Carátula de Llévate la Luna

Carlos Luis es un trovador renacentista en la época del dembow y el trap. Una rara Avis de la música que se hace sobre esta media isla.

Radicado en República Dominicana hace casi tres décadas, acaba de lanzar al mercado dos nuevos sencillos con temas inéditos, ambos con la orquestación de otro personaje llegado del Renacimiento también, pero mas barroco, primo lejano de Bach y radicado en Miami, Mike Porcel, uno de los músicos más talentosos que ha tenido Cuba y el que mejor ha sabido interpretar en la música, los ritmos secretos, las intensiones sonoras y la respiración  de la poesía de José Martí.

Así, Porcel ha hecho unos arreglos, dándole quizás por primera vez, la vestidura orquestal a la creación de Carlos Luis, muy diferente de las que ha mostrado hasta el momento en su anterior discografía.

Dice el artista que los cortes musicales se pueden encontrar en todas las plataformas digitales, disponibles para el público que se interesa por la obra de este compositor y cantante.

«Llévate la Luna», con letra y música de Carlos Luis, contó además con la mezcla y masterización de Alex Mansilla.

Carátula de Llévate la Luna (Foto: Pedro Bonilla)

El otro tema es «Demencia de amor», con letra de Rosalía Ramírez y música de Carlos Luis, y mezcla y masterización de Allan Leschhorn

Carátula de Demencia de amor, los autores de la canción (Foto servida)

Sobre Carlos Luis

Carlos Luis nació en Marianao, La Habana, en septiembre de 1960. Su padre le regaló la primera guitarra con la que comienza a acompañarse, al tiempo que se interesa en la literatura. Con ella se va a cumplir el servicio Militar Obligatorio. Al terminar esa etapa se mantiene en estrecha relación con colegas como Silvio Rodríguez, Noel Nicola, Amaury Pérez y un gran grupo de escritores, pintores, artesanos, actores, etc. Los datos los aportó el fallecido artista plástico Fernando Ureña Rib.

Gracias a Silvio Rodríguez conoce a Miriam Ramos y comienza una carrera profesional en firme. Comenzó a exponer lo que llevaba algún tiempo compuesto y se encontró con que era muy bien aceptado por los que hacían esa labor desde mucho antes.

Así comienza a llevar su arte como cantautor y guitarrista por muchos países de América Europa y a ser reconocido por el público y por sus compañeros como un compositor. Esas andanzas lo traen a República Dominicana donde viene a trabajar como invitado a una obra que presentaba Lourdes Ramírez con el Centro de Danza Contemporánea que se llamó “Sonámbulas”. Esa relación de trabajo con Yuyú, quien se convirtió en su esposa, le hace tomar la decisión de quedarse a vivir entre los dominicanos.

Su obra se ha escuchado en voces como la de Maridalia Hernández, José A. Rodríguez, Pavel Núñez, entre otros.

Su primer disco, que lleva como nombre “Después de amar”, fue producido y arreglado por el maestro Manuel Tejada, donde sobre sale el tema “Una más”. Luego grabó “Revelaciones”, donde aparecen artistas de renombre internacional como: Silvio Rodríguez y Frank Fernández y músicos de la talla de Jorge Taveras, Guarionex Aquino, Guillo Carías, Julian Fernández, Juan Francisco Ordóñez, Reynaldo Pérez, Wellington Valenzuela, etc.

Este juglar no ha parado de hacer música de una calidad extraordinaria, con cuidadas letras, casi siempre moviéndose en los temas románticos. De hecho los dos temas dados a conocer ahora, lo son, solo que con orquestaciones orquestales, que le dan una vestidura de traje de gala.

Esperamos tu comentario