuales de los principales órganos adultos reveló que la ACE2 se expresa específicamente en los riñones y en el sistema digestivo, pero rara vez en órganos como los pulmones y la tráquea. Sin embargo, otros estudios indican que podrían existir otros receptores y/o correceptores importantes del huésped que permiten que se unan a diferentes elementos del SARS-CoV-2 S y que promuevan su entrada en las células del sistema respiratorio.

«El nivel de expresión de AXL está bien correlacionado con el nivel de SARS-CoV-2 en células de lavado broncoalveolar de pacientes con covid-19. Tomados en conjunto, nuestros hallazgos sugieren que AXL es un novedoso receptor candidato para el SARS-CoV-2 que puede desempeñar un papel importante en la promoción de la infección viral en el sistema respiratorio humano e indica que es un objetivo potencial para futuras estrategias de intervención clínica. Además, la eliminación de AXL reduce significativamente la infección por SARS-CoV-2 en células pulmonares H1299 y en células epiteliales pulmonares primarias humanas», explica el estudio.

El éxito de la investigación radica en el avance que significa entender cómo el covid-19 accede a nuestro cuerpo. Conocer exactamente cómo el coronavirus llega a las células humanas es fundamental para conseguir un remedio eficiente que acabe con esta enfermedad. De momento, la proteína de membrana AXL apunta importantes maneras para ser la segunda ‘llave’ del Covid 19 en su acción de contagio. Podría ser la vía de entrada del virus hacia nuestros pulmones y, en muchos casos, la responsable directa de los casos más graves registrados.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here