Cardenal Jaime Ortega (Fuente externa)

El cardenal cubano Jaime Ortega y Alamino, se encuentra en estado muy grave desde la noche del sábado, según supo Nota Clave por fuentes cercanas al alto prelado. Según sus más cercanos colaboradores, el médico pasa a verlo a cada rato y tiene permanentemente un enfermero a su atención, mientras el actual Arzobispo de La Habana, Juan de la Caridad García Rodríguez, quien le ha sucedido en el cargo, se mantiene todo el tiempo a su lado y solamente se aparta para asearse.

La persona que por casi 35 años estuvo al frente de la Iglesia Católica en la mayor de las Antillas, padece un cáncer desde hace pocos años.

Desde inicios de la semana que concluye habían rumores sobre el estado de salud del Arzobispo Emérito de la Habana, a muy pocos días de haberle sido entregada la Distinción “Monseñor Carlos Manuel de Céspedes”, que otorga la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba a personalidades e instituciones católicas que, inspiradas en la fe cristiana, realizan una labor de evangelización en el ámbito de la cultura.

De acuerdo a la información publicada por la Parroquia San Antonio María Claret, el cardenal Ortega padece de un cáncer en estado terminal y desde la noche del sábado permanece “inconsciente y sedado” bajo vigilancia médica, y se espera su fallecimiento en cualquier momento, dice la cuenta de Facebook de esa parroquia.

Duarnte 35 años el Cardenal fue el Arzobispado de La Habana. Jaime Ortega y Alamino presentó su renuncia al papa Benedicto XVI el 18 de octubre de 2011, tal y como estipula el Canon 401 párrafo 1 del Código de Derecho Canónico, que establece la presentación de la renuncia al cumplir 75 años, pero la aceptación de esta llegó solamente en el año 2016 de manos del papa Francisco, cuando ya el cardenal estaba padeciendo el cáncer.

Por decisión de la Comisión de Obispos Católicos de Cuba el cardenal Ortega estableció su residencia en el Centro Cultural P. Félix Varela (antigua sede del Seminario San Carlos y San Ambrosio), desde donde ha continuado sirviendo a la Iglesia “con la oración y su experiencia”.

La Iglesia Católica cubana ha pedido que se eleven oraciones por el alma del Cardenal Ortega, para “que se haga la Voluntad de Dios con el menor sufrimiento para él y su familia”.

Al frente de la Iglesia cubana recibió a los Papas Juan Pablo II, Benedicto XVI y Francisco, durante sus respectivas visitas pastorales a Cuba. Así mismo jugó un rol importantísimo en la mediación de la iglesia con el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba, propiciado por el expresidente Barack Obama.

Algunos datos biográficos

Nacido en Jaguey Grande, provincia Matanzas, Cuba, el 18 de octubre de 1936, es el arzobispo emérito de la Arquidiócesis de La Habana, Cuba, y fue ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1964; arzobispo el 14 de junio de 1979, y finalmente elevado a cardenal el 26 de noviembre de 1994.

Su niñez y juventud transcurrió en la ciudad de Matanzas, donde cursó la primaria y se graduó de bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza. Luego, ingresó en el Seminario diocesano para cursar sus estudios de sacerdote. En 1960 comenzó sus estudios teológicos en el Seminario de las Misiones Extranjeras de Montreal, Canadá, y fue ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1964, en Matanzas.

En 1966, Ortega fue llevado a los campamentos de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP), conocidos campos de concentración de trabajo forzado, una de las páginas más oscuras y terribles de la Revolución Cubana, por donde también pasaron, castigados por homosexualidad, por ser religiosos o por «blandenguerías pequeño burguesas», entre otras razones, figuras como el trovador Pablo Milanés y los intelectuales Armando Suárez del Villar y Felix Luis Viera, entre muchos otros, donde Ortega permaneció internado ocho meses.

En el Año Jubilar 2000, presidió como Delegado Especial del Santo Padre, el Congreso Eucarístico Nacional de El Salvador, Centro América, y presidió el II Congreso Eucarístico de La Habana, que pudo realizarse, con algunas celebraciones públicas, los días 8, 9 y 10 de diciembre de ese año.

El Cardenal Jaime Ortega ha sido Presidente de la Comisiòn Episcopal Cubana en tres períodos consecutivos (1988-1998), y nuevamente de 2001 a 2004. En calidad de tal participó en la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo. Actualmente es miembro del Comité Permanente de la Comisión Episcopal Cubana, y presidente de su Comisión de pastoral social. A pesar de las restricciones existentes en Cuba, el 8 de septiembre de 1993, Jaime Ortega, junto al arzobispo de Santiago de Cuba Pedro Claro Meurice Estiu y los obispos de las distintas arquidiócesis de Cuba dieron a conocer el documento conocido como Carta Pastoral El Amor todo lo espera, la cual levantó duras críticas por parte del gobierno, así como duros ataques por parte de la prensa oficial, la cual sin embargo nunca publicó dicho documento.

Esperamos tu comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here