Hombre en silla de ruedas (Fuente externa)

Ramón Herminio Espinal Almonte, alias Milito, fue operado de urgencia. Le fue amputada la pierna que le quedaba. Y antes de entrar al salón de cirugías, un alma generosa le donó la silla de ruedas, nuevecita de paquete. Eso ocurrió enseguida que publicamos  su caso a través de las redes sociales y de este periódico digital. Pronto, la primera dama Raquel Arbaje se enteró del caso de este envejeciente, de una vez le escribió a Marlen Estrella, líder de el grupo que ha apoyado a don Milito, y se puso a la orden.

A través de Arbaje se logró que se cubran los costos de la cirugía. Y prometió gestionar con el Consejo Nacional de las Personas Envejecientes (Conape), medicamentos, atención médica y alimentos.

Por su parte el Conape se comunicó también con Estrella y de una vez prometieron dar todo el apoyo a este caso.

La noticia ha entusiasmado al #TeamMilito, integrado por Marlen Estrella, Alice Mañón Miolán, Paola Khoury y quien suscribe. Sentimos un profundo agradecimiento por la disposición de la Primera Dama para ayudar a resolver el caso del hombre nonagenario, que ya había perdido la pierna izquierda hacía tres meses, afectada por la caída de un tronco sobre su pie, que lo dejó arrastrándose por los surcos, desde los 16 años de edad.

Además, hubo que hacerle otro procedimiento quirúrgico a Milito en el Centro Cibao de Santiago, porque no estaba orinando. Finalmente este viernes 2 de julio ha sido de alta y ha regresado a Cotuí, su pueblo de toda la vida.

El veterano trabajador agrícola es un hombre más bien tímido, según la descripción de quienes lo conocen, aunque muy laborioso. «La comida diaria ha tenido que buscársela diariamente trabajando», ha mencionado su hermana Aurelina. Esto a pesar de ser un minusválido.

Una alma noble donó la silla de ruedas que le fue enviada hasta el Colmado Cordero, allá en el barrio Los Tocones, que ahora se llama Puerta Hermosa, en Cotuí. Así que ya don Milito tiene silla de ruedas para moverse dignamente dentro de sus limitaciones y, además, esa maravillosa ayuda con los medicamentos, atención médica y alimentos, lograda por la especial sensibilidad de la mujer más cercana al presidente Luis Abinader.

El #TeamMilito y seguramente él mismo y sus familiares han de agradecer a Raquel Arbaje por su rápida respuesta a este caso que consideramos resuelto.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here